The Karate Kid
Comparte con tus amigos










Enviar

Cierra los ojos. Imagina una de tus películas favoritas de la infancia. Ahora ábrelos y encuéntrate con que van a hacer un remake. Al protagonista lo cambian por otro de otra raza que a priori no pinta nada. A uno de los secundarios lo va a interpretar un “cómico” de las artes marciales y para colmo tanto el desarrollo como el espíritu están bastante cambiados respecto a la original. ¿Te gusta lo que estás viendo? Eso es lo que nos pasó a todos al enterarnos de que estaba en marcha un remake de Karate Kid‘. Ahora bien, una vez vista la película, debo admitir que es todo un referente en cuanto a remakes se refiere y que sí valió la pena.

“A veces la vida te tira, pero sólo tú decides si te vuelves a levantar”

the-karate-kid-pose

Crítica de The Karate Kid.
Cuando se anunció un remake de Karate Kid todos nos llevamos las manos a la cabeza. Más tarde se supo que el rol de maestro (interpretado en la saga original por Pat Morita como Sr. Miyagi) estaría interpretado por Jackie Chan (¡!) La información llegaba con cuenta gotas y cada vez pintaba peor. El hijo de Will Smith iba a ser el protagonista. Permitirme un paréntesis para que os pueda hacer comprender cómo nos sentó a los seguidores de la saga original toda esta información: remake nos huele ya a cagada en la mayoría de ocasiones, y a esto le sumamos que un maestro carismático iba a ser interpretado por un actor que como “cómico saltarín” dando volteretas está en su salsa pero es “imposible” tomárselo en serio. Pero encima el protagonista iba a ser un actor de raza negra (no es racismo, es como poner a un blanco en un rol que tenemos en mente para un actor negro) del cual no auguraba nada bueno.

Pero a veces la sorpresa viene por donde menos te lo esperas y esta vino cuando la gente empezaba a ver el film y no echaba las pestes que todos pensábamos, al contrario, hablaban bastante bien de lo que habían podido ver. Todo esto hizo redirigir mi atención a este film que en un principio había descartado y lo puse en mi lista para tenerlo en cuenta.

The Karate Kid

La principal pregunta que puede realizar cualquier fan de la saga original hacia este remake es ¿qué grado de fidelidad al original tuvo esta nueva versión? Pues bien, es una pregunta muy curiosa que no dejaba de formulármela mientras visionaba la película. En un principio os diré que hay cambios, grandes cambios. Por ejemplo, toda la película se desarrolla en China puesto que la madre del protagonista es trasladada allí por motivos laborales. Por lo tanto, nos olvidamos del territorio USA y del japonés para centrarnos en China. Esto hace que el Karate no sea Karate como el título anuncia sino Kung-Fu, originario de dicha tierra.

La verdad es que choca un poco que una película que se titula ‘The Karate Kid’ no cuente con este sino con otro estilo marcial. A pesar de todo lo mencionado, y de muchos cambios más, la esencia y, sobre todo, las situaciones del original fueron usadas como base para este remake. Vemos casi fotograma a fotograma muchas de las situaciones que pudimos ver en la primera parte de la saga original. Esto incluye al chico recibiendo palos de un grupo de artistas marciales liderados por alguien con un odio increíble hacia el protagonista. Este, por casualidad, es salvado por alguien en quien apenas se había fijado (pues las apariencias engañan, y mucho) y decide enseñarle Kung-Fu (Karate en aquella) para poder ganarse el respeto de sus rivales y demostrar que no tiene porque pasarse la vida huyendo.

Lo curioso de todo lo anterior es que funciona, y muy bien. El director, Harald Zwart, que no ha vuelto a rodar películas más destacables que esta, nos demuestra su buena mano para narrar una historia muy bien contada capaz de hacernos involucrar en ella más de lo que podíamos esperar.

The Karate Kid

‘The Karate Kid’ resulta plasmada realmente bien en la pantalla, con un Jaden Smith y un Jackie Chan a un nivel tremendo. En esta cinta Jaden demostró que, con independencia de ser escogido por su apellido o no, fue capaz de estar a la altura de las circunstancias. Verlo llorar, actuar, entrenar o combatir es toda una delicia que demuestra el grado de implicación del joven Smith a la hora de encarnar este rol en la pantalla.

Las dos horas y poco más que dura la película dan para mucho. Quizás se entretienen algo más de lo que hacían en la protagonizada por Ralph Macchio ahondando así más profundamente en las motivaciones de su protagonista, Parker. El ver como su superación va más allá del simple hecho de querer librarse de sus acosadores, que quiere demostrar que puede con lo que se propone y de paso ganarse la confianza de su maestro (y amigo) Mr. Han. Por supuesto que de paso a todo esto, la moza es motivo de pelea entre Parker y “los malos” y así tenemos más juego para darle al film.

The Karate Kid

Pese a todo lo positivo que tiene esta película, debo señalar algunos puntos que no me gustaron tanto. Para empezar, Jaden lo hace maravillosamente bien, al igual que Jackie Chan, pero no cuentan con el carisma que tenían los protagonistas del original (Macchio y Morita). Las peleas están un tanto mal realizadas con ese movimiento de cámara constante yendo así a esa moda absurda e incomprensible. Y no sólo eso, sino que detecté un par de movimientos y golpes finales imposibles, de esos que hacen bajar puntos al conjunto. No acabo de entender el por qué de esto. Tienen una película muy realista, que nunca deja de tocar con los pies el suelo y luego meten un par de patadas que dan el cante cosa mala empañando al film.

Y es que hemos visto muchísimas películas que son obras de arte y por culpa de una mala escena o un incoherente final quedan totalmente lastradas. Puedes hacerlo bien 90 minutos pero como la cagues en 2 ya estás sentenciado junto con tu film. En ‘The Karate Kid’ no llegamos a ese nivel, pues tampoco canta tanto la cosa, pero sí es cierto que sobran y no debían estar ahí… Por suerte, como digo, son dos detalles que no me gustaron pero no llegaron ni mucho menos a empañar la película, pues esta posee muchísimos puntos positivos que de sobra se encargan de tapar cualquier mal menor que exista.

No quería concluir esta crítica de The Karate Kid sin destacar otra genial puesta en escena: la del rival encargado de hacerle la vida imposible a Parker, Cheng interpretado por Zhenwei Wang en el que fue su primer film. A su corta edad se perfiló como uno de los grandes artistas marciales de su país, habiendo ganado varias medallas juveniles y pasando el casting para la película, dejando atrás a los 50.000 participantes.

The Karate Kid

Conclusiones.
La película dio la sorpresa, sin ninguna duda. Jugaba con todo en su contra. Ya no contaba con el factor sorpresa que contó su primera parte, además los tiempos han cambiado y ya no tenemos la inocencia con la que se contaba antaño creyéndonos todo lo que hoy nos parece descabellado. Pero este remake logró sacar lo mejor de sí mismo y coronarse como otro de los buenos remakes con los que cuenta el cine actual. Ojalá todos los remakes se hicieran con las mismas ganas y esfuerzo que éste, el nivel de las películas actuales mejoraría considerablemente.