Species (Especie mortal)
Comparte con tus amigos










Enviar

En esta película una nueva criatura extraterrestre se unió a las filas del cine de ciencia ficción: la hermosa y letal Sil. Algo terrible se esconde bajo su apariencia. Y si su objetivo de querer procrearse llega a cumplirse significará el fin de la raza huma. Os lo cuento todo en esta crítica de Species (Especie mortal).

Crítica de Species (Especie mortal)

Recuerdo con especial “cariño” esta película, y es que formó parte de mi adolescencia. Siempre la echaban en la televisión por pago cada vez que iba a la casa de quien la tenía. Particularmente lo que siempre me llegaba a la mente al pensar en este film era Natasha Henstridge, esa guapísima modelo canadiense que saltó a la fama a mediados de los noventa gracias, precisamente, a esta película que fue su debut cinematográfico dando vida a la versión adulta de Sil.

Por otro lado, y pese a que se trata de una película de terror, cabe decir que pertenece más que nada al género de la ciencia ficción y al thriller, especialmente este último. El terror lo tenemos en las partes donde vemos al alien y las secuencias de muertes. La ciencia ficción por el concepto mismo de la historia. Sin embargo, el thriller es lo que más destaca y la razón de esto es que su principal fuerte es ir viendo como el grupo de personas seleccionadas por el gobierno dan caza a Sil antes de que cumpla su objetivo. ¡Excelente la manera de hacer sentir al espectador esta angustiosa persecución! Realmente muy bien planteado el argumento y las secuencias para esto por parte del “artesano” Roger Donaldson.

Sil

Pero no solamente son estos elementos los que destacan, por ejemplo, la banda sonora de Christopher Young juega un papel fundamental. Gracias a ella es que te engancha y te hace mantener el interés todo el tiempo. Claramente también tenemos el contenido sexual… por algo hice mención a Natasha en el primer párrafo. Hay que tener presente que la cinta se sustenta en la intención de S1l (escrito con un número uno aunque se pronuncie Sil) de procrearse. Esto es lo único que ella busca y para ello se presentan muchos momentos de erotismo, sensualidad y sexualidad; tanto por su personaje como por el entorno que la rodea en esos momentos.

Species

Al margen de la citada Natasha, el peso de la película recayó, fundamentalmente, en los personajes interpretados por Michael Madsen (Preston) y  Marg Helgenberger (la doctora Baker). El primero siendo contratado como una especie de mercenario para destruir al alien y la segunda como experta en su campo científico. Entre ellos surge además una química que los llevará a sobresalir del resto del grupo; convirtiéndose así en protagonistas.

El resto del variopinto grupo de especialistas contratados por el gobierno para localizar y exterminar a Sil lo formaron intérpretes del nivel de Ben Kingsley (Xavier Fitch), Alfred Molina (Doctor Arden) y Forest Whitaker (Dan Smithson, una especie de medium/sensitivo). Cabe mencionar también la aparición de Michelle Williams como la versión jovencita de Sil, antes de que en su rápido desarrollo se convirtiera en una mujer con ganas de procrear.

Al ver la película uno queda muy impresionado con el diseño tan característico de Sil, criatura femenina salida de la mente de H.R. Giger. Giger creó aquí una especie de fuertes rasgos sexuales y letales, y con un cierto aire al robot de ‘Metrópolis’ (Fritz Lang, 1927). Sin embargo, según algunas fuentes, parece que diferentes problemas hicieron que su criatura no quedara recogida todo lo fielmente que el artista suizo hubiera querido.

Conclusión.
Finalmente, os puedo comentar como cierre de esta crítica de Species (Especie mortal) que estamos ante una interesante película del género de la ciencia ficción. Con el paso del tiempo los efectos hechos por ordenador han envejecido, por lo que quienes la vimos en su momento la disfrutaremos más que cualquier otra persona. Aún así, si eres de los que te gustan este tipo de cine no debieras dejarla pasar.

Tráiler de Species (Especie mortal)