The Box
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Qué pasaría si alguien te diera una caja con un botón que, si lo aprietas, haría aparecer un millón de dólares pero, simultáneamente, se llevaría la vida de alguien que no conoces? Una Cameron Diaz muy seria y un correcto James Marsden sacan adelante ‘The Box’. Esta es una película capaz de mantenerte pegado en el asiento hasta su increíble final.

the-box-gift

La trama: ¿Pulsamos el botón?
1976: Richmond, Virginia (USA). Norma Lewis (Cameron Diaz) es una profesora en un instituto privado de excelente reputación. Su marido, Arthur (James Marsden), trabaja como ingeniero en la NASA y ha presentado su solicitud mediante duras oposiciones para astronauta, esto le llevaría a ganar mucho más dinero del que actualmente gana. Ambos tienen un hijo que va al instituto en el que su madre enseña. De repente, la vida les dará la espalda cuando Norma sea avisada que los descuentos para hijos de profesores en el instituto dejarán de ser efectivos en el próximo trimestre. Además, poco más tarde, su marido recibe la respuesta para aspirar a astronauta como denegada.

Los problemas financieros están a flor de piel y Norma ve como no podrán costear una intervención de reconstrucción quirúrgica de una dolorosa lesión de por vida. En esta situación, un extraño individuo llamado Señor Stewart (Frank Langella) irrumpirá en sus vidas marcándolas para siempre. El Señor Stewart les regalará una caja de madera con un botón rojo y una propuesta. Una propuesta totalmente amoral: si pulsan el botón recibirán al instante, en efectivo (y libre de impuestos), un maletín con 1.000.000 $. Sin embargo, y como consecuencia, alguien a quien no conocen morirá…

The Box

Crítica de The Box

Esta película está basada en una novela corta del famoso Richard Matheson. Matheson es un autor conocido por obras como ‘Soy Leyenda’ o ‘El Hombre Menguante’. La novela adaptada en esta película se titula “Button, Button”. En cuanto al film, ‘The Box’ nos presenta un tiempo pasado muy acorde a su temática. Aquí nos situamos en 1976. La acción tiene lugar cuando la primera unidad robótica de investigación llegaría a la NASA y Arthur, el marido, es trabajador de la agencia espacial, estando ultimando todos los detalles para que la citada unidad saliera hacia Marte.

Teniendo en cuenta la época, nos encontramos con una mentalidad totalmente diferente a la actual. Hoy en día estamos cansados de apretar botones que nos facilitan la vida (cajeros automáticos, ordenadores, compras on-line), estamos hastiados de ver reality shows que pasan por involucrar nuestra vida en ellos, cámaras ocultas y bromas realmente reales. En consecuencia, si alguien nos viniera con el cuento de la caja con el botón y el millón ¡no nos creeríamos ni la mitad y pulsaríamos deliberadamente para cobrar y adiós muy buenas! En los 70, el tema se habría vivido de manera muy diferente. Esto favorece claramente a la hora de situar en esa época la recreación del film.

The Box

Y situando la ambientación en los años 70 hay que decir que la ropa de los protagonistas, la decoración de los lugares (incluida la del hogar de los Lewis),… todo es años 70 total. Los filtros usados en las cámaras hacen que pareciera que estuviéramos viendo un programa de esa época. Inclusive, la música es la típica que nos ponían en los capítulos de Dimensión Desconocida’ u Otros Límites’, series de hace muchos años de las que el film también es deudor. Todo esto, en su conjunto, queda francamente genial. Quisieron transportar al espectador a esa época (fuera de ordenadores, teléfonos móviles, internet) y en ese aspecto el conjunto resulta digno de alabar.

En el terreno interpretativo, el balance también es muy bueno. Cuando (en su momento) escuché que Cameron Diaz iba a protagonizar esta película pensé que no podía haber peor elección. Sin embargo, y tras verla, debo comerme mis palabras. El tiempo en que la contrataban por rubia explosiva es cosa del pasado. Cameron vale para todo tipo de papeles y aquí nos entrega una interpretación muy trabajada. También es justo destacar en este apartado el buen hacer de James Mardsen. Por supuesto, tampoco hay que olvidar el siempre sólido trabajo de Frank Langella.

Todo orquestado (dirección y guión) por Richard Kelly, realizador de un film de culto como es ‘Donnie Darko’ (2001). Con esta inquietante propuesta que es ‘The Box’ tampoco causa indiferencia. Como mínimo levanta cierto debate acerca de qué hacer si uno recibiera la propuesta de Mister Stewart. Una propuesta en la que no conviene ahondar más para que el lector pueda disfrutar al máximo de la película. Finalmente, destacar que, hasta el día de hoy, ‘The Box’ ha sido la última cinta que ha dirigido Richard Kelly.

The Box

Conclusiones.
Hora de finalizar esta crítica de The Box, un film que tendrá admiradores y detractores. Ahora bien, seguro que nadie caerá en la indiferencia al verla, teniendo ya de qué hablar o pensar. Personalmente, me ha gustado bastante más de lo que esperaba. No obstante, quedas avisado: esta será una de las cintas más raras que verás en mucho tiempo. Especialmente por el desarrollo de los acontecimientos. Ahí queda eso.

Tráiler de The Box