La llegada
Comparte con tus amigos










Enviar

El cineasta Denis Villeneuve ha demostrado su pericia a la hora de contar historias dramáticas envueltas en thrillers. Tras haber tocado sucesos en otros países (‘Incindies’, 2010), secuestros (‘Prisioneros‘, 2013) o el tráfico de drogas en México (‘Sicario‘, 2015)… ahora nos cuenta cómo sería el primer contacto con seres extraterrestres. Calificada como “la mejor película de ciencia-ficción del año 2016”, es hora de establecer contacto con… ‘La llegada’.

“Sé por qué están aquí”.-Banks.

la-llegada-banks

Crítica de La llegada

Gracias a su interesante filmografía, Denis Villeneuve ha conseguido alzarse con un respaldo de crítica abrumador. Todo apoyado por un potente estilo visual y unas historias envueltas en thrillers dramáticos. Historias en las que ha tocado algunos de los puntos más oscuros del ser humano, su psique y sus límites ante situaciones extremas.

El cineasta canadiense llevaba tiempo buscando un proyecto de ciencia-ficción y, por su parte, el guionista Eric Heisserer buscaba impulsar adaptar un relato corto de Ted Chiang. Entre proyecto y proyecto, su guión llegó a manos de Villeneuve, a través de los productores Shawn Levy, Dan Levine y Dan Cohen. Con el libreto en sus manos Denis respondió con un rotundo “si” al leer la historia y conectar con ella.

la-llegada-nave

Aviso a navegantes: ‘La llegada’ no es una típica película de invasiones alienígenas, quien espere un film donde los aliens vuelan cosas por los aires a lo Independence Day (Roland Emmerich, 1996), puede irse ahorrando su visionado. Villeneuve firma (con triple mortal con “tirabuzón” a lo Nolan) un producto notabilísimo en el que vuelve a demostrar porque es uno de los mejores cineastas de la actualidad. La película está filmada con un cariño, pulso dramático y portentosidad visual dignos de elogio (los primeros 30 minutos son una muestra narrativa de cómo Villeneuve controla las emociones del espectador). Todo ello, acompañado por un reparto de oro puro en el que destaca Amy Adams, actriz que, increíblemente, todavía no tiene un Oscar en su casa.

Lo mejor de Villeneuve es que usa la excusa de la presencia alienígena para pintar un gran cuadro de emociones humanas, utilización del lenguaje, el futuro y las relaciones. Todo esto lo consigue también a través de la portentosa fotografía de Bradford Young y las “sesiones de comunicación” entre Banks y los visitantes.

la-llegada-contacto

Ahora bien, lo anterior no funcionaría si el guion de Eric Heisserer no resultara tan sólido como la dirección del canadiense. Todo se junta como si se tratase de un reloj suizo: no sobra ni falta metraje, su tempo narrativo es impecable y también lo son sus personajes. Amy Adams está soberbia como la especialista Louise Banks. Jeremy Renner (Ian Donnelly) se deshace del arco de Ojo de Halcón, para demostrar que sigue siendo un gran actor, algo que ya se pudo ver en The Town (Ben Affleck, 2010) o En tierra hostil (Kathryn Bigelow, 2008). Amén de la presencia de Forest Whitaker que, en su papel del coronel Weber, vuelve a dar muestras de ser ese actor que en su momento ganó el Oscar por El último rey de Escocia’ (Kevin Macdonald, 2006).

Tampoco puedo dejar atrás la fotografía de Bradford Young y las muestras originales que se hacen sobre los visitantes, jugado de manera limpia e inteligente, y alejándose de la aparatosidad que pulula en el género (aunque en mi opinión, su diseño, resulta un tanto similar a los aliens de Monsters del británico Gareth Edwards, salvado distancias). Este es un film en el que predomina la narración visual y sonora, nunca mejor dicho.

Si tuviera que ponerle un “pero” a la brillante (que no obra maestra) película de Denis Villeneuve, este sería el hecho de que hay cierto momento demasiado rebuscado en torno al miedo que postula la gente hacia los visitantes. Esa secuencia, aunque no resulta forzada, sí que la veo un tanto fuera de lugar en la (notoria) narración.

la-llegada-coronel-weber

En conclusión.
Finalizo esta crítica de La llegada, otra gran muestra del talento de Denis Villeneuve. Una película donde predominan las emociones humanas mezcladas con algunos de los elementos visuales más portentosos vistos recientemente. Todo sumado a las brillantes interpretaciones del reparto y el solidísimo guión de Eric Heisserer. No es esa obra maestra que cambiará la percepción del género, pero sí una cinta que es casi imprescindible de ver y otra joya en la carrera del canadiense.

Tráiler de La llegada