Jumanji: Bienvenidos a la jungla
Comparte con tus amigos










Enviar

Mucho se habló sobre el regreso de ‘Jumanji’. Hubo un tiempo en que iba a ser un remake de la original. Pero la fatídica noticia de la muerte de Robin Williams hizo que se reconsiderara el asunto y se hiciera borrón y cuenta nueva. Debido a ello, esta nueva entrega es una secuela más “espiritual” de su antecesora que otra cosa. Es tiempo de volver a jugar con… ‘Jumanji: Bienvenidos a la jungla’.

“¡Bienvenidos a JUMANJI!”

Crítica de Jumanji: Bienvenidos a la jungla

Y llegó el día en que nos vemos viendo una nueva entrega de Jumanji (Joe Johnston, 1995), la cual parecía que no iba a llegar nunca… y lo hace ahora, 22 años después de la original y sin ningún posible cameo de Robin Williams, para infortunio de todos nosotros.

Pero como con todo en la vida, hay que seguir adelante, y eso no ha impedido que se avance en la franquicia y nos actualicen lo que los nuevos protagonistas van a vivir dentro de Jumanji, ahora convertido en un videojuego y sustituyendo así al anterior tablero de mesa. Y es que eso de entrar en un videojuego, controlando a un personaje del propio videojuego (un avatar), suena un poco a frikada y a más de uno le echará hacia atrás. No a todo el mundo le gustan los videojuegos, y a los que nos gustan, en ocasiones no nos puede apetecer mezclarlos con el cine…

Teniendo en cuenta todo lo anterior, el prejuicio hacia la cinta puede existir desde el primer momento. Pero dejadme que sea claro, la temática que envuelve a la película para volver a Jumanji es un videojuego igual que podía haber sido una expedición a otra dimensión, o un viaje al planeta de los simios. No importa demasiado el medio porque aquí de lo que se trata es de vivir una aventura desenfadada y, por qué no decirlo, una aventura muy digna de la original. Cierto es que hay elementos que condicionan el hecho de estar dentro de un juego y no en la vida real, pero como he expuesto antes, no es algo que vaya a declinar la balanza hacia ningún lado.

Respecto a los efectos especiales/visuales, bueno, creo que hemos llegado a un punto que por regla general podemos estar y ver cualquier cosa sin que, en ocasiones, podamos apreciar si son reales o no. Tanto paisajes como criaturas y objetos. En el film no desentona nada más allá de su fantasía. Y eso es una muy buena noticia.

Mi debilidad desde siempre por Dwayne Johnson, alias The Rock, me ha llevado a seguirlo por donde ha pasado, cinematográficamente hablando. Quizás me hubiera gustado verlo en películas de acción más serias, que las tiene y son muy dignas, como ‘Pisando fuerte’ (Kevin Bray, 2004) oSed de venganza (George Tillman Jr., 2010). Pero estamos en unos tiempos en los que los héroes de acción no venden tanto como los superhéroes o cine para todos los públicos… con lo que The Rock ha encajado a la perfección en registros como la cinta que estamos comentando. Y es que el tío vale, hay que reconocérselo: tiene carisma y cuando sale deja relegado a segundo plano a cualquiera que se atreva a compartir pantalla con su colosal figura. Él era, en mi caso particular, uno de los mayores atractivos para ver esta nueva entrega de ‘Jumanji’, y debo decir que Johnson no defrauda, y va de menos a más, como la acción, culminando con un tramo final estupendo.

No sería justo si me quedo sin mencionar a sus tres compañeros que también están como pez en el agua, y no es para menos cuando vemos el registro de quienes son. Jack Black es el que aporta ese toque de humor bastante estrafalario, debido a la naturaleza de su personaje. Black es un actor sin problemas, capaz de plasmar en la gran pantalla lo que ronda por su cabeza y aquí no va a ser menos. Aunque el verdadero cómico de la función es Kevin Hart, que es el que aporta los gags mas delirantes y hace de colega gracioso, casi siempre sin pretenderlo. Y el personaje femenino que aporta ese toque sutil entre tanto macho es nuestra querida Nébula de Guardianes de la galaxia (James Gunn, 2014), Karen Gillan. Tan guapa como siempre y demostrando músculo interpretativo al interpretar a la chica reprimida en un avatar despampanante.

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Jumanji: Bienvenidos a la jungla, una película que me ha dado una grata sorpresa, y según veo, no soy el único. Es cierto que no es un film que pasará a la historia del séptimo arte, aunque tampoco lo pretende, pero el hecho de que se me pasaran las dos horas volando ya fue un claro síntoma de que funciona bastante bien. Un elenco protagonista con carisma y un humor apto para todos hacen de este film una opción muy apropiada para visionar en familia estas navidades en nuestros cines favoritos.

Tráiler de Jumanji: Bienvenidos a la jungla