Los fantasmas de mis ex novias
Comparte con tus amigos










Enviar

La influencia de “Cuento de Navidad” de Charles Dickens es muy amplia y ha sido llevada, con mayor o menor acierto, al cine en varias películas que van desde 1901 hasta nuestros días. ‘Los fantasmas de mis ex novias’ bebe de dicha historia que, mezclándola con un transfondo de comedia, consigue sumergirnos en una divertida historia muy acorde con nuestros tiempos.

¿Qué pasaría si pudieses revivir el pasado, aprender del presente y cambiar el futuro?

Los Fantasmas de mis ex novias

La trama: El hombre que amaba a las mujeres.
Connor Mead (Matthew McConaughey) es un fotógrafo de famosos montado en el dolar y que ama la libertad, las mujeres y las juergas por igual. Odia las ataduras que una pareja puede conllevar y piensa que lo mejor son las relaciones de una sola noche. Todo lo ha aprendido de su famoso y legendario tío Wayne (Michael Douglas) ya fallecido… el cual resultó tener un éxito sin precedentes con las mujeres siendo un Playboy de los que hacen época. Pero todo va a cambiar con la venidera boda de su hermano. Una vez allí, recibirá la visita del fantasma de su tío Wayne con un mensaje urgente que le dice que no arruine su vida con ese modo de vivir que tiene, y que por culpa de ello va a recibir la visita de tres fantasmas con pruebas para superar. Hablamos del fantasma del pasado, del presente y del futuro. Estos espectros le embarcarán en el mayor viaje de su vida. Que se vaya preparando Connor porque la que le espera no es pequeña precisamente.

Los Fantasmas de mis ex novias

Crítica de Los fantasmas de mis ex novias

Muy divertida comedia basada en “Cuento de Navidad” de Charles Dickens, tal y como he comentado al principio. Podría decirse que este film fue una “prima hermana” de la cinta ‘Los fantasmas atacan al jefe’, protagonizada por Bill Murray. Ambas películas usan de base la historia del novelista inglés y lo que hacen es rellenarla con sus propias historias y adaptarla a los tiempos que corren hoy día, con ironía y humor negro incluidos. Este film no sólo consigue entretenernos durante algo más de hora y media sino que nos divertirá ofreciéndonos un buen rato.

Los actores están francamente bien, empezando por Matthew McConaughey que hace un papel de un playboy que no duda un segundo en cortar una relación (que digo, ¡tres relaciones a la vez!) vía webcam, mientras abraza a otra moza para ver si puede sacar partido de ella. Pese al escepticismo inicial, enseguida conecté con la historia y con este mujeriego personaje llegándome a caer bien y todo… Jennifer Garner, la otra protagonista, también se salió. Esta mujer, en sus buenos tiempos de fama comercial, actuaba como pocas, le pusieran por delante lo que le pusieran: espía, superheroína con dos sais, dramas sentimentales de lágrima fácil o en cualquier divertida comedia. Todo esto sin menospreciar al resto del reparto puesto que todos los secundarios, Michael Douglas incluido, por poco o mucho que salgan, lo hicieron lo suficientemente bien como para estar a la altura de lo que el film requirió de ellos.

La historia, como he recalcado ya en esta crítica de Los fantasmas de mis ex novias, estuvo basada en la célebre novela de Dickens, pero en esta película tomó rumbos bastante disparatados y lo llevó todo mucho más allá de la exageración en todo los sentidos, siendo algo bastante ilógico… y divertido.

Los Fantasmas de mis ex novias

Conclusiones.
Las mejores películas son aquellas que te dan mucho más de lo que realmente esperas de ellas. Yo en este caso esperaba algo melodramático que invitara al espectador a llorar un ratito y de final feliz, y si bien puede ser lo que realmente es, hay que ser justo y decir que es una estupenda cinta navideña y divertida. Una cinta que bien podríamos olvidar si no la vemos y no nos acordarnos nunca de ella, pero que si le damos una oportunidad siempre la recordaremos con una sonrisa en la cara.

Tráiler de Los fantasmas de mis ex-novias