Solomon Kane
Comparte con tus amigos










Enviar

¿Qué mejor manera de empezar el 2010 que viendo un film de fantasía heroica? Un film oscuro, violento y con buenos momentos. Un film que nos hace recordar un tiempo en el que el cine era algo más que pantallas verdes, cgis, metrosexualidad y ausencia de violencia. ‘Solomon Kane’ inicia  la caza del mal en todas sus formas ¿Le acompañas?…

“Mis sueños me dicen que estoy maldito”.-Solomon Kane.

Solomon Kane

Crítica de Solomon Kane.
‘Solomon Kane’ me ha gustado y por momentos me ha entusiasmado. Estamos ante una película que ha sido rodada en gran medida en fabulosos exteriores, y que por nos retrotrae a las míticas cintas de espada y brujería de los años 80 con películas como ‘Los Inmortales’ o ‘Conan el bárbaro‘.

El diseño de los “jefes de patio” de ‘Solomon Kane’ me ha parecido francamente bueno con especial mención para: La Guadaña del Diablo (este diseño de personaje me ha parecido fabuloso y me ha hecho recordar a los espectros del Anillo vistos en ‘La Comunidad del Anillo’), al sirviente de Malachi y al propio Malachi (ambos me han hecho volver a revivir a los míticos diseños de jefazos de films como ‘Los Inmortales’). Tampoco me gustaría obviar en este apartado al esbirro del averno de Malachi creado por Patrick Tatopoulos, este monstruo bien parece homenajear a los fabulosos y gigantescos malos que podíamos encontrar en juegos como “Prince of Persia. Las dos coronas” o “Prince of Persia: El alma del guerrero”.

Malachi

En el film presenciaremos a modo de breves pero intensos flahsbacks el origen del personaje versionado aquí por Michael J. Bassett (es importante resaltar esta aportación del director y guionista dado el paso del tiempo y la dispersión en la publicación de las aventuras del personaje creado por Robert E. Howard), y además asistiremos también a los pecados y redención de un Solomon Kane francamente bien interpretado por un James Purefoy a camino entre el Lobezno y el Van Helsing de Hugh Jackman, pero mucho más sucio. Su personaje lejos de la limpieza del cine actual es un personaje oscuro, violento y que se ensucia con el barro. De hecho en el film los personajes no aparecen impolutos, son personajes –salvo excepciones- sucios y personajes que se ensucian… (ver sino la capa llena de barro del esbirro de Malachi o la del propio Solomon, muy lejos del glamour y metrosexualidad de otros personajes abundantes en el cine actual).

En este apartado interpretativo también hay que destacar al veterano Pete Postlethwaite que cumple sobradamente con su papel, a un siniestro Jason Flemyng que se deleita dando vida a Malachi y al siempre sobradísimo Max Von Sydow (actor por el que parece no pasar el tiempo) en un pequeño pero importante papel.

Y para terminar con esta crítica de Solomon Kane, mencionar la destacada BSO del film obra de Klaus Badelt (’16 calles’, ‘Ultravioleta’, ‘Constantine‘, ‘Piratas del Caribe: la maldición de la Perla Negra’ o ‘Poseidón son otras de las BSO compuestas por este músico alemán). Lejos de las estridencias más actuales logra una perfecta compenetración con todas y cada una de las imágenes de la película para redondear un gran trabajo.

James Purefoy

En conclusión.
¿Queréis ver un buen, entretenido y por momentos destacado film de fantasía heroica que os haga retrotraeros en el tiempo a una época en la que el cine era algo más que pantallas verdes, ausencia de suciedad y de violencia? ¿Si? Bien, entonces ‘Solomon Kane’ debería ser vuestra apuesta.

“Hice una promesa. Debo cumplirla”.-Solomon Kane.

James Purefoy

Curiosidades y Declaraciones:

  • El rodaje de ‘Solomon Kane’ se realizó en 12 semanas en la República Checa, además de algunos días de filmación en el Reino Unido. Los cineastas aprovecharon al máximo los escenarios únicos que ofrece el país, desde los castillos medievales de Tocnik y Zvikov, el último de los cuales hace las veces de monasterio de Kane, a las cuevas de Puste Kostely y los antiguos bosques de Jevany.
  • Todos los decorados que aparecen en el film fueron construidos por artesanos locales y el productor delegado Philip Waley quedó encantado con el resultado final: “El personal checo es insuperable y creo que el oficio con que están hechos los decorados es asombroso”.
  • Además de aprender esgrima, James Purefoy se sometió a ocho meses de ardua preparación física para conseguir un físico y un porte similares a los de Kane, tal como se describe en la obra de Howard. Además Purefoy ha realizado el 95% de sus propias peleas de espada, montar a caballo y toda la acción. Al hacerlo, sufrió varias heridas que precisaron puntos.
  • Bajo el espectacular traje de La Guadaña del Diablo nos encontramos con Ian Whyte que con sus 2,28 metros de altura ya había interpretado a un predator en Alien vs Predator‘.
  • Tras su papel de rey Osric en Conan, el bárbaro, esta película supone la segunda aparición de Max Von Sydow en una adaptación cinematográfica de Robert E. Howard.
  • Se espera que este film sea el inicio de una trilogía en la que se irán adaptando los relatos de Solomon Kane escritos por Robert E. Howard entre 1929 y 1932.

La Guadaña del Diablo

Michael J. Bassett (director de ‘Solomon Kane’ y ‘Deathwatch) nos habla sobre ‘Solomon Kane’, el personaje y sobre la historia del film.
“Lo que me interesaba de Solomon Kane era que se trataba de un tipo de personaje muy distinto de esos otros héroes mucho más musculosos, para mí, Solomon Kane es una de las mejores creaciones de Howard”.

“Al leer los relatos de Solomon Kane, se hacía evidente que se trataba de un personaje que necesitaba desesperadamente pasar a la gran pantalla. Pero tenía que intentar encontrar una historia que sirviera para presentarlo al público general que acude a las salas de cine. Así que, en vez de tomar una de las historias originales de Howard, decidí crear una que contara el origen de Kane, para que pudiéramos entender algo mejor quién es. De ese modo, para cualquier otra película, podemos usar ya las historias originales de Howard”.

“Tal como lo escribió Robert E. Howard, es un cristiano puritano con alma de pagano y me pareció que era una dinámica muy interesante para un personaje. No es realmente un verdadero cristiano, es una máscara para él, una manera de ser fiel a sí mismo y a la vez poder ser bueno. Y ese es el dilema central y la paradoja del personaje, que lo convierte una vez más en un personaje con auténtica longevidad, porque da constantes giros, se encuentra en constante conflicto. Se trata de un hombre que hace lo que mejor se le da, que aun así lamenta cada estocada a cada paso que da, a la vez que se alegra de ello”.

“La historia trata de cómo Solomon Kane aprende a comprender quién es y qué lugar ocupa en el mundo. Es un hombre muy malvado al que se le da muy bien matar y es ese preciso talento el que debe poner al servicio del bien, lo que constituye el clásico Solomon Kane, el hombre con sus icónicos sombrero y capa, dos espadas y un fajín en la cintura, que recorre el mundo para reparar injusticias”.

Solomon Kane

Robert Ervin Howard y sus creaciones.
Robert E. Howard nació en Peaster (Tejas-EEUU) el 22 de enero de 1906 y murió el 11 de junio de 1936. Robert se suicidó totalmente atormentado e incapaz de superar la enfermedad de su madre que moriría al día siguiente de su suicidio.

Robert dedicó su vida a la escritura de relatos de aventuras de carácter histórico y fantástico. Su éxito más importante fue la creación del mítico Conan de Cimmeria. La prematura muerte de Robert hizo que las aventuras del bárbaro fueran continuadas por diferentes autores alcanzando sus más altas cotas de popularidad con el estreno del film Conan, el bárbaro. Este film fue protagonizado por un joven tremendamente musculado que respondía al nombre de Arnold Schwarzenegger en lo que fue casi el inicio de su exitosa carrera cinematográfica.

“Solomon Kane” podríamos decir que fue su segundo gran éxito. La primera aparición del puritano inglés ante el público tuvo lugar en el número de agosto de 1928 de la revista pulp “Weird Tales” protagonizando el relato “Red Shadows”. A este relato le seguirían “Skulls in the Stars” (1929 y que es consideraro el primero en la cronología del personaje), “Ratle of the bones” (1929), “The Moon of Skulls” (1930), “The Hills of the dead” (1930), “The Footfalls Within” (1931) y “Wings in the night” (1932).

Howard llegaría a escribir un total de 12 relatos y algunos fragmentos sueltos sobre las aventuras de Solomon Kane, sin embargo, habría que esperar hasta 1973 para que este personaje pasara al mundo de las viñetas de la mano de Marvel comics. Marvel publicaría en comic algunos de sus relatos como “Skulls in the Stars” por Roy Thomas y Ralph Reese. Tres años más tarde en 1976 las aventuras del héroe puritano se publicarían en formato comic-book con la adaptación de “Red Shadows”. Y en 1985 se publicaría la serie limitada “The Sword of Solomon Kane” en la que a lo largo de seis números diferentes autores versionarian al héroe creado por Robert E. Howard.

The Sword of Solomon Kane

Otra mítica creación de Robert fue “Kull de Valusia”. El 14 de junio de 1936 el cuerpo de Robert E. Howard fue enterrado junto a su madre en el cementerio de Greenleaf. Descanse en paz.

Robert E. Howard