The Collection
Comparte con tus amigos










Enviar

El director Marcus Dunstan regresó con su sangrienta creación para arrojarnos a la cara un violentísimo film dónde nuestras ansías de gore y sangre serán satisfechas al máximo. Es hora de entrar en la casa del malsano “coleccionista” para ver lo que él llama… ‘The Collection’.

“¿Qué es este lugar?”.

the-collection-collector

Crítica de The Collection

Marcus Dunstan continúa acercándonos en esta secuela de The Collector (2009) a la terrible figura de “el coleccionista” y a la relación que se ha establecido ya con su víctima más sufrida y rebelde: Arkin, el ladrón del primer film. Además, Dunstan entrega con ‘The Collection’ un film con una dirección violentísima y que visualmente resulta mucho más trabajado, llamativo y, sobre todo, muchísimo más sangriento que todo lo que pudimos ver en la primera parte.

Si hay algo por lo que destaca esta continuación es por ser un auténtico festival del gore. Algo que queda claro desde el inicio del film con los tremebundos sucesos que tienen lugar en la discoteca en la que este insano individuo secuestra a la hija de un millonario. Una auténtica MASACRE (sí, con mayúsculas, negrita y todo). Luego “el festival” se traslada a la guarida de este perturbado (atención al nombre de los almacenes que le sirven de base de operaciones), allí seremos testigos de toda clase de imágenes malvadas y sangrientas, esto es, la colección del título. Una colección en la que encontraremos y podremos ver: trampas mortales, descuartizamientos, muertes sangrientas a más no poder, tarados, cuerpos en escorzos imposibles, perturbadísimas y desasosegadoras uniones de cuerpos…

Además del gore, Marcus Dunstan completa su violenta dirección con un tremendísimo uso de los efectos sonoros que literalmente nos bombardearán los oídos. Así, ‘The Collection’ se convierte en un film violentamente dirigido a los ojos y oídos del espectador que terminará KO ante la orgía audiovisual que el film nos presenta.

the-collection-gore

Por otro lado, “la visita” a la fortaleza del “coleccionista” será utilizada por el director para darnos a conocer mejor la demente personalidad de este individuo. Personalidad perturbada y perturbadora que ya nos fue perfilada, de alguna manera, en la primera película. Ahora no nos quedarán dudas de lo dañada que está la cabeza de este violentísimo asesino en serie.

Además, en esta secuela también se sigue “fortaleciendo” la relación entre “el coleccionista” y Arkin, ya que, como adelanté en la sinopsis, nuestro amigo Arkin logra escapar de sus fauces y tendrá que volver a revivir la pesadilla… siendo obligado a enfrentarse de nuevo a su captor que se ha convertido en su particular némesis.

En lo que es la historia/el guión de ‘The Collection’ la verdad es que me llevé una sorpresa pues la película presenta un giro bastante radical y más que menos “exagerado” para lo que son o suelen ser las secuelas. Basta decir con que ahora no hay casa invadida sino que lo que se invade es la morada del demonio… y ya no puedo decir más del cómo ni del por qué… Por otro lado, es imposible no reírse con según qué diálogos o según qué sufrimientos que presenciaremos en esta visita a la casa del terror, es un toque de “humor negro” que no tenía su antecesora y que aquí hará acto de presencia.

De las actuaciones poco que comentar, salvo que se mantiene Josh Stewart en su papel de Arkin (ahora aparece en pantalla con cierta musculatura como si hubiera hecho pesas durante su cautiverio…) y que el papel de “el coleccionista” pasa a manos de Randall Archer. Este actor, lejos de la mímica gestual que Juan Fernández le dio al personaje, lo convierte ahora en una auténtica máquina de matar… un verdadero y total mercenario de la sangre y el horror.

Del resto de intérpretes poco o nada hay que decir ya que son mediocres y se limitan a morir de mil maneras posibles. Bueno, quizás destacar también el esfuerzo interpretativo que Emma Fitzpatrick le mete a su personaje de Elena.

the-collection-dogs

En conclusión.
Termino con esta crítica de The Collection, un film visualmente mucho más trabajado y “espectacular” que ‘The Collector’, y que además ofrece en pantalla una auténtica orgía de sangre y ejecuciones varias. En este sentido, el film es absolutamente recomendado para los seguidores de este tipo de películas pues ofrece todo lo que uno puede esperar y más… mucho más…

Tráiler de The Collection