Perturbada
Comparte con tus amigos










Enviar

“La vida se te escabulle. Cambiar el número de teléfono pasa a ser normal. Pedir una orden de alejamiento, normal. Huir a otra ciudad, normal. Estoy sola en una ciudad desconocida y nunca me siento segura”. Claire Foy está… ‘Perturbada’.

Crítica de perturbada

Sin duda alguna se puede decir que 2018 fue un año clave para Claire Foy. La actriz inglesa se dio a conocer con su gran recreación de la Reina Elizabeth II en la serie ‘The Crown’ (2016-2017). Posteriormente, y en el lapso de un año, ha estrenado tres películas. Dos como protagonista absoluta: Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte (Fede Alvarez, 2018) y ‘Perturbada’ (Steven Soderbergh, 2018). La tercera cinta dónde la vimos fue First Man (Damian Chazelle, 2018). En ese film sobre Neil Armstrong tenía a su cargo un papel vital y de apoyo al protagonista, Ryan Gosling.

De lejos, ‘Perturbada’ es la más pequeña de todas sus apuestas para cines del pasado año. Ahora bien, no por eso se puede decir que Foy haya bajado su nivel de exigencia, o simplemente aparezca para cobrar el cheque. Su interpretación es la que marca la diferencia, y hace que el film merezca ser visionado. Todo ello dicho a pesar de que en la dirección encontramos a Steven Soderbergh…

Soderbergh ha intentado aquí una especie de regreso a sus orígenes más independientes y con aire indie. En su labor destaca una demasiado repetitiva y anticlimática filmación en planos de cámara en mano y ultracortos. Todo con un montaje que le da a la cinta una especie de espídica sensación que intenta emparentar con los sentimientos de su personaje principal. Sobra decir que, si el espectador no es fan de las películas con fotografía y trabajo de cámara de estilo realista (o falso documental), ‘Perturbada’ no será para nada de su gusto. Si aun así se arriesga a verla, puede que acabe sacándole de la trama antes de su último acto.

El modo de proceder de Soderbergh tiene una explicación. El director solo usó ¡móviles Iphone! para filmar la película. En una entrevista para ‘El País’ defendía así su arte: “Busco oportunidades para dar al público una visión de autor. Y esto lo he hecho porque era necesario para mi primera película de terror. Necesitaba situarme y situar a los espectadores muy cerca de la cara de los actores, que sintieran lo que ellos…”.

Ahora toca preguntar: ¿Era realmente necesario rodar esta película con un móvil para que el espectador llegara a sentirse cerca de los personajes? ¿Estamos ante una treta publicitaria de un director que siempre quiere ser protagonista? Las respuestas quedan en manos de usted… Centrándonos en lo bueno, la violencia y los hechos que se suceden tienen su parte escalofriante. El film juega en todo momento con su título en inglés. Así las cosas, ‘Unsane’ sería más cerca a “inestable” que a “perturbada”, dejando de lado la clarificación de género hacia el personaje de Sawyer, y abriendo el debate sobre quién está loco de verdad en la cinta. No obstante, lo que verdaderamente la hace destacable es su actriz protagonista, Claire Foy.

La trama de ‘Perturbada’ no es nada nueva. Apenas hay un trabajo elaborado de un solo personaje, Sawyer Valentini (Foy), sobre un argumento de telefilm de sobremesa. Una “TV Movie” que ya hemos visto miles de veces en los fines de semana de las cadenas generalistas… Dicho esto, vuelvo a repetir que toda la película queda en manos de la tremenda labor de una Claire Foy a un nivel excelente. Foy pasa por todos los estados de ánimo imaginables. La actriz hace totalmente creíble que: o bien está cuerda (pero al borde de la locura) o es una perturbada que se logra mantener a raya con su frágil apariencia física y con una mente totalmente destruida.

El film pasa del drama facilón al terror gracias a las reacciones de Sawyer (Foy). Especialmente desde que queda ingresada en el centro, hasta que va interaccionando con algún celador, o con pacientes claramente trastornados. Ojo al rol de Juno Temple como Violet. También atención a Joshua Leonard como uno de los enfermeros del que Sawyer afirma ser el hombre que la acosaba. El acosador por el que, precisamente, fue a pedir ayuda a la clínica.

A modo de curiosidad, seguro que en los créditos llaman la atención los nombres de Amy Irving y Matt Damon. La primera da vida a la madre de Sawyer, teniendo tan sólo tres secuencias y sólo en una de ellas demostrando su talento como actriz. Y el segundo (buen amigo del director) tiene una aparición a modo de cameo de una sola escena. Damon aparece como un policía que da unas pautas de actuación realmente espeluznantes. Unas “instrucciones” de cómo vivir cuando has sido víctima de acoso, si se puede llamar vida a lo que plantea. Hechos que acaban por hacer que Sawyer se mude de ciudad.

En cuanto a la edición y fotografía de la cinta, estas corren a cargo del mismísimo Soderberg. El director las firma bajo los seudónimos de Peter Andrews (fotografía) y Mary Ann Bernand (montaje y edición). La banda sonora del film es obra de David Wilder Savage. El músico volverá a trabajar con Soderbergh en ‘High Flying Bird’ (2019), también filmada en Iphone y en tres semanas.

En resumidas cuentas.
Finalizo esta crítica de Perturbada, una nueva maniobra de marketing por parte de Steven Soderbergh para atraer la atención. La película se sustenta por entero en el talento que despliega Claire Foy. La actriz es la más implicada con el material y la única con un personaje con recorrido en el film. Sin ella, esto sólo sería una home-movie que alguien grabó con un Iphone y subió a YouTube vendiéndolo como cine.

Tráiler de Perturbada