Victor Frankenstein
Comparte con tus amigos










Enviar

En plena era de remakes, secuelas y re-adaptaciones, Max Landis volvió a adaptar en 2015 el mito de Mary Shelley. Lo hizo bajo el prisma del ‘Sherlock Holmes’ de Guy Ritchie y con la pareja James McAvoy y Daniel Radcliffe como padres del legendario monstruo. Paul McGuigan dirige esta nueva versión en la que veremos el renacer del monstruo de Frankenstein y su origen en… ‘Victor Frankenstein’.

“¡Vive!”.-Victor Frankenstein.

victor-frankenstein-climax

Crítica de Victor Frankenstein

Este film es otra nueva adaptación del personaje creado por Mary Shelley, un film que se estrenó en cines españoles con bastante retraso respecto a Estados Unidos. De hecho, esta película de Paul McGuigan se pudo adquirir en completo español en formato doméstico en diversos países de Europa. A buen seguro que esto afectó a su taquillaje en nuestro país.

El guionista es Max Landis al que conocemos por sus guiones de Chronicle(Josh Trank, 2012) y American Ultra(Nima Nourizadeh, 2015). Aquí Landis coge lo indispensable de la novela de Shelley y le mete un “chute de esteroides”. Además, para “modernizar” una historia ya conocida (tanto a nivel literario como cinéfilo) se introducen algunos cambios como, por ejemplo: presentar y cambiar el origen de Igor (el ayudante de Frankenstein más conocido a nivel popular), introducir también otros aspectos que no se vieron en la legendaria versión de James Whale (el agente de Scotland Yard, Turpin, un fanático religioso que ve la obra de Frankenstein como un atentado contra la obra de Dios), o ese Frankenstein más impulsivo y más participe en la acción.

victor-frankenstein-mono

A través de la más que decente dirección de Paul McGuigan (cercanísimo al estilo de Guy Ritchie en Sherlock Holmes) se nos presenta una cinta más que correcta, con nulas pretensiones, pero que cuenta con dos protagonistas bastante bien definidos. En este sentido, méritos para James McAvoy que entrega un Frankenstein que, en ocasiones, roza el histrionismo, pero el británico finalmente logra esquivar el ridículo en no pocas ocasiones… y más sorprendente resulta Daniel Radcliffe, quien antaño fuera Harry Potter, resuelve con bastante eficacia su rol de ayudante de Frankenstein (Igor). No obstante, la historia de amor entre él y Lorelei (Jessica Brown Findlay) resulta un tanto forzada e intenta quitar interés a la historia principal. De Andrew Scott simplemente decir que su personaje se acerca más a una caricatura que a un detective que investiga un caso.

Todo lo anterior se ve envuelto en una buena factura técnica, un montaje adecuado (ni aburrido ni lento) y la espectacular BSO de Craig Armstrong, quien creo que eleva el material un poco más si cabe, gracias a su portentosa banda sonora, entre lo gótico y lo moderno. Así pues, tenemos un producto que dista bastante de lo que dijeron las críticas en su día. No es malo pero tampoco es una excelente película. Es un producto ameno, decente y lo suficientemente loable.

“¡Esta es una casa de hombres razonables y usted viene con Dios de su parte, no es bienvenido!”.-Victor Frankenstein.

victor-frankenstein-experimento

En conclusión.
Distando de la supuesta mediocridad que tanto se ha dicho, cierro esta crítica de Victor Frankenstein afirmando que es un producto entretenido y correcto. Una película que ofrece una visión radicalmente diferente a lo que se nos ha mostrado en muchas ocasiones. Sus dos personajes principales, su factura técnica y su enorme banda sonora, la convierten en un producto recomendable si uno se sienta a verla sin prejuicios.

Tráiler de Victor Frankenstein