Muñeco diabólico 3
Comparte con tus amigos










Enviar

Los años 80 han pasado. Los niños que éramos entonces ya comenzamos a dejar de serlo. Lo mismo que sucede con nuestro protagonista Andy en esta tercera entrega de la saga de Chucky. Pero como bien dice el póster promocional en inglés de este film: “Llega un momento donde hay que dejar las cosas de niños atrás. ¡Pero hay cosas que no quieren quedarse atrás!” Y así es como Chucky regresa en su plan de habitar un cuerpo humano en ‘Muñeco diabólico 3’.

childsplay3_militar

Valoración:
Muchas personas consideran esta tercera entrega de Chucky como la más floja de todas; aunque personalmente nunca he compartido esa opinión. Esta valoración se hizo para cuando entonces no se habían hecho las posteriores dos entregas; sin contar con la reciente ‘La Maldición de Chucky’. Existiendo la cuarta y quinta parte, ¿considerarían todavía a ‘Muñeco Diabólico 3’ tan mala?

Una vez teniendo ‘La Novia de Chucky’ y ‘La Semilla de Chucky’ creo que las personas aprenderían a valorar más esta tercera parte. Esto es debido a que, por muy divertida que sea, ‘La Novia de Chucky’ no deja de ser una comedia de humor negro; desviándose casi por completo de sus raíces en el género de terror. Y si ya habláramos de ‘La Semilla de Chucky’ definitivamente que la tercera secuela no resulta tan mala en comparación.

childsplay3_barber

Los dos principales problemas que tiene esta película vienen por parte de la década en la que se sitúa y la premisa. Cuando hablo de la década me refiero a lo que comento en la introducción de esta reseña: los 80 han quedado atrás y con ellos la misma existencia de Chucky; recordando que el personaje fue basado en los populares Cabbage Patch Kids (Muñecas Repollo en España) de entonces. Y cuando hablo de la premisa me refiero a que ya casi no daba más de sí el chicle; más aún si tenemos en mente que el título original de la cinta es Child´s Play (Juego de Niños) y ya Andy no es un crío.

Don Mancini, la mente tras Chucky y guionista, supo cómo hacerle frente a esos dos problemas. Sobre estar en los 90 trata de hacer al personaje relevante otra vez alegando que, debido a la popularidad de estos muñecos, la empresa decide fabricarlos nuevamente; y estando en 1991 se puede justificar (cosa que no hubiera sido posible de estar ya adentrados en la década). Mientras que, aunque Andy siga siendo el principal rival de Chucky, ahora nuestro villano fija su objetivo en el nuevo niño Tyler; de ahí que todavía se justifique el título de Child´s Play.

Como puntos flojos podemos mencionar muchos: el instituto militar que no brinda ni por asomo la atmósfera que sí ofrece una casa, el que Andy ya sea un adolescente que todavía figure en la mira de Chucky, el protagonismo de Andy… Pero también tenemos que hablar de lo que tiene a su favor y lo que la hace mejor de lo que mucha gente podría recordar o pensar.

Con todo y que la premisa de Chucky de querer habitar el cuerpo de Andy ya no daba para más al menos era un propósito y en lo que se asentaba el film; en las siguientes entregas el objetivo es una excusa para hacer una película. Puede que Chucky ya no cause el mismo impacto que antes (esto yo lo achaco al instituto militar) pero sigue siendo una amenaza real; posteriormente veremos cómo deja de serlo y pasa a ser meramente un comediante. Hasta aquí se mantiene como una saga de terror; la cuarta entrega es una comedia mientras que la quinta sigo sin saber lo que es. Viéndola en esta perspectiva tan mala no es entonces.

childsplay3_knife

Conclusión:
Mucho se ha criticado a esta película y con razón. Pero entiendo que entre tantas cosas negativas la gente debiera buscarle sus lados positivos. Más aún cuando, con la llegada de ‘La Novia de Chucky’ y ‘La Semilla de Chucky’ y hasta ‘La Maldición de Chucky’, fue la última entrega en querer seguir abrazando el género de terror. Seguramente que teniendo todo el panorama actual (2013) la gente terminará por apreciarla un poco más.