Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

by

“Dijo que tu brújula era su única escapatoria. Un ejército de muertos viene a por ti Jack, el tridente de Poseidón es tu única esperanza. ¿Hacemos un trato?” Bienvenidos a… ‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’.

piratas-del-caribe-5-wanted

Crítica de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar.
Tras el fracaso, en términos artísticos de la anterior (y peor) entrega de la saga, podíamos esperar cualquier cosa de este nuevo capítulo… menos lo que realmente nos encontraremos: una reinvención en toda regla, ejecutada rozando el notable por los directores Joachim Ronning y Espen Sandberg, curtidos ya en esto de las superproducciones pasadas por agua gracias a su éxito ‘Kon-Tiki’, la cual fue nominada en el 2013 a la categoría de “mejor película de habla no inglesa” en los Oscars y Globos de Oro. Quizás éste, entre otros motivos, fue lo que decantó a la productora a decidirse por este par de realizadores noruegos.

Ronning y Sandberg han sabido respetar la esencia que tanto caracteriza a estas películas, a diferencia de su antecesor Rob Marshall. Aunque tenemos que decir que no fue tan fácil sacar el guión a flote por las exigencias de la compañía Disney o del propio Johnny Depp. Disney sabía que no podía permitirse otro fracaso (creativo más que económico) como el de En mareas misteriosas’. Necesitaban refrescarse, lo cual parecía imposible pero… lo han conseguido gracias a la reincorporación de ciertos detalles y personajes, por ejemplo: la vuelta de Orlando Bloom, un nexo con las primeras entregas que nos hace conectar de nuevo con los buenos momentos que ha brindado esta franquicia, otro punto a favor para ‘La venganza de Salazar’.

piratas-del-caribe-5-orlando-bloom

Al respecto de los efectos especiales y la ambientación cabe decir que, en su mayoría, son bastante buenos ambos… sin embargo destaca negativamente el Sparrow joven. En el cine la mayoría del tiempo pasa desapercibido pero el que consiga fijarse verá “el truco” en parte de la boca. Aún queda para que puedan replicar con exactitud en CGI a los actores reales.
La película da la impresión de estar rodada en lugares abiertos y reales sin mucho retoque. Algo que no sucedió en varias ocasiones de la trilogía original o de la cuarta parte… A excepción, claro está, de ciertos momentos como el robo del banco de la isla de San Martín (bastante ilógico e imposible pero típico de Piratas del Caribe), o el momento en el que Jack (sin pena ni gloria) se balancea entre los cañones de su barco (La Perla Negra) y el barco de Salazar (La silenciosa Mary) como si de un juego se tratase… teniendo en cuenta que ya no es un muchacho de veinte años.

Por otro lado, se puede hacer incluso tediosa la estancia en la isla de San Martín, la cual podrían haber acortado… pero que necesitaban para sacarse de la manga una conexión entre los personajes protagonistas. Tampoco resulta creíble la actitud derrotista de Jack, él nunca se ha rendido en todo este tiempo a pesar de ser amotinado o abandonado en una isla desierta. Sin embargo, tras ciertos años de mala suerte (adquirida por la maldición de la bruja Sansha) su tripulación le abandona y simplemente se da por vencido… Además de esto, tenían que reemplazar la figura de Lord Becket por este nuevo grupo de la marina británica que luce bastante insufrible desde el minuto uno.

piratas-del-caribe-5-johnny-depp

También contamos con nuevas historias y personajes, que esta vez encajan con la tónica de la saga. Para empezar, una muchacha que nos recuerda un poco a la impertinente Elizabeth Swan, con su altanería e inteligencia. Una joven, sin duda, adelantada a su época y por lo que la tachan de bruja, Carina Smith interpretada por Kaya Scodelario. Carina posee un mapa que “ningún hombre puede leer” y que si consiguen hacerlo les conducirá hasta el ansiado tridente de Poseidón. Este diario-mapa le fue legado por su padre, a quién no conoció y que está dispuesta a encontrar en esta aventura.
Kaya ya ha interpretado antes a una sola mujer entre muchos hombres, siendo testaruda y más valiente que el resto en su papel de Teresa enEl corredor del laberinto (Wes Ball, 2014). Quizás esto le haya sumado puntos a la hora de ser elegida frente a otras actrices consideradas para interpretar su papel.

Además tenemos a Henry Turner, al que da vida Brenton Thwaites, con quien comienza esta historia. El hijo de Will se niega a hacerse a la idea de no poder ver a su padre más que una vez cada diez años, como bien recordaréis. Está decidido a romper la maldición que le ata al Holandés Errante y traerlo de vuelta al mundo de los vivos. Para ello se alista en el ejército británico con la esperanza de encontrar al famoso Jack Sparrow y así hallar el tridente.
Ya habíamos visto antes a Thwaites, un poco más joven en otra superproducción,Maléfica (Robert Stromberg, 2014), donde se encargaba de interpretar al famoso príncipe Felipe, un papel que nada tiene que ver con lo que podemos ver en ‘Piratas del Caribe’. En ‘Maléfica’ apenas brillaba, pareciendo incluso un niño que nada podía hacer… Scodelario y Thwaites no fueron los únicos candidatos para interpretar a sus personajes. Se pensó en actrices como: Alexandra Dowling para el papel de Carina, o actores como Taron Egerton o George MacKay para hacer del indómito Henry Turner.

piratas-del-caribe-5-kaya-scodelario

Contamos también con la actriz iraní Golshifteh Farahani interpretando a la nueva bruja de la saga: Shansa. Todos recurren a ella, desde Barbossa hasta la flota británica. Da bastante más miedo que tía Dalma pero caza a la perfección con el ambiente oscuro de esta película. Sin pelo y llena de tinta, Shansa jugará a dos bandas, revelando el rumbo a seguir para los ingleses del Tridente de Poseidón.

Y, por último, la gran incorporación, el Capitán Armando Salazar que no es otro que Javier Bardem. Se espera de él que consiga estar a la altura de los villanos anteriores, y parece que lo consigue. Un muerto con ansias de matar y una tripulación de cadáveres son lo que tiene para vengarse de Jack. Salazar fue condenado a morir y quedarse atrapado en el Triángulo del Diablo por cortesía de un joven Jack que apenas empezaba su carrera en la piratería. Tal y como cita Salazar “se lo quitó todo” y eso es lo que piensa hacer una vez quede liberado del Triángulo.
Todos conocemos de sobra a Bardem y sus capacidades interpretativas van más allá de las de su mujer. Ya hizo de malo anteriormente, triunfando en la saga Bond como Silva enSkyfall (Sam Mendes, 2012), pero el Oscar (mejor actor secundario) llegó de la mano deNo es país para viejos (Joel y Ethan Coen, 2007), siendo un asesino-sicario llamado Anton Chigurh, por lo que era de esperar que no le fuera muy mal haciendo de malo, otra vez…

piratas-del-caribe-5-javier-bardem

Finalmente, los grandes momentos de la película vienen acompañados ¡cómo no! por la ya ineludible banda sonora principal de ‘Piratas’, esta vez mucho más comedida y ajustada que en el anterior film. La batuta musical de ‘La venganza de Salazar’ anda en manos de Geoff Zanelli.

¡Hablando de música! tenemos que mencionar al menos el cameo de Paul McCartney en la cinta, haciendo del fabuloso tío de Sparrow, llamado Jack también. Se convierte en el sustituto de Keith Richards pero sin ánimo de reemplazarlo, sino de cubrir su ausencia. ¡Ojo al chiste que McCartney inmortaliza! pues es un guiño a un actor con quien Johnny Depp trabajó en el pasado.

piratas-del-caribe-5-paul-mcartheney

En resumidas cuentas.
Finalizo esta crítica de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, una película que supera bastante las expectativas de la audiencia que quedó insatisfecha trasEn mareas misteriosas’. Buen guión, interesante argumento de partida, buenas incorporaciones y reincorporaciones, actores perfectamente elegidos y dirigidos. Sin duda, y si eres fan de la saga, no puedes perderte esta entrega en la que seguimos encontrando aventuras de la mano de nuestros piratas por excelencia Jack Sparrow y Hector Barbossa y toda su tripulación. Una reinvención que ha sabido mezclar a viejos y nuevos protagonistas, que ha encontrado el equilibrio perdido y, sobre todo, que ha descubierto nuevas historias que desembocan en lo que todos ya conocíamos: la imprevisibilidad de nuestros piratas.

Tráiler de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar