Las últimas vacaciones
Comparte con tus amigos










Enviar

Si te diagnostican una enfermedad terminal, ¿qué harías? Puedes deprimirte y echarte a llorar sin remedio o hacer lo que nuestra protagonista y disfrutar plenamente lo que te queda. Que no les tome por sorpresa el argumento porque en ‘Las últimas vacaciones’ encontrarán una sencilla y bonita historia. Pasemos a darnos la buena vida entonces.

Queen Latifah

Crítica de Las últimas vacaciones.
Películas las hay de todo tipo por supuesto. Tenemos desde obras maestras hasta la peor basura jamás concebida. Entre medio de cada extremo nos encontramos de todo como es normal. Todas las películas no tienen/pueden llegar a cada una de estas categorías. Pero luego, hay un género que es muy difícil encontrar y que yo califico como “películas bonitas”. “Las películas bonitas” son aquellas que nos presentan un argumento sencillo, personajes simples y nos cuentan una historia que no va más allá que buscar entretener, mantenernos con una sonrisa constante. En definitiva lo que quieren es hacernos sentir bien.

El personaje de Queen Latifah hace lo que pocas personas harían en una situación similar. Evidentemente si a cualquiera nos dijeran que nos queda poco tiempo de vida lo más lógico del mundo es que caigamos en una depresión. Pero luego, si lo pensamos bien, debería llegar un momento en el que le diéramos la vuelta a la tortilla. Si justamente ya nos queda poco en este mundo, ¿por qué pasarlo sufriendo? Lo ideal sería gozar plenamente todo lo que podamos. De esta forma, nuestra protagonista, Georgia, decide gastarse todo el dinero que ha ahorrado y ha guardado de la herencia de su madre. Su sueño particular era hospedarse en un lujoso hotel en Praga y vivir como una reina. Disfrutar de absolutamente todo sin el más mínimo remordimiento; de hecho, el remordimiento sería no hacerlo. Por lo que finalmente ve la oportunidad para hacerlo ya que es o ahora o nunca más.

Últimas Vacaciones

Durante su estancia en este hotel llamará la atención por su conducta tan desenfrenada y conocerá personas de todo tipo: desde los que les despierta la curiosidad, los que la llegan a admirar hasta los que la envidia les corroe. Pero, finalmente, a lo largo de la película conseguirá cambiar la vida de todos aquellos que la conocen.

Francamente creo que hicieron una elección acertadísima en Queen Latifah como personaje central. Y es que ella es una celebridad que siempre se ha mostrado cercana y agradable. Por lo que al verla interpretando un papel de una trabajadora que finalmente decide darse la buena vida te lo crees totalmente. Pero para más muestra, el ver cómo se come la pantalla cada vez que está en escena. Lo que es un enorme mérito teniendo en cuenta lo simple de su personaje y lo limitado que es.

‘Las últimas vacaciones’ nos presenta una historia con un mensaje, que si bien es cierto y debería llegarnos, no lo consigue. Y es que como he dicho, ni la historia, ni el guión, ni las situaciones, ni los personajes van más allá. Pero esto no habla mal de la cinta ya que no es su propósito. Su cometido es hacerte sentir bien mientras la ves.

Últimas Vacaciones

Conclusión.
Como “película bonita” que es ‘Las últimas vacaciones’ cumple plenamente. Queen Latifah te enganchará desde el primer momento y realmente te hará pasar un rato tan agradable que no sentirás el tiempo pasar. Pocas películas se encuentran tan bien hechas como esta así que a tomar nota de lo expuesto en esta crítica de Las últimas vacaciones.

Nota.
Este film es un “remake” de una versión original (de mismo título) de 1948. En la original, sin embargo, el final es completamente diferente.