Señales del futuro
Comparte con tus amigos










Enviar

Con un desarrollo que recuerda mucho a ‘Misteriosa obsesión’ (Joseph Ruben, 2004) hoy os voy a comentar una película de Alex Proyas que combina de manera acertada la ciencia-ficción con unas dosis un tanto diluidas de terror, logrando así una cinta que, si bien su desenlace no acaba de estar a la altura, si que resulta recomendable de ver. Doy paso ya mismo a la crítica de Señales del futuro.

Señales del Futuro

La trama: La cápsula del tiempo.
1959, durante la inauguración de una escuela de primaria los escolares dibujan lo que creen que será el futuro para que se guarden todos los dibujos en una “cápsula del tiempo”. “Cápsula” que se abrirá 50 años más tarde en otro acto conmemorativo para la escuela, desarrollando así una bonita idea de imaginar el futuro y ver cómo veían este siendo niños. Sin embargo, mientras todos los pequeños dibujan cohetes, naves y coches futuristas… una misteriosa niña, llamada Lucinda, empieza a escribir toda su hoja con montones de números sin un significado aparente. 50 años más tarde se abre la cápsula y se entregan los sobres con los dibujos a los niños que en esos momentos son los alumnos de la escuela. El sobre de Lucinda va a parar a manos de Caleb, hijo de un profesor de astrofísica llamado John. Ya en casa, John descubre el sobre con los números, y lo que parecía un escrito sin sentido alguno se acaba convirtiendo en la mayor de las predicciones que la humanidad ha tenido en sus manos…

knowing-numbers

Crítica de Señales del futuro

Tras una buena temporada haciendo películas bastante flojas (temporada que, desgraciadamente, se extiende también en la actualidad), Nicolas Cage volvió a destacar para bien en una película. No es que aquí su interpretación fuera “de Oscar”, pero por lo menos no hizo el espantoso ridículo de otras ocasiones… En este film dio vida a John Koestler, un astrofísico que perdió a su mujer no hace demasiado y aun no ha sabido asimilarlo. No sólo destacó Cage en su papel, también lo hizo (el por entonces jovencísimo) Chandler Canterbury encarnando al hijo de John, un chico introvertido que jugará un importante papel en la trama del film. Las compañeras de los Koestler, Diana Wayland interpretada por Rose Byrne y Abby Wayland por Lara Robinson, también jugaron un importante papel en la trama, y lo poco que las vemos (hacia el último tercio aproximadamente) nos deleitaron con su presencia y unas actuaciones más que correctas.

Señales del Futuro

No sólo buenas actuaciones encontramos en ‘Señales del futuro’, la película también destacó por sus efectos especiales en lo que a los desastres se refiere. En líneas generales están muy bien logrados, pero hay escenas en que vemos que todo procede de la (cada vez más avanzada) informática, y es que muy bien se tiene que hacer a día de hoy para engañar al ojo del espectador que ya está curtido en mil batallas y se ha visto cientos de películas, a cual más espectacular, basadas en geniales efectos generados por ordenador.

Un tanto muy a favor del film de Alex Proyas fue su genial trama. La tensión y las trazas de terror que contiene el film son de agradecer para los seguidores de este tipo de cine. Seguidores que encontrarán en esta cinta un clavo al que agarrarse ante las repetitivas producciones que nos invaden hoy en día. Ahora bien, toda la genial trama se ve perjudicada por un tramo final algo acelerado que finaliza dejándonos con la sensación de que se pudo haber hecho más y no se hizo. Es una sensación parecida a la mencionada anteriormente ‘Misteriosa obsesión’, la cual iba ganándose al espectador y, de repente, y también en su parte final, ocurría algo que te dejaba con cara de tonto, como si te estuvieran tomando el pelo.

No obstante lo anterior, hay que resaltar en esta crítica de Señales del futuro, que esta sigue siendo una buena cinta que, por su primer y segundo acto, vale la pena visionar y disfrutar de su conseguida atmósfera de tensión y confusión. Este film fue una especie de momentánea vuelta al buen camino por parte de Nicolas Cage, actor que puede gustar más o menos pero que vale mucho más que casi todo lo que ha hecho en los últimos tiempos.

knowing-disaster

¿Qué meterías en una cápsula del tiempo?
A esta cuestión, los integrantes del reparto contestaron lo siguiente:
Lara Robinson (Lucinda Embry/Abby Wayland): “Bueno, nunca he visto una cápsula, pero he oído hablar de ellas. Metería mis canciones favoritas. También algo de música clásica y un poco de jazz y música moderna. Metería también fotos de nuestros ordenadores y tecnología actual, para que vieran si han cambiado mucho. Metería un diario de un año de mi vida y fotos de los lugares más característicos de Australia. También un mapamundi… por si cambian mucho las cosas. Y para terminar, un libro de Australia. Lo metería en una cápsula durante cien años para ver cómo es todo un siglo después”.
Rose Byrne (Diana Wayland): “Metería un diario, algo con buenos cotilleos y con muchos secretos, para que la persona que lo encontrara se divirtiera”.
Chandler Canterbury (Caleb Koestler): “Metería una foto de mi familia para demostrar lo bien que nos lo pasamos juntos. Y algunos Legos”.
Steven Jones-Evans (Diseñador de producción): “Me metería a mi mismo en la cápsula del tiempo. Lo mejor sería que pudiera preservarme y meterme en la cápsula del tiempo y salir y ver cómo es el futuro. Bueno, igual sólo metería mi cerebro… algo así”.
Nicolas Cage (John Koestler): “Sería muy divertido meter esta película en la cápsula porque sería un rollo muy cubista. No diré más”.

Tráiler de Señales de futuro