Spider-Man: Un nuevo universo
Comparte con tus amigos










Enviar

‘Spider-Man’ fue creado en 1962 por Stan Lee y Steve Ditko. En aquella época era un joven llamado Peter Parker quien se convertía en un inesperado héroe. Han pasado ya casi 60 años desde aquello. Ahora es Miles Morales, un adolescente con raíces latinas, el que hereda los lanzarredes. Bienvenidos a su universo. Bienvenidos a… ‘Spider-Man: Un nuevo universo’.

“Me llamo Peter Parker y me picó una araña radioactiva… el resto ya lo conocéis”

Crítica de Spider-Man: Un nuevo universo

Antes que nada, conviene aclarar que ‘Spider-Man: Un nuevo universo’ no está relacionada con los films de imagen real. Esta es una película de animación cuya trama existe al margen de todas las demás. Ahora bien, esto no quiere decir que no las tenga en cuenta. De hecho, en sus primeros minutos se rinde un destacado tributo a los films de Sam Raimi a través de sus imágenes más icónicas.

Además del homenaje a las películas de acción en vivo, ‘Spider-Man: Un nuevo universo’ es todo un tributo a los cómics. No ya sólo por su estilo de animación, sino también por la cantidad de guiños que hay al mundo arácnido de las viñetas. Aquí veremos de todo: personajes, frases, portadas de cómics, uso de estos a modo de entrenamiento,… Si eres fan de Spidey y su universo, es casi imposible que esta película no te guste. Y esto con independencia de que bajo la máscara esté Miles Morales y no Peter Parker.

Respecto a la temática, y como no podía ser de otra manera, este es un film de orígenes. Básicamente vemos cómo Miles obtiene sus poderes arácnidos y aprende a utilizarlos. Ahora bien, todo está contando con mucha frescura y con la interacción de varios personajes. Además, el mensaje del film va mucho más allá y nos habla de tener fe en uno mismo. Así las cosas, lo importante no son los poderes, sino creer en ti mismo. Ese y no otro es el gran superpoder y mensaje que nos dejan los guionistas, Phil Lord y Rodney Rothman. Ya lo dice Peter B. Parker: “Es un acto de fe, Miles. Un acto de fe”.

Lo anterior nos lleva a presenciar una aventura que tiene tanto de drama como de comedia. Ambos géneros se dan la mano a través de las situaciones que Miles presenciará y afrontará. De manera inevitable la adquisición de los poderes afectarán a su ámbito personal. Completando el drama y la comedia está la acción. Todo el film está trufado de espectaculares y muy dinámicas secuencias que son un lujo.

Para la animación sólo caben elogios. En pantalla tenemos una animación que imita totalmente el estilo de los cómics. Esto se aprecia en su increíble dibujo a base de líneas, y también por algunas divisiones en viñetas y el uso de las clásicas onomatopeyas de los bocadillos. Todo esto combinado con una explosión y una paleta cromática increíble. De esta forma, ‘Un nuevo universo’ crea su propio estilo y marca la diferencia. Además, y al traer a determinados personajes como Peni o Spider-Ham, se da paso también a otros géneros como el anime o los Looney Toons.

Es importante destacar el laborioso proceso que se ha llevado a cabo en este film. Aquí se ha combinado la animación por ordenador con técnicas clásicas de animación realizadas a mano. Para hacernos una idea del minucioso trabajo basta con decir que cada artista empleó una semana en animar únicamente un segundo de película. Para ello, Sony Pictures Imageworks contó con su mayor plantilla de profesionales hasta la fecha.

“Creía que era el único Spider-Man de por aquí…”. The Spider Team.

Entre los personajes del film nos esperan muchas sorpresas. Para mantenerlas tan sólo me referiré a los básicos y al villano principal. En primer lugar tenemos a la familia Morales. Miles Morales (voz de Shameik Moore) es un adolescente con el que resulta muy fácil empatizar debido a su buen carácter. Su nuevo Instituto y poderes pondrán a prueba su valor, confianza y relación con sus progenitores, especialmente con su padre.

Precisamente, el padre de Miles, el agente Davis (Brian Tyree Henry), es lo que podemos llamar un buen policía que quiere lo mejor para su hijo. Rio Morales (Luna Lauren Velez) es la madre y destaca por la complicidad con Miles al que incluso habla en español. El último familiar importante es el tío Aaron (Mahershala Ali), el hermano de Davis. Aaron es el tío guay que todo sobrino quiere tener: independiente, libre y despreocupado.

Dejando al margen a la familia Morales hay que hablar de los Spider-Man de las otras realidades. El que más destaca es Peter B. Parker (Jake Johnson), un Spider-Man adulto que se ha dejado llevar. La vida le ha tratado mal, ya no se siente como un héroe y desde luego no quiere ser ejemplo para nadie. La evolución de su relación con Miles es también parte de lo mejor del film. Spider-Woman (Hailee Steinfeld) es una adolescente Gwen Stacy que resulta la mejor preparada. Gwen sabe cuidar perfectamente de sí misma y entre ella y Miles hay una divertida e inocente química.

Con menos brillo y repercusión tenemos al resto. Spider-Man Noir (Nicolas Cage) es un misterioso hombre-araña que viene de una realidad en blanco y negro. En su época vive en los años 30 y combate a los espías nazis. Como tal resulta un personaje muy sugerente y claramente deja con ganas de más (atención a su gag con el cubo de Rubik). De Spider-Ham (John Mulaney) simplemente decir que traslada el divertido estilo cartoon al film. El equipo lo cierra Peni Parker (Kimiko Glenn) que hace lo propio con la estética manga.

Finalmente, el villano de la función es un impresionante y descomunal Kingpin (Liev Schreiber). Resulta un gusto ver en pantalla su recreación animada. Los adjetivos que he usado, “impresionante y descomunal”, definen bastante bien su presencia. Una presencia cuyo dibujo físico no obedece a ningún tipo de proporción. Por otro lado, sus actuaciones están motivadas por un dramático hecho del pasado. Naturalmente, viene acompañado de un buen plantel de esbirros en los que no ahondaré para no arruinar sorpresas y cameos.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Spider-Man: Un nuevo universo. Estamos ante una película que marca su propio estilo desmarcándose del resto de propuestas animadas. Además, destaca por su gran mezcla de acción, comedia y drama. Un film que realmente incide en lo que significa ser un héroe y en lo que significa ser Spider-Man. Ningún fan del cabeza de red debería perdérsela.

Tráiler de Spider-Man: Un nuevo universo