Kung Fu contra los 7 vampiros de oro
Comparte con tus amigos










Enviar

Cuando era pequeño y vi esta película en el viejo televisor de casa de mi abuela materna quedé totalmente impactado por el espectáculo de terror y artes marciales que salía de la pequeña pantalla. Jamás la pude olvidar, en mi mente quedó grabada para siempre como una película absolutamente única y casi diría que irrepetible. Se trata de ‘Kung Fu contra los 7 vampiros de oro’.

“No nos enfrentamos a seres mortales. Deben comprender que ya están muertos. Son criaturas condenadas para siempre a desear sangre humana para su propia existencia”.-Van Helsing.

Los 7 Vampiros de Oro

Valoración:
Esta fue sin duda alguna una mítica película de mi infancia. Recuerdo perfectamente el horror y la impresión que me produjo verla cuando era pequeño. La verdad, visto este film siendo siendo poco menos que un renacuajo a principios de los años 80 en una vieja tele en casa de tu abuela y rodeado de tus primos… pues la cosa se convertía en una aventura de horror y flipación a gran escala muy difícil de olvidar.

Ha pasado muchísimo tiempo desde entonces, y vista ahora con todo lo que llevamos a las espaldas pues está claro que el tema no era para tanto, y la cinta además presenta unos fallos increíbles (esas coreografías de artes marciales mal acompasadas con la mezcla de sonido, esos golpes que no se dan, esos supuestos megavampiros incapaces de levantar a un hombre…)… fallos en los que no entraré porque todavía le tengo mucho cariño a este film y pienso que todavía es muy disfrutable si se visiona sin ningún espíritu crítico y viéndola como lo que es: una flipadura y frikada pura y dura.

Kung Fu

Pienso que a ‘Kung Fu contra los 7 vampiros de oro’ le va haciendo falta un lavado de cara, vamos, un remake en toda regla que la ponga al día porque la historia es lo suficientemente flipante como para rehacerla nuevamente. Yo no soy nada partidario de remakes, todo lo contrario, pero creo que en esta ocasión el bizarro experimento podría funcionar, merecer la pena y sobre todo ser un pelotazo.

El film destaca por ser una curiosísima y éxotica mezcla de artes marciales y vampiros, si el tema resulta curioso o bizarro hoy en día que ya hemos visto de todo… pues imaginase usted esto querido lector/a en los años 70… increíble es decir poco.
El caso es que en el film están muy bien presentados todos los “hermanos marciales”, cada uno de ellos experto en un arma concreta incluida la hermana. Es importante resaltar este detalle porque es un detalle que hemos visto luego en innumerables films de acción y que sirve para presentar o dibujar mejor a un personaje. Así, a primeras de cambio recuerdo por ejemplo pues películas de total actualidad como ‘Los Mercenarios’ o ‘Predators’ dónde cada personaje porta un arma que define su especialidad. El tema me parece muy moderno y sobre todo muy flipante, ver a los “hermanos marciales” repartir estopa a los vampiros y su ejército de zombies con cuchillos, lanzas, espadas o porras gigantes es todo un espectáculo digno de alabar.

Kung Fu contra los 7 vampiros de oro

No quiero dejar escapar esta reseña sin mencionar las buenas actuaciones del reparto especialmente la de Peter Cushing y Julie Ege. El señor Peter Cushing demuestra una profesionalidad a prueba de bombas al llevar a buen puerto y dotar de una gran seriedad a su personaje de Van Helsing. No nos engañemos, cualquier otro actor, dado el exótico argumento no sé yo si habría sabido mantener la compostura y estar tan firme en su actuación como Peter Cushing.
Y mencionar también a Julie Ege. Mujer de extraordinaria belleza que en este film da vida a la Baronesa Vanessa Muren. Julie no sólo hace un buen papel interpretando a esta improvisada mecenas, sino que además aporta el toque hermoso y erótico (aunque en este film pues va muy tapada…) que debe estar siempre presente en toda cinta de vampiros que se precie.

Baronesa Vanessa Muren

El resto del reparto cumple con su misión de aporrear a los vampiros lo mejor que pueden. Quizás también sea justo destacar a David Chiang como un pequeño “Bruce Lee” en su papel de Hsi-Ching. Robin Stewart que da vida al hijo de Van Helsing y que parece sacado de algún film actual de ‘La Momia’ y John Forbes-Robertson que interpreta a un Drácula que no me acaba de convencer y menos con los labios tan pintados de rojo…

David Chiang

En conclusión:
‘Kung Fu contra los 7 vampiros de oro’ es un título mítico de mi infancia al que le perdono los fallos que se le pueden encontrar al visionarlo hoy en día. Ha envejecido bastante o yo me he hecho más mayor… En cualquier caso, si os gustan las artes marciales y los vampiros podéis echarle un ojo porque estoy seguro de que pasaréis un rato cuando menos curioso.

“Soy Drácula. Señor de las tinieblas, rey de los vampiros, príncipe de los inmortales, dominador de los muertos”.-Drácula.

Drácula

Curiosidades:

  • Se rumorea que la versión oriental de ‘Kung Fu contra los 7 vampiros de oro’ era mucho más larga, con más metraje que recogía más secuencias de peleas de artes marciales.
  • Julie Ege (1943-2008) ganó a los 18 años el título de Miss Noruega. Rápidamente se trasladó a Gran Bretaña donde trató de perfeccionar su inglés y empezó a conseguir diferentes papeles en películas de la mítica Hammer. Algunos medios la consideraron entonces como la actriz más sexy/explosiva de los 70 llegando incluso a salir en la cinta de James Bond titulada ‘007 al servicio de su Majestad’.

Julie Ege