Toma el dinero y corre
Comparte con tus amigos










Enviar

Sus padres intentaron evitar que Virgil Starkwell no fuera un acabado pero no lo consiguieron. El pobre Virgil estaba destinado a ser el más fracasado de todos “los cualquiera” que circulan por la calle. Ya mayor, y con toda una serie de calamitosas experiencias vividas a sus espaldas, a Virgil Starwell sólo le quedaba una cosa clara y esta era… ‘Toma el dinero y corre’.

“Hay mucha gente que piensa enseguida mal de los demás… sobre todo si los demás son como yo”.-Virgil Starkwell.

Virgil Starkwell

Crítica de Toma el dinero y corre

Divertidísima comedia escrita, dirigida y protagonizada por Woody Allen de cuando “era Woody Allen”, es decir, cuando se dedicaba plenamente a la comedia, no sólo dirigiendo sino también actuando y riéndose de sí mismo. Aquí nos encontramos con una genial parodia absurda de los films de atracos y cárceles. Una parodia rodada como si fuera un falso documental sobre la vida del delincuente Virgil Starkwell, un bizarro inadaptado salido de los lápices del genio neoyorquino.

En el film no sólo se repasa su desafortunada vida, también se recogen varias falsas entrevistas de gente del entorno de Virgil que intentan ayudar a explicar su carácter. De esta forma, se entrevistará a sus padres, a sus compañeros de fugas, a psiquiatras de las prisiones en las que estuvo, a gente de la calle… Todo para tratar de comprender como un absoluto fracasado y mediocre como Virgil llegó a ser considerado como una amenaza para el país de las barras y estrellas. Es de esta serie de entrevistas, y de algún otro aspecto, por el que la película adopta la forma de “falso documental” antes mencionada.

Los continuos gags de la película y los diálogos son todos ellos excelentes, soberbios, descacharrantes, tronchantes… ver esta cinta es tener asegurada una enorme dosis de risas de las de verdad (especialmente si se ve por primera vez), y es que las acciones y desgracias de Virgil son todas de un divertimento bárbaro. Imposible destacar unos gags sobre otros pues todos, al igual que el guión, rozan la excelencia cómica. Por su parte, la BSO de Marvin Hamlish contribuye a hacer todavía más divertida la película con unas partituras llamativas, alegres y circenses que redondean un total espectáculo cómico.

Toma el dinero y corre

En la cinta se parodian los míticos films de atracos a bancos y los films de cárceles. De esta forma, Virgil empieza “atracando” las máquinas de golosinas y termina planeando descojonantes atracos a sucursales bancarias, él solo o en compañía de siniestros personajes (recordar el atraco que intenta con una nota ilegible y que origina una discusión increíble). El resultado de sus acciones le lleva casi siempre a la cárcel. Entre rejas  intentará las fugas más estrambóticas y surrealistas posibles, nuevamente en solitario o acompañado (recordar, por ejemplo, esa increíble fuga con sus compañeros atados todos de los grilletes parodiando al film ‘Fugitivos’ de 1958 dirigido por Stanley Kramer y con Sidney Poitier y Tony Curtis de protagonistas).

La película está protagonizada por el propio Woody Allen como Virgil Strakwell. Allen explota al máximo la mediocridad y carencias de su físico para buscar la carcajada del público (el gag de la rotura de las gafas es mítico y una buena prueba de cómo Woody sabe reírse de sí mismo). A su lado destaca Janet Margolin como la dulce y tímida Luisa, una dulce chica de la que Virgil se enamorará llegando a formar con ella una increíble y extrañísima pareja.

Janet Margolin

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Toma el dinero y corre, una genial comedia de Woody Allen que todo aquel espectador amante de la comedia, la risa y la carcajada debe ver SI o SI. Sin duda alguna estamos ante una de las películas más divertidas del genio de NY. Divertida y genialmente recomendada.

Curiosidad.
-Muchos consideran que ‘Toma el dinero y corre’ es la primera película dirigida por Woody Allen ya que el film ‘What’s Up, Tiger Lily?’ de 1966 fue en realidad una película japonesa a la que simplemente Allen dobló al inglés.

“¿Sabe si ahí fuera está lloviendo?”.-Virgil Starkwell.

Toma el dinero y corre