Steve Jobs
Comparte con tus amigos










Enviar

Desde el lanzamiento de tres productos icónicos hasta la presentación del iMac en 1998, llega el momento de conocer al fundador de Apple, una de las figuras más representativas de la informática. Un hombre llamado… ‘Steve Jobs’.

Crítica de Steve Jobs

Junto a Bill Gates, cabe decir que Steve Jobs ha sido una de las figuras más representativas de la era de la informática. Su prematura muerte en 2011, a los 56 años de edad, no hizo más que encumbrar su estatus como figura icónica de la modernidad, como máximo estandarte de Apple Inc. La maquinaria de la fábrica de sueños empezó a funcionar para otorgar a Jobs el biopic que merecía, suponiendo que las expectativas de hacer caja a través de la recaudación de taquilla primaban sobre el querer hacerle el homenaje correspondiente.

Lejos queda aquella indudable joya de finales de los años noventa titulada ‘Piratas de Silicon Valley’ (Martyn Burke, 1999), donde se narraba el enfrentamiento para imponer sus ideas en el mercado de la informática entre Bill Gates y Steve Jobs y que es, seguramente, uno de los mejores reflejos de la figura del co-fundador de la empresa de la manzana. Y recalco el “seguramente” debido a que las dos biografías en formato película que nos han llegado hasta el día de hoy, no formarán parte de la lista de los mejores films biográficos de la historia del cine.

steve-jobs-apple

Dejando a un lado ese tedioso drama protagonizado por Ashton Kutcher titulado ‘jOBS’ (Joshua Michael Stern, 2013), e imaginando la relación entre su regular resultado con las ganas de algún productor por querer estrenar el primer biopic del informático cuanto antes, dos años después nos llegó ‘Steve Jobs’. El guión está basado en la biografía oficial de Jobs, escrita por Walter Isaacson, pero lo importante para dotar de personalidad un film de semejantes características era encontrar un director con sello propio. Y ahí es donde entra Danny Boyle.

Pues bien, sin ser, ni de lejos, uno de sus mejores trabajos, Danny Boyle dota de cierto carácter estas dos horas de preliminares. Y hablamos de preliminares porque ‘Steve Jobs’ cuenta una historia dividida en tres bloques en los que seremos testigo de lo acontece en el backstage previo a la presentación de sus tres productos icónicos: el Macintosh de Apple en 1984, el NeXT Computer en 1988, y el iMac en 1998. Los vítores de aquellos presentes en las tres presentaciones suponen el ejemplo vívido de lo que, a día de hoy, sigue pasando cuando Apple anuncia que va a presentar un nuevo producto: la histeria ante la novedad vendida como revolución tecnológica.

steve-jobs-michael-fassbender

Suponiendo que, al tratarse de un trabajo al uso y no un proyecto más personal, la primera película que Danny Boyle ha rodado con producción estadounidense vendría encorsetada desde el principio… si que hay que agradecerle, claro está, la excelente dirección de actores de esos dos monstruos que son ante la cámara Michael Fassbender (Jobs) y Kate Winslet (Joana Hoffman, su mano derecha), estando ella mucho más sobresaliente que él en una gran interpretación.

Fassbender está cómodo en el papel de Jobs, pero el resultado no deja de ser correcto, calificativo que puede aplicarse a la sensación que podrá sentir el espectador al acabar el visionado de ‘Steve Jobs’. No es nuevo que el creador del iPhone tuviese problemas con su hija Lisa, cuya paternidad no quiso reconocer en un primer momento. Tampoco es nuevo que su aura destile soberbia y arrogancia. Ni tan siquiera lo es el darse cuenta que detrás de toda esa fachada de genio, había una persona normal y corriente, no un dios que estuviese por encima del bien y del mal.

steve-jobs-kate-winslet

En conclusión.
El resultado final en esta crítica de Steve Jobs es una serie de situaciones que no sorprenderán, tan solo nos queda volver a apoyarnos en que, al menos, durante dos horas podemos disfrutar de Kate Winslet en una gran interpretación. En definitiva, esta es la película perfecta para Applelófilos y completistas de las carreras de Boyle, Fassbender y Winslet.

Tráiler de Steve Jobs