Red Scorpion
Comparte con tus amigos










Enviar

Los años 80: época de héroes musculosos, parcos de palabras, sudorosos y con armas grandes. Tan grandes como su carisma. Gente como Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone, Van Damme… protagonizaron grandes franquicias. Entre ellos, también estaba Dolph Lundgren, conocido por interpretar a Ivan Drago en ‘Rocky IV’. En la película de hoy se mete en la piel del teniente Nikolai Rachenko, otro gigantón ruso. Un agente soviético conocido por sus agresivos y destructivos métodos. Es la hora de celebrar el 30º aniversario de Nikolai aka… ‘Red Scorpion’.

Crítica de Red Scorpion

Los 80 fueron la época dorada dentro del cine de acción. Nos dejaron obras tan memorables como Rambo (George P. Cosmatos, 1985),Commando (Mark L. Lester, 1985) o Jungla de cristal (John McTiernan, 1988). Por debajo de esas (y otras memorables películas), había productos de calidad, más o menos cuestionable, protagonizados por tipos duros que intentaban imitar a los grandes. No todas esas películas deben ser consideradas inferiores, ya que las había buenas o muy buenas. Entre ellas se encontraba nuestra apuesta de hoy: ‘Red Scorpion’.

‘Red Scorpion’ es, probablemente, una de las más auto-conscientes y desenfrenadas cintas de aquellos años. La película está filmada con bastante entereza y protagonizada por Dolph Lundgren. En aquella época, este coloso sueco había alcanzado gran notoriedad por vérselas con Sylvester Stallone en Rocky IV (1985). Lundgren demostró ser lo bastante emblemático y musculoso como para ganarse el puesto de protagonista en este film.

Detrás de las cámaras encontramos a Joseph Zito, especialmente conocido por dirigir otro clásico de la época,Invasión USA (1985). En aquella ocasión, el protagonista había sido el mismísimo Chuck Norris, otro icono del cine de acción. Norris luchaba contra guerrilleros latinoamericanos en suelo americano… En ‘Red Scorpion’ se cuenta con una premisa también bastante curiosa: un agente soviético fracasa en su misión, sus superiores deciden eliminarlo y este se une a los guerrilleros para desencadenar unas buenas dosis de destrucción.

Destaca bastante la buena labor de Zito, bajo los medios que tuvo, en lo concerniente a las escenas de acción. Aquí tenemos muchas explosiones y un enorme body-count al estilo de la época. Es un disfrute ver a Rachenko finiquitar a buen montón de comunistas con la famosa arma que aparece en todos los posters y que es icónica dentro de la propia película.… Inclusive tenemos un par de muertes destacadas de algunos malosos al final.

‘Red Scorpion’ es completamente consciente de la liga en la que juega, al igual que este tipo de películas. Esto se puede denotar en las múltiples one-liners que suelta Dolph Lundgren en sus diálogos y conversaciones. Especialmente con Dewey Ferguson, interpretado por M. Emmet Walsh, un periodista muy dado a las palabrotas y un odio cómico hacia los soviéticos.

El film tiene todos los clichés de la época, tanto para lo bueno como para lo malo. No se puede negar que sus responsables, especialmente el productor (Jack Abramoff), no tenían los medios que otra gente como Joel Silver… Aun con todo, la película gusta por su muy divertido aroma ochentero. Un aire de plena satisfacción para aquellos que buscamos un producto de acción sin pretensiones. Eso sí, obviamente queda lejos de las cintas más memorables y mejor acabadas de su tiempo.

Al margen de la acción, el disfrute de este film está en los ya citados one-liners de Dolph Lundgren, su acento y el portentoso carisma que derrocha en pantalla. La pena es que después de haber creado una rivalidad con el personaje de Brion James (Sgt. Krasnov), el film no tenga en su clímax un enfrentamiento final con él. En su lugar se pone a Carmen Argenziano como Zayas, el comandante cubano que apoya al superior de Nikolai. Un superior interpretado por T.P. McKenna como el general Vortek. El resto del casting funciona decentemente dentro del tipo de producción que es esta.

En resumidas cuentas.
Termino esta crítica de Red Scorpion, sin llegar a ser memorable o mítica, como algunas de las que protagonizaron otros colosos, esta cinta tiene su encanto. Cuanto menos es de los productos más rescatables de su tiempo con un carismático Dolph Lundgren en plan estrella. En su estilo, es un film muy divertido y entretenido gracias a la competente dirección de Joseph Zito.

Tráiler de Red Scorpion