Jóvenes Titanes: El contrato de Judas
Comparte con tus amigos










Enviar

En esta nueva película de animación Los Jóvenes Titanes sufrirán el peor de los ataques. No tanto por algún enfrentamiento contra sus habituales enemigos sino por un elemento interno… Ya mismo presentamos esta nueva producción del sello WB/DC basada en los cómics originales: ‘Jóvenes Titanes: El contrato de Judas’.

Crítica de Jóvenes Titanes: El contrato de Judas

Este film consigue su objetivo de impactar con el plus del añadido que supone la brillante idea de decidir conectar muchas de estas películas animadas haciendo uso del diseño/concepto del New 52. Lo más importante de esta adaptación/historia es ver cómo se ven afectados los Titanes por lo que va sucediendo. Pero esto difícilmente se podía lograr así como así. Por ello, se dejó ver que Nightwing hablaba con Starfire por teléfono en películas anteriores y se presentaron a los Jóvenes Titanes en el filmLa Liga de la Justicia contra los Jóvenes Titanes (2016). Por tanto, ahora se puede adaptar esta historia habiendo ya sido presentado el equipo y conocidos sus integrantes.

Tal y como he expuesto, esta cinta se basa en lo que se supone es el argumento más importante del cómic de los Teen Titans titulado, justamente, ‘El contrato de Judas’. Los cómics que lo componen son Tales of the Teen Titans #42-#44 y Teen Titans Annual #3 de 1984. De hecho, esta historia ya fue adaptada para la serie animada en la quinta temporada.

Por cierto, el film empieza en el pasado, concretamente cinco años atrás y mostrando cómo los Titanes originales (Robin/Dick Grayson, Kid Flash, Speedy, Bumblebee y Beast Boy) conocen a Starfire. Esto es algo que también se viera en la serie animada… pero está bien que se presente aquí para quienes no lo supieran, ya que es muy interesante y está bien logrado.

La trama en sí nos desvela como los Jóvenes Titanes son secuestrados a petición de Hermano Sangre/Brother Blood por parte de Deathstroke. Ahora bien, “El Exterminador” no puede hacerlo así como así. Para poder conocer sus debilidades y el momento oportuno de actuar requiere de información. Esta información se la facilitará alguien en particular… y hasta aquí puedo llegar. Revelar quién es la persona (para quienes no lo sepan) supondría un destripe. En todo caso, es precisamente este elemento lo que les pegará muy fuerte a los héroes.

Por supuesto que a estas alturas ya resulta innecesario hablar del diseño y la animación. Todos los que hayan ido viendo cada entrega de estos films (o los que fuera) a partir deJustice League: War (2014) encontrará lo mismo de siempre, esto es: ¡calidad garantizada!

Por parte de los actores de igual manera cada uno hace su labor habitual. Por cierto, me complace muchísimo poder decir que Taissa Farmiga, quien fuera la que ofreciera la actuación más pobre en su personaje de Raven para la ya citada ‘Liga de la Justicia contra Jóvenes Titanes’, se ha superado con creces. Para terminar, tengo que decir que este fue el último trabajo en una película de animación de mi compatriota Miguel Ferrer, fallecido el 19 de enero de 2017. Aquí puso voz a Deathstroke.

Conclusión.
Finalizo esta crítica de Jóvenes Titanes: El contrato de Judas, nunca es fácil decir cuáles son las mejores películas animadas DC porque son mínimas las veces que resultan mediocres. Así pues, me complace decir que este film se une a las mejores. Particularmente gustará a quienes sean fan de este grupo de superhéroes y se beneficiarán aún más de la experiencia si se ha visto previamente ‘Liga de la Justicia contra los Jóvenes Titanes’.

Tráiler de Jóvenes Titanes: El contrato de Judas