Tracers
Comparte con tus amigos










Enviar

Más o menos os puedo definir el parkour como el arte del desplazamiento rápido y eficiente, mediante técnicas como volteretas, saltos y escalada (el arte del movimiento y el movimiento del arte combinados). Es tiempo de que Taylor Lautner convierta NY en su pista particular. Es tiempo de… ‘Tracers’.

“En el parkour no hay reglas”.-Miller.

tracers-salto

Crítica de Tracers

La verdad que ‘Tracers’ forma parte de esas películas de las que no esperas nada, o casi nada, y al final terminas pasando con ellas un entretenido rato de evasión sin mayores pretensiones. La cinta, dirigida por nuestro compatriota Daniel Benmayor (también tenemos a Lucas Vidal en la BSO), se pasa volando “y corriendo” por su acertado ritmo e incide toda ella en la disciplina del parkour, es decir, estamos ante un film en el que la trama de robos y atracos está puesta toda ella al servicio del “movimiento urbano”, para que veamos como se lucen los jóvenes protagonistas (algunos de ellos practicantes habituales del “desplazamiento rápido”).

Teniendo en cuenta lo que acabo de comentar, ‘Tracers’ se puede comparar (salvando las distancias) con films como Le llaman Bodhi (Kathryn Bigelow, 1991), o ‘Salto al peligro’ (John Badham, 1994), y claro, con su “ascendiente” francés, ‘Yamakasi’ (Ariel Zeitoun y Julien Seri, 2001). Es decir, estamos ante películas en las que la exaltación del deporte (surf, paracaidismo y parkour) es lo principal.

tracers-huyendo

Como consecuencia de todo lo anterior, lo más destacado de ‘Tracers’ son las vivísimas escenas en las que vemos a Taylor Lautner y amiguetes correr, saltar, escalar… aquí Daniel Benmayor se luce filmando unas buenas escenas de parkour e incluso de bicicletas (las del principio del film). Benmayor nos regala todo tipo de escenas en las que destacan los planos generales del grupo que le quedan francamente bien.

Es importante resaltar que tanto director como actores huyeron de cualquier tipo de trampas, tales como: cables y demás parafernalia… y procuraron rodar el film lo más honestamente posible, de hecho, el propio Lautner completó el 90-95% de sus escenas (las no completadas fueron ya por imposición de seguros y demás). Esto es algo que valoro muy positivamente pues honra a la película y a todo su equipo.

tracers-bicicleta

Estando así las cosas, lo de menos en la película es el libreto. Un libreto que, sobre la trama principal de robos y atracos, adhiere también otras tres subtramas sin que el producto tienda a resentirse. Así, tenemos también el triste pasado del protagonista, su acoso por unos prestamistas chinos y, finalmente, el típico romance que no puede faltar.

Ahora bien, en el guión hay detalles que chirrían, o que se nota claramente que no están todo lo bien rematados/trabajados que podrían haber estado… no puedo especificar más porque sería “spoilear” la película y a esto no es a lo nos dedicamos en Cineycine. Basta con decir que cualquiera que la vea se dará cuenta de lo que acabo de comentar en esta crítica de Tracers.

tracers-nikki

“Esto es un rollo peligroso. Puedes hacerte daño si no controlas”. ¡Yamakasi!

Entrando en el reparto del film, suele pasar que los integrantes de las bandas/grupos de este tipo de películas “deportivas” caigan mal por ir de sobrados, o estar especialmente flipados… No es el caso de esta cinta en la que, quitando alguna frase un tanto “flipante”, los jóvenes protagonistas caen bastante bien.

Al frente del reparto nos encontramos a Taylor Lautner que interpreta a Cam, un joven de triste pasado familiar que, acosado por las deudas, se ve impulsado a unirse a la banda de los “traceurs”. La verdad que Lautner es un chaval que me cae en gracia y que en este film lleva a cabo una interpretación más física que otra cosa logrando su objetivo. A su lado, y como rostros más conocidos, tenemos a Marie Avgeropoulos como Nikki (su interés romántico), Rafi Gavron como Dylan (el hermano mayor de Marie) y, finalmente, nos encontramos al inglés Adam Rayner dando vida a Miller (el jefe de la banda y organizador de todos los golpes). Decir que todos están bastante correctos en sus roles sin mayores problemas.

tracers-robo

En conclusión.
Que nadie espere que ‘Tracers’ sea ‘Lo que el viento se llevó’… no se trata de eso. Se trata simplemente de echar un rato con una película de “consumo rápido” en la que las carreras, piruetas y saltos de los protagonistas son lo más importante y por encima de cualquier cosa. Y en este punto el film cumple. No hay más que pedirle y tampoco sería justo hacerlo.

Tráiler de Tracers