Los sin nombre
Comparte con tus amigos










Enviar

A día de hoy hablar de Jaume Balagueró es hablar de uno de los mejores directores patrios de cine fantástico. Su primer largometraje fue la película que vamos a comentar. No se vio intimidado por la magnitud del proyecto ni por el hecho de que estuviera basado en un libro bastante conocido sino que se armó de valor y se propuso demostrar que cuando se quiere, se puede.

“Buscas los limites del mal…pero el mal no tiene limites. “

Los sin nombre

Valoración:

Con Los Sin Nombre hizo su debut un director patrio que os sonará por posteriores éxitos como las dos partes de [•REC], Darkness o Frágiles: Jaume Balagueró. Por aquel 1.999 contaba con tan solo 31 años, pero ya había mostrado su increíble valía con cortos como Alicia o Días sin Luz (incluidos en DVD coleccionista y Blu-Ray). Y cuando llegó el momento que esperaba, la oportunidad de debutar en su primer largometraje, no lo hizo empezando con algo sencillo, apto para directores primerizos, sino que se atrevió con una densa y retorcida novela británica titulada «The Nameless«, de Ramsey Campbell. Balagueró tenía claro por donde quería orientar su carrera como director y este era el primer paso. Queda patente que sus inclinaciones no eran la típica comedia Española que tanto abunda sino que como buen seguidor de lo fantástico quería demostrar que en España también sabemos crear terror del bueno.

Los sin nombres es una película diferente. Bastante densa en según qué momentos y muy simple en otros. No es nada fácil adaptar novelas al cine puesto que un libro contiene cientos de páginas que suele ser arduo difícil plasmarlas en una película de hora y poco. Si encima hablamos de un libro de misterio y terror pues la cosa se complica.

Los sin nombre

Ya solo por la intención que ha tenido Balagueró es de agradecer, pues quizás sin gente como él, Paco Plaza, Nacho Vigalondo, José Luis Alemán,… seguiríamos rodando películas a lo Paco Martínez Soria. Digo lo de la intención porque la película no es que vaya sobrada en cuanto a efectividad. Empecemos por lo malo, que así luego lo bueno sabrá aun mejor. Los sin nombre peca de tener tramos del film un tanto aburridos, realmente no es que no pase nada de interés sino que no está planteado para que llame la atención. Tras una primera media hora muy bien realizada, la película continua un poco por inercia y parece quedarse sin gas. Los personajes tampoco parecen muy creíbles en según qué situaciones. Incluso diría que tiene un final un tanto precipitado. Estás toda la película deseando saber qué está ocurriendo y al final todo se resuelve en pocos minutos, cosa que te deja un poco helado.

Por fortuna, la película nos dejó muchas cosas positivas que consiguen igualar la balanza. Una gran atmósfera, la cual hace que respiremos tensión y que en determinados momentos nos ahoguemos en el mar de las dudas. Su intachable y fenomenal fotografía nos adentran más en la historia y en los detalles tan bien realizados que contribuyen a la mencionada atmósfera que se respira. La dirección de Balagueró es intachable y pese a los fallos ya comentados consigue introducir al espectador en un mundo opresivo donde el mal está presente en todo momento sin llegar a verse nunca. Películas como Seven o La semilla del diablo se ven un poco homenajeadas por parte del director en cuanto a la manera de desarrollarse la trama, un buen detalle.

Los sin nombre

Conclusiones:

Por algo se empieza. Si, hay muchas cintas orientadas al terror creadas en España pero lo que predomina es la comedia tonta. Por fortuna, un pequeño grupo de directores capacitados llevan tiempo apostando por hacer algo diferente y los resultados nos dejan con la boca abierta, demostrando que aquí se sabe rodar buen cine, como en cualquier otro lado. A veces se empieza por la intención más que por otra cosa sacando la cinta más con las ganas y la ilusión (como puede ser el caso) y más tarde, a base de jugar un poco al ensayo/error se van puliendo pequeños defectos hasta conseguir cintas de calidad excepcional como estamos empezando a ver. Los sin nombre no pasará a la historia como lo mejor rodado en España pero sí es una gran cinta, con más virtudes que defectos y es altamente recomendable en todos los aspectos. Balagueró no solo consigue crear una cinta de tensiones y horrores sino que la misma juega al gato y al ratón en todo momento como si de un triller policíaco se tratara abarcando aun más el terreno en el que juega dicho film. Puede gustar más o menos pero es una cinta de visionado obligatorio por cualquier fan de lo fantástico que se precie.