Mamma Mia! La película
Comparte con tus amigos










Enviar

Procedente de los viejos éxitos de ABBA, y del musical basado en sus canciones, hoy es todo felicidad y música. Hoy recordamos una película que en 2008 se convirtió en todo un triunfo y una celebración. Ya mismo cogemos el micro y nos ponemos a cantar… ‘Mamma Mia! La película’.

“Quiero una boda perfecta y que mi padre me lleve al altar”.-Sophie.

Crítica de Mamma Mia! La película

‘Mamma Mia! La película’ fue toda una sorpresa cuando se estrenó en el año 2008. Tan es así que fue la quinta película que más dinero hizo a nivel mundial gracias a sus 609.841.637 $. Esa fabulosa cifra tiene un gran mérito, ya que estamos hablando de un musical, es decir, no es cine de superhéroes ni nada por el estilo. Además, ya sabemos que los musicales no son “digeribles” por todo el mundo. Así pues, el éxito de ‘Mamma Mia’ sería equiparable a conseguir más de 1000 o 1500 millones por cualquier cinta de Marvel Studios. Mucho más si tenemos en cuenta que su coste fue de tan sólo 52 millones. ¡Hagan cuentas!

En el éxito de la propuesta también es claro que influyó el triunfo del espectáculo teatral ‘Mamma Mia’ en el que se basó esta cinta de la Universal. Una obra creada por Catherine Johnson y basada en el universo de las canciones de ABBA, el exitoso grupo sueco. En este sentido, la propia Catherine fue la encargada de “replicar” su libreto para el film. Un libreto muy sencillo y nada pretencioso. Todo bajo la alegre y distendida dirección de Phyllida Lloyd en la que fue su ópera prima para cines.

‘Mamma Mia’ se configura como una comedia trufada de simpáticos números musicales. No obstante, también hay alguno que otro melancólico y sentimental. Toda la trama se centra en las diferentes situaciones que van surgiendo como consecuencia de la llegada de los padres de Sophie a la isla. A partir de ahí se va incidiendo en lo que estos hombres provocan en los recuerdos de Donna y en las esperanzas de Sophie.

Además, también habrá tiempo para explorar la relación madre e hija con sus respectivas diferencias (el matrimonio, por ejemplo) pero también con los lazos que las unen (el amor). Eso sí, todo esto último expuesto de un modo ligero. En general estamos ante una historia que invita claramente a la despreocupada y ligera diversión. Una historia que te deja un buen sabor de boca.

Respecto a los números musicales, cabe decir que sus letras fueron elaboradas por Benny Andersson y Björn Ulvaeus, los ABBA originales. Como acabo de exponer, estamos ante unas representaciones que, en su mayoría, apuestan por la sana diversión. Aquí los intérpretes podrán cantar mejor o peor… pero demuestran una total implicación y eso se contagia al público. Mis favoritos son los siguientes: de manera muy destacada “Dancing Queen” (Meryl Streep, Christine Baranski y Julie Walters), pero también mención para “Super Trouper” (Meryl Streep, Christine Baranski y Julie Walters), “Honey, honey” (Amanda Seyfried, Rachel McDowall y Ashley Lilley) y, por supuesto, “Mamma Mia” (Meryl Streep).

En el rodaje destaca como se contraponen algunos escenarios bastante “teatreros de cartón piedra” con el bellísimo e idílico paisaje de la isla de Kalokairi. Destacar que las secuencias al aire libre fueron filmadas en las islas griegas de Skópelos y Skiathos. Por otra parte, gran parte del rodaje interior tuvo lugar en los muy famosos estudios Pinewood situados cerca de Londres. Allí se han rodado algunas entregas de grandes sagas como James Bond, Alien o Misión Imposible.

“Tengo un sueño”… Tres hombres y dos damas.

Pasando a las actuaciones, hay que decir bien alto que la dupla madre/hija formada por Meryl Streep y Amanda Seyfried es sensacional y directamente lo mejor de la película (junto a los números musicales, por supuesto). Meryl Streep disfruta como una niña cada minuto del metraje enfundada en su peto azul con pantalón largo dando vida a Donna, una mujer hecha a sí misma y que es la dueña para todo de “Villa Donna”, un hotel que se cae a pedazos y que consume casi todo su tiempo.

Por su parte, Amanda Seyfried hace un papel pleno de entusiasmo, alegría y jovialidad como Sophie. Ella es la hermosa hija que todo padre quisiera llevar orgulloso al altar. La compenetración y complicidad de Meryl y Amanda en sus escenas es máxima y de esto se aprovecha la cinta. Además, cada una de ellas luce en sus respectivos números musicales. Por ejemplo, Amanda con su dulce voz en “I Have A Dream”, o Meryl en “The Winner Takes It All”.

Respecto a los padres de Sophie, estos son interpretados por el trío formado por Pierce Brosnan (Sam, el arquitecto), Stellan Skarsgård (Bill, el escritor y marinero nómada) y Colin Firth (Harry, el agente de bolsa). De los tres (antaño hippies), el que más deja sentir su presencia en la cinta es Pierce Brosnan. El antaño 007 aporta su carisma y porte e incluso se atreve a dar alguna réplica musical a Mery Streep. Por su parte, Stellan Skarsgård y Colin Firth pasan más desapercibidos, especialmente Firth que básicamente se dedica a “figurar”.

Por otro lado, muy buena, entregada y simpática labor es la que llevan a cabo Julie Walters y Christine Baranski como Rosie y Tanya, las dos mejores amigas de Donna. Ellas tres formaban el grupo “Donna y las Dinamos”. La verdad es que Walters y Baranski casi llegan a robar los planos con su “desmedido” entusiasmo. Inclusive, Baranski tiene un número musical de auténtica jefa y todo: “Does Your Mother Know”.

Finalmente nos queda Dominic Cooper como Sky, el novio que se va a casar con Sophie. La verdad es que no tiene muchos minutos para lucirse y su personaje dice poco o nada. Resaltar que tiene una canción mano a mano con Amanda Seyfried en la playa: “Lay all your love on me”.

En conclusión.
Llegó el momento de abandonar Kalokairi terminando esta crítica de Mamma Mia! La película, una divertida y musical celebración. Una cinta que no tienen mayores pretensiones que hacernos pasar 108 minutos cantando y bailando al lado de las protagonistas. Esta es una de esas películas que te hacen sentir bien y que siempre se recuerda con una sonrisa en la cara. Al mismo tiempo, y de manera inconsciente, te pondrás a tararear sus más pegadizas canciones.

Tráiler de Mamma Mia! La película