Torrente 5: Operación Eurovegas
Comparte con tus amigos










Enviar

Torrente, “el héroe español”, regresó por quinta vez para regalarnos una gamberra y divertida cita en el cine. Ya nada es como antes, pero “el héroe” sigue fiel a su casposa mitología y ahora piensa en asaltar un casino con una pandilla de incompetentes. Señoras y señores hagan juego y sean ¡bienvenidos a… ‘Torrente 5: Operación Eurovegas’!

“¿Nos hacemos… unas pajillas?”.-José Luis Torrente.

Crítica de Torrente 5: Operación Eurovegas

En 2014 Santiago Segura volvió a resucitar a su “otro yo” (José Luis Torrente) para una nueva entrega de la exitosa “franquicia Torrentina”. A estas alturas ya nadie puede llevarse a engaño sobre el tipo de producto que se va a encontrar aquí, y es que básicamente la película repite los esquemas de las anteriores pero mejorando ciertos aspectos… porque si algo funciona estupendamente en taquilla “¿para qué cambiarlo?”… Así pues, nos volvemos a encontrar con el casposo Torrente que, fiel a su mitología, se vuelve a erigir en líder de una banda de coleguillas incompetentes para meterse en un estrambótico lío de difícil salida. Todo ello aderezado con los correspondientes cameos de famosos/as. Como debe ser en esta saga.

Segura también se ocupa del guión del film y, en esta ocasión, hizo una especie de parodia grotesca de la película ‘Ocean´s Eleven’ (citada con todas las de la ley en la propia cinta) a la vez que, de manera bastante hábil, fue colando temas de la España actual siempre tocados con un gran sentido del humor que provocan más de una carcajada (el ascenso de cierto partido de reciente creación, la independencia catalana, las subidas del IVA… y claro, llevando la coletilla que llevaba el film –“Operación Eurovegas”– no podían faltar tampoco las referencias a aquel “millonetis” llamado Sheldon Adelson…).

Estas películas de Torrente no serán “obras maestras”, pero desde luego que con ellas siempre tienes carcajadas garantizadas, tanto viéndolas como luego recordándolas con los colegas. Carcajadas provocadas por el propio Torrente, por las surrealistas situaciones que en ellas se dan y por los esperpénticos personajes que se dejan ver. A mi modo de ver esto siempre ha sido un buen tanto a favor de estas películas.

torrente-5-carlos-areces

Al margen del humor (¡ojo! un humor que es como el personaje, esto es, grotesco, chabacano, machista… que ya nos es bien conocido a los espectadores de la franquicia) siempre me ha llamado la atención en estas películas lo bien que Segura retrata los ambientes de roña y escatología (recordar el cochambroso piso en el que vivía con su padre en la primera película), y el buen tino con el que filma las escenas de acción. Escenas todas ellas muy logradas, y “T5” no es una excepción, pudiendo encontrar espectaculares volcaduras de coches que poco o nada tienen que envidiar a producciones norteamericanas de acción.

Ahora bien, tal y como expuse en el primer párrafo, las novedades o la innovación resulta casi nula… estamos ante un producto ya visto y repetido que se sirve de un “disfraz diferente” para volver a insistir en situaciones ya vistas con algunas novedades. En consecuencia, el público potencial de esta cinta es todo aquel que disfrutó con las anteriores y al que Santiago Segura le ofrece nuevos disparates de su icónico personaje.

En la BSO destacan las canciones de los títulos de crédito iniciales y finales. La primera se titula “Eurovegas” y es cantada por Mónica Naranjo. La segunda lleva por título “Chirigota Torrentina” y de su interpretación se ocuparon Joaquín Sabina y el propio Santiago Segura.

torrente-5-agujero

Respecto a las “interpretaciones” cabe decir que, lógicamente, quién más destaca es el propio Santiago Segura que con el disfraz del grosero y escatológico José Luis Torrente se siente en su salsa. Pero bueno, además de Segura quisiera llamar la atención sobre Carlos Areces que bordó un papel de esos de tipo rarillo, de esos individuos “extraños” que le hacen sentir a uno incómodo porque no sabes por dónde te pueden salir. También es justo citar los esfuerzos del fichaje estrella de esta entrega: Alec Baldwin. Un Baldwin que se atreve bastantes veces a chapurrear el español, unas ocasiones con acierto y otras pues bueno…

torrente-5-alec-baldwin

Del resto cabe decir que Julián López y Jesulín de Ubrique (si, el torero… ¡vaya! no lo hizo tan mal como pensé) se limitan a ser los típicos tontos a los que Torrente domina y utiliza. La artista Angy hace de chica borde. Anna Simon de rubia cañón con mal genio (sorprendente lo primero ¿verdad?). Florentino Fernández de butanero y… Fernando Esteso decepciona porque su papel resulta sin chispa y bastante soso. Finalmente, también estuvieron de regreso la ya mítica Chus Lampreave y Neus Asensi.

Inevitablemente, también tenemos en ‘Torrente 5: Operación Eurovegas’ los muchos cameos de famosos que se apuntaron con acierto o desacierto a la fiesta. Ahora bien, hay que resaltar y dejar bien claro que esta vez los cameos me resultaron bastante más naturales que en films anteriores, aquí Segura acertó y los puso al servicio de la película y no al revés… No voy a citar a ninguno/a de los famosos/as que salen para que sean plenamente disfrutables por el espectador porque este es otro de los “alicientes” de ver “una peli de Torrente”, el ir reconociendo en pantalla a los diferentes personajes, artistas, famosetes… de nuestra sociedad.

torrente-5-simon-segura

En conclusión.
Como expuse al inicio de esta crítica de Torrente 5: Operación Eurovegas, estos films no son “obras maestras” ni por asomo lo pretenden. Su objetivo es otro, y este pasa por buscar la carcajada del público a través de los cameos de la farándula de turno y, sobre todo, de las bufonadas sexistas, grotescas y casposas de Torrente…y siendo sinceros, este objetivo más que menos lo cumplen… por lo tanto, no hay mucho más que pedirles. Y, particular y personalmente, ‘Torrente 5: Operación Eurovegas’ me resultó “más de lo mismo” pero… mejor. ¡Ah! No olvidar que hay escena post-créditos finales.

Tráiler de Torrente 5: Operación Eurovegas