La viuda
Comparte con tus amigos










Enviar

“Lo que me atrajo de este proyecto fue la simplicidad de la historia. Una joven, una viuda y un bolso de cuero verde extraviado. Aquí no hay fantasmas, ni elementos sobrenaturales, ni monstruos, solo la soledad humana como la fuente de todo terror. Y, en realidad, si lo piensas, es suficientemente terrorífico”. Neil Jordan nos presenta e invita a conocer a Greta aka ‘La viuda’.

“Yo soy como un chicle. Me cuesta despegarme”.-Frances.

Crítica de La viuda

Desde que en 2012 estrenara Byzantium’, el director Neil Jordan no había vuelto a la gran pantalla. Ahora, y al igual que en aquella ocasión, nos trae una nueva historia protagonizada por mujeres. Una historia de Ray Wright y en la que el propio Jordan ha colaborado en el guión.

La trama de ‘La viuda’ se enmarca en el género del thriller psicológico pero también ahonda en el terror. El terror real y humano que te puede esperar nada más salir de casa. En este sentido, la cinta parte del planteamiento típico de desconocido con el que conectas muy bien pero que, poco a poco, va aflorando una peligrosa personalidad soterrada. Lo bueno es que ‘La viuda’ va directa al grano y termina, como digo, abrazando el puro terror. Estas características te sorprenden y hacen subir bastantes enteros al film. Un film en la línea de los que se estilaban en los años 90 sobre este tipo de tramas y personajes.

Teniendo en cuenta lo comentado anteriormente, aquí estamos ante un film que trata varias temáticas. La principal, sin duda, es el acoso. Pero también se dibuja la amistad, el peligro de acercarse a desconocidos y la soledad. La soledad como fuente de todo o casi todo mal o elemento perturbador. Todos estos elementos funcionan bastante bien, pese a lo trillado ya de su exposición en pantalla. Quien y más y quien menos ha visto e incluso ha podido experimentar personalmente historias parecidas. Eso es parte de lo bueno de ‘La viuda’, que nos aleja de los monstruos para ofrecernos, tal y como expuse antes, un terror humano.

Por lo demás, destacar el estupendo trabajo en la banda sonora de Javier Navarrete. El compositor español logra con su música convertir la ya de por sí inquietante figura de Greta en alguien que realmente perturba y da miedo. Realmente, no hay mucho más en lo que ahondar. Aquí todo o casi todo sale adelante por su gran trio de protagonistas femeninas.

“Todos necesitamos a un amigo”. Fanática.

La película descansa exclusivamente sobre las espaladas de tres actrices: Isabelle Huppert, Chloë Grace Moretz y Maika Monroe. Las tres logran destacadas interpretaciones dando vida a tres mujeres muy diferentes. Precisamente son sus actuaciones, y diferentes personalidades, la principal salsa del film. Los únicos protagonistas masculinos que merece la pena citar son Colm Feore y Stephen Rea. Poco se puede decir de ellos pues ambos tienen pocos minutos para sobresalir. El primero interpreta al padre de Frances y el segundo se deja ver en un rol de detective.

Pasando a las protagonistas, Isabelle Huppert se lo pasa en grande haciendo de una mujer malísima, la viuda llamada Greta. Una auténtica psicópata de la que es imposible despegarse y de la que sólo sabemos lo que ella cuenta. Atención porque su acoso llegará mucho más allá de lo que, en principio, podríamos pensar… En pantalla, la actriz parisina borda su papel y realmente hay secuencias en las que te llega a dar miedo e impresionar. Por ejemplo, recuerdo una en la que se pasa toda una tarde tiesa como un garrote vigilando a Frances.

Citar a Frances me lleva a hablar de Chlöe Grace Moretz que es quien la interpreta en la película. Alejada ya de sus papeles de acción, Moretz también destaca aquí sabiendo dotar de gran educación, ingenuidad y dulzura a su personaje. Esas características son de las que se vale Greta para aprovecharse de ella, seducirla y hacerle daño. Además, está el hecho de que Frances viene de Boston y ha perdido hace poco a su madre. Todo eso la hace más vulnerable. Como bien le dice Erica: “Esta ciudad te comerá viva…”.

Finalmente, pero no menos importante, tenemos a Maika Monroe como Erica, la mejor amiga de Frances. Aquí tenemos a una joven fuerte y cuya principal característica es su desparpajo y sinceridad. En el film es un punto muy importante de ayuda y apoyo para Frances. Tan es así que es la primera en advertirle contra Greta. Pura espontaneidad es lo que destila Maika Monroe en su rol. Además, la relación de amistad entre su personaje y el de Moretz está muy conseguida. Destacar que Mailka y Chloë ya trabajaron juntas en La quinta ola (J Blakeson, 2016).

En conclusión.
Finalizo esta crítica de La viuda, una película que, partiendo del típico planteamiento del acoso, va mucho más allá. Su muy ágil ritmo y el hecho de ir directa al grano son bazas muy a aplaudir. Como también es de aplaudir su claro acercamiento al terror a través de la amistad y la soledad. Si a usted le gustan este tipo de films con extraño peligroso que se cuela en su vida, entonces, deben hacerse amigos de esta solitaria viuda llamada Greta.

Tráiler de La viuda