Machete Kills
Comparte con tus amigos










Enviar

Regresa el vigilante mexicano, el renegado héroe nombre en clave Machete. Y lo hace en plena misión para acabar con los cárteles. Ahora tendrá que luchar contra todo tipo de enemigos sin más compañía que su amado machete, su inalterable mirada y su melena al viento. El mexicano más feo, duro y bigotudo al otro lado de la frontera deberá de limpiar la escoria de Acapulco. No será fácil, no estará bien recompensado, pero alguien tiene que hacerlo, y ese alguien es Machete activado de nuevo en modo asesino total en… ‘Machete Kills’.

“Sabes lo que eres Machete: eres Venganza, y la Venganza nunca muere, sólo cambia de objetivos” (Méndez)

machete-kills-machete-fuego

Crítica de Machete Kills

El siempre multi-atareado Robert Rodríguez, ya sin Ethan Maniquis como ayudante tras las cámaras, retoma la historia de uno de los personajes recurrentes (y más célebres) de su filmografía (ya presente desde los tiempos de ‘Desperado’) el interpretado por Danny Trejo. Un ex-policía Federal que, tras pasar por varias resurrecciones, se ha convertido en un símbolo del que cantan canciones y cuentan historias. Su nombre: Machete.

Machete es todo lo contrario al prototipo de héroe americano. Es feo, melenudo, tatuado, sin prejuicios a la hora de matar y dar amor a las féminas. Danny Trejo es quien, nuevamente, se pone a sus espaldas el film. Una cinta que no esconde en ningún momento el camino de realzar la reiteración de ideas que ya funcionaban en Machete’, la recuperación de personajes y momentos ya vistos en otros films de Rodríguez e incluso la aparición de referencias al propio universo del director de Austin.

“Tú nación está en deuda contigo Machete, ve y machacalos” (Presidente de EEUU)

M

En ‘Machete Kills’ la idea es matar de diversión, sobre todo, matar, y matar mucho, y de formas delirantes, bizarras y gore, muy gore… Así el tema empieza con Machete desenfundando su ídem y partiendo por la mitad a uno que pasaba por allí, o usando una especie de navaja suiza gigante de los machetes para desintegrar los intestinos de otros tantos que se cruzaron en su camino. Entre medias, la historia vive varios (y convenientes) parones para presentar a singulares personajes como: “El Camaleón” interpretado en diversos momentos (y de distintas formas) por Walton Goggins, Cuba Gooding Jr, Lady Gaga y Antonio Banderas. Miss San Antonio (Amber Heard), una modelo que en realidad trabaja a dos bandas, tanto para los Americanos como para el Cártel. Y el más delirante y genial de todos, Méndez A.K.A Méndez “El Demente”, un tronchante Damian Bichir, un tipo Loco con L mayúscula, como él mismo admite.

Tras ‘Machete’, traer de vuelta al justiciero del pueblo no fue fácil y, lastimosamente, tampoco fue un éxito. ‘Machete Kills’ se quedó muy lejos de los ingresos en taquilla de la primera parte que en 2010 logró 44 millones, siendo distribuida por Fox. Por su parte, “Kills” fue movida por Open Road y no llegó ni a los 10 millones, llevándose a los bolsillos un montante de sólo 15 a nivel mundial. Este fracaso provocó que no fuera estrenada en cines en países importantes como España, lo que hace difícil el lanzamiento de la tercera entrega titulada, en principio, ‘Machete Kills Again… in The Space’.

“No te he contratado por ser compasivo. Machete MATA, no salva a los malos, ¡así que cargarte a ese hijo de puta, coño!” (Presidente de los EEUU)

M

No se puede decir que estemos ante un film que no da lo que promete, porque la mala baba y el humor chusco están aquí muy presentes y, por supuesto, la falta de complejos y la acumulación de homenajes. Ahora bien, esto no es óbice para advertir que ya comienza a hacerse evidente un cansancio del personaje (en gran parte por la ya avanzada edad de un Trejo al que cada vez la cuesta estar a la altura del mito).

‘Machete Kills’ continúa visitando los lugares comunes del cine de Rodríguez, tales como: tabernas, carreteras secundarias, héroes fronterizos, políticos corruptos, sheriffs texanos codiciosos y poco ociosos, mujeres fatales, prostitutas, revolucionarios… Y ahora también da entrada a un buen número de personajes secundarios de peso que aligeran la acción para que Trejo y su (poco disimulado) doble especialista tengan un respiro. Así es como casi todos tienen su momento de gloria. Empezando con Sofía Vergara (Desdemona) como la madame come-hombres de un prostíbulo de carretera que posee un sujetador de doble-metralleta, y unas bragas con revólver de doble tambor que usa en casos de extrema necesidad. Esta madame es capaz de escupir advertencias verbales y balas con la misma rapidez y rabia. 

“No hay polvos gratis, todos los empalmados en mi burdel pagan” (Desdemona)

machete-kills-desdemona

La ya citada Amber Heard (Blanca Vázquez, nombre en clave “Miss San Antonio”) como una modelo con unos ideales un tanto peculiares para una rubia tonta, atención a su enfrentamiento contra Shé (Michelle Rodríguez) que dará pie a un duelo verbal y de conceptos muy curioso, con una vestida de gala… y otra vestida para matar.

Sumamos el imposible presidente al que da vida un intencionadamente imposible Charlie Sheen en un cameo de esos a los que mi compañero David González gusta llamar “cameo expendable”. Además, la aparición breve, pero merecidamente esperada, de la inclasificable Lady Gaga. Pero sin duda, si hay quienes se lo pasan en grande y que han pillado a la perfección el punto de los films de ‘Machete’ (y por ende de Rodríguez) son los siguientes: Demián Bichir que se revela como un roba-escenas de primera acompañado de Marko Zaror (en plan máquina aniquiladora imparable e inmatable), y Mel Gibson en un rol de villano de James Bond de cajón que, atención, promete mutar en un rol de villano de Star Wars de cajón.

“Este cohete es un edema que le voy a meter por el culo a los Estados Unidos” (Mendez)

M

Como buenos admiradores de los la vieja escuela no nos podemos olvidar de todo un superviviente de los 80s y 90s como es William Sadler. Sadler, más o menos, viene a repetir el rol de Don Johnson en la anterior (aunque no a tanto nivel) dando vida a un sheriff texano (sombrero y botas camperas incluidas) al que le gusta vanagloriarse de que ahorca frijolitos (lo que no sabe es que Machete tiene el pescuezo muy duro) y cuelga piñatas de tacos mientras alecciona a su joven ayudante Clebourne.

Párrafo al margen merece Méndez “el Demente” interpretado por Demián Bichir. Lo suyo es el exceso y el desparrame, y literalmente lo borda con un personaje exaltadísimo en una interpretación intencionadamente grandilocuente y desmesurada. Bichir busca parodiar los papeles de los actores no hispano-parlantes que, durante años, eran contratados por los grandes estudios para dar vida a mexicanos. Su retahíla de frases son “Oro Puro” y recomiendo, encarecidamente, que sean escuchadas en versión original.

“He oído canciones sobre ti; Machete. Pues sabes una cosa, al único hijoputa que cantan canciones aquí… ¡es a mí!” (Mendez)

machete-kills-demente

En resumidas cuentas. 
Termino esta crítica de Machete Kills, puro delirio sin complejos ni vergüenzas. Una peli mala. Una peli que quiere ser mala y divertir. Este film sigue engrasando y engrandeciendo las filias de Robert Rodríguez, quien no duda en auto-plagiarse y en autonombrarse el Tarantino Mexicano. Tiene todo lo que puedas imaginar y esperar de una cinta de ‘Machete’ (aunque hay que admitir que el desfile de cuerpos desnudos de la primera ha sido minimizado) y junto con la obra primigenia forma una dupla indispensable. Una especie de oasis de fantasía para el flipado amante de la serie B/Z. Un brutal chute de adrenalina para un loco de Rolling Thunder. No mejora al original, pero cumple como secuela y encima avanza hasta algo que traspasa la galaxia…

Tráiler de Machete Kills