Seducción a la carta
Comparte con tus amigos










Enviar

Sarah Michelle Gellar se tomó un respiro de cazar vampiros para protagonizar ‘Seducción a la carta’. Aquí, en su personaje de Amanda es una simple cocinera que de repente prepara unos platos impresionantes que le servirán para conquistar el corazón de Tom. Bonita película que abrirá el apetito del espectador.

Seducción a la carta

Valoración:
Este film protagonizado por Sarah Michelle Gellar debutó el mismo año que ‘Crueles Intenciones’. Esto significa que fue durante la serie ‘Buffy Cazavampiros’. Sin embargo, mientras que ‘Crueles Intenciones’ fue un gran éxito (con un presupuesto de $11 millones recaudó más de $77 millones) esta cinta que reseño ahora fue todo un fracaso (con un presupuesto de $6 millones apenas recaudó poco más de $4). Una verdadera lástima porque se trata de un producto más que digno.

Esta película, siendo del género comedia romántica, es de las que yo catalogo como “bonitas”. Esta categoría se las aplico a films que cuentan una historia simple y bonita/tierna. No destacan en nada y su razón de existir es que el espectador se lo pase bien viéndola. En este sentido cumple de sobra.

Seducción a la carta

La principal distinción de esta cinta es el increíble talento que adquiere Amanda. Las comidas que prepara que se encuentran (literalmente) llenas de sentimientos. Estos platos pueden transmitir sus propias emociones como lo que ella desee que la persona sienta; todo esto sin proponérselo. Y es aquí donde lo pasaremos mejor al ver las diferentes reacciones de cada persona que prueba su comida.

Por lo demás poco más se puede decir. Y es que los personajes están delineados de una manera en concreto, el guión es sencillo, las situaciones no son nada complejas y la banda sonora apenas la notas. Tampoco puedo hablar en concreto de las actuaciones de Sarah Michelle Gellar ni de Sean Patrick Flannery puesto que su labor es muy limitada; no porque lo hagan mal sino porque la cinta no amerita más de ellos.

Seducción a la carta

Como película “bonita” que es sin sobresalir en nada tampoco tiene nada de malo; quizás un poco más de comedia le hubiera venido bien pero no creo que fuera la intención el darle énfasis a este apartado. Todo aquí es sumamente correcto. Los personajes cumplen, las situaciones justas, la trama y su desarrollo lo necesario… Tampoco requiere que el espectador se involucre emocionalmente ya que nunca calará en él, es decir, ni derramarás una lágrima ni tampoco terminarás lleno de felicidad. Simplemente te hará sentir bien.

Seducción a la carta

Conclusión:
‘Seducción a la Carta’ como película en sí cumple con su cometido de entretener. Bueno, más que entretener hacer que el espectador se pase un rato agradable con ella. Siendo así, no es una película que merezca salir corriendo a verla (a menos que gustes de este tipo de cine). Como sucedió con ‘Adictos al amor’ mi consejo es que si la encuentras de algún modo te sientes a verla y lo pases bien con ella.