Viaje al centro de la Tierra (2008)
Comparte con tus amigos










Enviar

Este film recrea un aura de espíritu aventurero al más puro estilo de Walt Disney. ‘Viaje al Centro de la Tierra’ es una cinta que tardó dos años en estrenarse aún habiendo estado acabada. ¿El motivo? Sigue leyendo, te lo contamos a continuación, estimado lector…

Viaje al Centro de la Tierra

La trama: El libro de Julio Verne.
Trevor Anderson es un científico que da clases, sin demasiado éxito, sobre la vulcanología (el estudio de los volcanes, la lava, el magma y otros fenómenos geológicos relacionados). Trevor sigue soñando, de vez en cuando, con su hermano (Max). Un hermano que desapareció en una expedición varios años atrás. Un buen día, su cuñada (Elizabeth), le llama para decirle que  va a llevarle a su hijo (su sobrino, Sean) unos días a su casa para que estrechen lazos familiares. Junto a su sobrino le deja una caja de pertenencias de Max porque cree que él es la persona más idónea para poseerlas. Entre dichas pertenencias hay un libro de Julio Verne con multitud de anotaciones en cada página. Más que un libro parece una especie de diario y cuaderno de Bitácora. La aventura acaba de comenzar…

Viaje al Centro de la Tierra

Crítica de Viaje al centro de la Tierra (2008)

Decía al principio que ‘Viaje al Centro de la Tierra’  tardó casi dos años en estrenarse una vez filmada. Eso se debió a que la cinta fue una producción pensada y diseñada para las 3-D. Sí, las típicas producciones que te dan unas gafas polarizadas al entrar en el cine. El objetivo es obtener una sensación de tridimensionalidad que te deja con la boca abierta. Todas las escenas están pensadas para ello. Para que podamos ver como una simple pelota lanzada hacia la pantalla parece que vaya a impactar en nuestras caras. De esta forma, cuando los protagonistas estén en el centro de la Tierra encontrarán miles de peligros que pondrán de manifiesto las cualidades de las 3D. Aquí se consigue una gran sensación. Por ejemplo: en las escapadas del vagón parece que va a descarrilar comiéndonos todos los pedrolos que se aproximen a la pantalla…

Y en eso radicó el tema de retrasar el estreno dos años. Parece ser que, en ese periodo de tiempo, la cantidad de salas de cine en USA que se adaptaron al formato digital 3D aumentó tan considerablemente que fue el momento apropiado para estrenar la cinta. Imaginar que este film fue rodado antes que la tercera parte de ‘La Momia’, en la que también intervino Brendan Fraser. Sin embargo, la película de la momia fue estrenada antes. El propio Fraser lo dejó claro en una entrevista. El actor declaró: “Si la vas a ver sin el uso de las 3 dimensiones, no lo hagas. Coge un avión y vete a Londres o USA que allí si la podrás ver en 3D”.

Viaje al Centro de la Tierra

Entrando en el film, cabe decir que estamos ante una película claramente familiar y enfocada principalmente a los más pequeños. Una cinta con escenas imposibles a la par que muy divertidas. Persecuciones, descarrilamientos, caídas varias e incluso vuelos son la tónica de este viaje. Si la vemos con la mente consciente de que no vamos a encontrar ni un ápice de realismo ni de sentido común en pantalla, entonces, tendremos más posibilidades de disfrutarla. Y vista así resulta muy divertida.

Durante todo el metraje se hace mucho hincapié en la novela de Julio Verne ‘Viaje al centro de la Tierra’. Esta obra la llevan entre sus pertenencias los protagonistas. Lo sorprendente es que van observando atónitos como todo lo que Verne describe parece ser lo que están viendo. Así pues, llegan a la conclusión de que no es una novela inventada por una mente privilegiada… sino que realmente alguien tuvo que bajar al centro de la Tierra y poder así contar todo lo que observó.

Resaltar que tan sólo veremos a tres actores principales. Ellos son Brendan Fraser (Trevor Anderson), un joven Josh Hutcherson (Sean Anderson) y la guía, Anita Briem (Hannah Ásgeirsson). Fraser, Hutcherson y Briem se irán moviendo e interactuando por los diferentes decorados. Esta tripleta lo hace bastante bien. Destaca especialmente un Brendan Fraser que, por aquella época, te podía hacer un film serio como Crash’ (Paul Haggis, 2004) y luego hacerte una comedia familiar y loca como esta.

Viaje al Centro de la Tierra

Conclusiones.
Finalizo esta crítica de Viaje al centro de la Tierra (2008). Aquí encontramos un pasatiempo claramente familiar. Una película divertida y apta para cualquier edad. No sólo eso, sino que el añadido de las 3 dimensiones resulta toda una gozada, la verdad. Eso sí, no esperes demasiada similitud con la obra de Julio Verne en la que se basa la idea del film… porque son dos conceptos totalmente diferentes.

Tráiler de Viaje al centro de la Tierra (2008)