Superbrother
Comparte con tus amigos










Enviar

Desde Dinamarca nos llegó esta agradable película que apela al niño que todos llevamos dentro por encima de los grandes alardes visuales. En un tiempo repleto de costosas producciones superheróicas también debe de haber sitio para todo un… ‘Superbrother’.

“¿Por qué no tendré un hermano mayor normal?”.-Anton.

Anton y Buller

Crítica de Superbrother.
Nos encontramos aquí con una película cuyas principales virtudes son la ingenuidad y la inocencia. Unas virtudes propias del cine infantil de los años 80 que tanto me gustaban. En este film las cosas suceden sin buscar rebuscadas explicaciones que nadie o casi nadie entendería. El argumento y lo que sucede en pantalla es todo muy sencillo para que sea bien entendido por el público al que va especialmente dirigido: los niños/as.
Esta ingenuidad e inocencia a la hora de contar la historia de Anton y Buller las veo como una gran virtud, porque ya era hora de disfrutar de una cinta para todos los públicos que apelara al niño/a que todos llevamos dentro.

Anton

‘Superbrother’ también tiene unos buenos momentos divertidos en los que es imposible no esbozar alguna sonrisa ante lo que vemos en pantalla. Y, ¡como no podía ser de otra manera! también encontraremos referencias a los típicos superhéroes norteamericanos como Spiderman o Superman (ver, por ejemplo, el disfraz de Buller o algunos de sus poderes que son todo un homenaje al mítico personaje de DC Comics).

“Llevo toda mi vida esperando una oportunidad para ayudar a mi hermano y ahora la tengo”.-Buller.

Poder

Finalmente, el film hace un canto a la amistad y a la responsabilidad. Responsabilidad no sólo con el uso de los poderes si no también en el cuidado de Anton hacia su hermano mayor autista. Me encanta que las películas difundan buenos y positivos valores y ‘Superbrother’ lo hace, por ello va mi más sincero aplauso.

A destacar también en esta crítica de Superbrother la buena actuación de los tres niños protagonistas del film. Los tres pequeños actores son Lucas Odin Clorius (Anton), Viktor Kruse Palshøj (Buller) y Andrea Reimer (Agnes). Los tres están francamente bien, especialmente Lucas Odin Clorius que se hace con el control total de la película.

Agnes y Anton

En conclusión.
Agradable film para ver en compañía de los más pequeños de la casa que destaca por su inocencia e ingenuidad y por los buenos valores transmitidos. Pueden darle una oportunidad a ‘Superbrother’ que, sin duda alguna, su honradez y sencillez merecen por encima de lo tremendamente cantoso de sus efectos visuales. Atención: Ver sin ningún tipo de espíritu crítico destructivo y apelando al “niño de los 80” que todos llevamos dentro. Caso contrario el film podría salir muy perjudicado.

El dato.
Birger Larsen es un director y guionista danés nacido en 1961 en Copenhagen. Hasta ‘Superbrother’ había dirigido 4 películas (incluida esta) y cuenta con una nominación al Oscar por el cortometraje de ficción ‘Ska’ vi være kærester (Sweathearts)’ de1996.

“El poder conlleva responsabilidad. No lo olvides nunca”.

Superbrother