Angel Sanctuary
Comparte con tus amigos










Enviar

Angel Sanctuary es un manga del género shojo (audiencia femenina adolescente), sin embargo, cuenta con tanta acción, violencia y un contenido tan complejo que cualquier persona que le apasione el shonen (audiencia masculina adolescente) podrá disfrutarlo y apreciarlo en todo su esplendor.

Angel Sanctuary: La trama. Ángeles y Demonios.
La historia que este manga nos ofrece es la siguiente: Alexiel, uno de los Ángeles más importantes de Dios, se rebeló dirigiendo un ataque contra el Cielo con ayuda de los demonios y perdió esa guerra. Como castigo se le condenó a ser separada en cuerpo y espíritu. El cuerpo se quedaría bajo custodia, mientras que su alma renacería como la de un ser humano y en cada encarnación estaba predestinada a vivir una vida desdichada y morir trágicamente de joven.

En esta vida ella es Setsuna Mudo, un chico de instituto que se pasa la vida metido en pandillas y en busca de jaleos. Pero su mayor problema es que se encuentra enamorado de su hermana Sara (sí, su hermana biológica), pero sin él saberlo todavía, Sara también siente lo mismo por él. Este es el principal motivo por el que sus padres se separan y no les permitirán tener contacto; aunque ellos se siguen viendo a escondidas. Por si fuera poco los problemas de Setsuna no han hecho más que empezar…

Dios se encuentra “desaparecido”, por lo que quien dirige actualmente el cielo es Sevotarte, un temible dictador. Viendo la situación tan problemática que existe, un ángel llamado Katan decide (ilegalmente) revivir a Rosiel (hermano gemelo de Alexiel) para que retome las riendas del Cielo. Rosiel había sido encerrado en lo más profundo de la Tierra por Alexiel cuando se enfrentaron en la pasada guerra. Sin embargo, Rosiel no está interesado en regresar al Cielo tan rápidamente. Desea encontrar antes el alma de Alexiel para enfrentarla y obligarla a que lo quiera.

Los demonios, por su parte, no se quedan atrás y un par de ellos, Kurai (la princesa del Infierno) y su prima Aracne, deciden ir tras Alexiel, para que, nuevamente, lidere una segunda guerra y puedan invadir el Cielo y eliminar a Dios y los Ángeles. Ya que la misma Alexiel comprobó siglos atrás que los Ángeles no son mejores que los demonios… cuando, en una ocasión, invadieron el Infierno matando y abusando de muchos de ellos. Viendo esto, Alexiel había tomado la decisión de que el mundo debería existir sin Dios.

Así, pues, Setsuna se ve en medio de todos estos conflictos: sus problemas familiares (su madre lo detesta y su padre pasa de él), el amor que siente por su hermana (que es consciente que es algo que no debe realizar), los líos en el instituto… Y ahora perseguido por Ángeles y demonios que sólo buscan la reencarnación de Alexiel a costa de su propia vida. Más adelante deberá además proteger la vida de Sara y hasta la salvación del mundo recaerá en sus hombros.

Valoración.
Si les parece complicada toda la historia que acabo de exponer, he de decir que tan sólo he tocado la superficie de esta. Lo que nos espera luego es un denso y complicado relato que abarca el mundo terrenal, los siete niveles del Infierno y los siete niveles del Cielo. Conoceremos a muchísimos personajes que van desde los Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael… hasta el mismo Lucifer. De hecho, habrá como mínimo unos 20 protagonistas principales. Sin mencionar la enorme cantidad de personajes secundarios.

Una cosa que hay que tener en mente a la hora de leer este manga es que, como se deja notar, hay que ser una persona de mente abierta y libre de prejuicios. Se tratan temas que van desde el incesto, drogas, maltrato y homosexualidad, además de “jugar” con todo tipo de conceptos religiosos.

Algo que distingue esta historia sobre cualquier otra es que nada es blanco o negro… más bien se trata de gris y todas las tonalidades posibles. Si bien Setsuna es el protagonista y el “héroe” de la historia, está bastante lejos de ser perfecto. Los demonios no son precisamente del todo malos, les ha tocado sufrir muchísimo y han sido víctimas tanto de los Ángeles como de los humanos. Los Ángeles, por otra parte y en su mayoría, son unos egocéntricos, superficiales y abusan de su poder y de sus rangos tanto con los demonios y los humanos, como entre ellos mismos. Incluso nos daremos cuenta, más adentrados en la historia, que ni siquiera Dios y Lucifer son lo que aparentan.

El dibujo del manga es hermoso. Esa es la palabra correcta. Hermoso en más de un sentido. En el sentido práctico de la palabra ya que no existe ningún personaje desagradable a la vista, sus facciones, cuerpos, cabellos y hasta los trajes hacen que parezcan “muñecas de porcelana”. Por otra parte, incluso los monstruos que llegan a aparecer y las escenas de acción y violencia (nos encontraremos desde desmembramientos hasta decapitaciones) en su gran mayoría están muy bien logrados. Algo que te hace apreciar hasta lo “bello” en estos puntos. Otra cosa más a resaltar, y quizás lo que más llame la atención, es el cuidado por el detalle, sobre todo, en los trajes (que serían dignos de ser llevados a la vida real por algún diseñador) y las alas de los Ángeles (donde se puede apreciar cada pluma). Espectacular ambas características.

Conclusión.
Angel Sanctuary no es un manga para todos dado lo sensitivo del contenido. Sin embargo, para lo que busquen algo completamente fuera de lo habitual, y que quieran satisfacer el deseo de una gran historia, no existe una mejor opción. El manga se compone de 20 tomos y existen también 3 OVA’s que narran, de manera general, el primer tomo.