Intocable
Comparte con tus amigos










Enviar

Cada cierto tiempo aparece una película en la que tanto crítica como espectadores parecen ponerse de acuerdo. Una película especial y un boom en toda regla. Muchas veces es un fenómeno que viene precedido más por el ruido que hace que por la calidad que atesora. ‘Intocable’ no entra en esa categoría y cada buena palabra que se diga de ella la tiene bien merecida.

Intocable

La historia real: A la vie, a la mort.
En 2003, los directores de ‘Intocable’ vieron un documental titulado A la vie, a la mort’. Este documental trataba sobre el encuentro entre Philippe Pozzo di Borgo, que se había quedado tetraplégico tras un accidente practicando parapente, y Abdel, un joven procedente de las viviendas sociales contratado para cuidarle. Pese a que quisieron filmar la historia, no estaban ni se veían preparados para ello. Fue años después cuando retomaron el proyecto y se centraron en el mismo. Fue entonces cuando consiguieron llevar al cine la película más taquillera de la historia en su país, Francia. Y la más vista de habla francesa en multitud de países, incluyendo España y Estados Unidos. País este último que, por cierto, compró los derechos para su propia versión.

Intocable

Crítica de Intocable

‘Intocable’ es una bellísima historia de dos personas totalmente opuestas pero con tanto en común que se sentirán atraídas entre ellas. Si leemos la sinopsis realmente nos daremos cuenta de lo difícil que es llevar a cabo una historia así a la gran pantalla y que funcione. Una historia que durante dos horas te mantenga pegado a la butaca y no decaiga ni un segundo. Así es ‘Intocable’, una película que mezcla comedia con drama sin desentonar en ninguno de los dos terrenos.

Comedia porque será lo que veamos continuamente. Ya sea entre los dos protagonistas o entre los protagonistas y la interacción con los elementos cotidianos. Y es que un tetrapléjico rico, con un sentido del humor a prueba de bombas, y que tiene como cuidador a un ex convicto procedente de un barrio marginal da para mucho. Especialmente si este último es tan sincero que no tiene problemas en hacer chistes sobre la minusvalía de su “jefe”. Ese aspecto es comedia pura pero sin caer en lo soez. Y la parte de drama, pese a que está constante en todo el metraje, no se ve a simple vista, o mejor digamos que es olvidada por el espectador debido a que su parte más cómica la oculta.

Como he comentado, la parte dramática es constante porque es el motor y la base de la película. Además, de vez en cuando aparecerá en determinadas escenas que harán surgir alguna lágrima por parte del espectador. Por ejemplo, cuando cada uno de los protagonistas lidie con sus problemas personales. Uno porque por mucho dinero que tenga no le servirá para nada a la hora de tener más salud ni tampoco una actitud más positiva (esto lo consigues estando motivado y teniendo algún motivo por el que seguir luchando). Y su otro compañero porque padecerá sus propios problemas cuando se dé cuenta que no puede seguir como vive. Esto es: sin trabajo, de la cárcel a casa y de casa a la cárcel, y con amistades poco apropiadas. Más el hecho de ver como su hermano pequeño se está arruinando la vida yendo por mal camino.

Intocable

Todo lo anterior está sazonado con una banda sonora preciosa. Me sorprendió totalmente porque nunca imaginé que este apartado sería tan destacable. Esto se consiguió gracias al compositor y pianista Ludovico Einaudi que se marca unas piezas de piano muy bonitas. Son tan destacables que, en diversos países (España incluida), se hizo una edición especial en DVD que incluyó un CD con la BSO de la película.

Los directores, Olivier Nakache y Eric Toledano, se marcan una dirección firme y digna de admirar. Señores, si esto es lo que triunfa en Francia, deberemos seguir a Francia más de cerca. La escritura del guión también corrió a cargo de ambos. Por supuesto, todo viene avalado también por actuaciones a la altura. François Cluzet como Philippe y Omar Sy como Driss. Cluzet hace un papel de esos inolvidables. No creo que sea nada fácil interpretar a una persona tetrapléjica y expresar constantemente felicidad, tristeza, odio, sarcasmo,… y sobre todo conseguir ser tan carismático como resulta Cluzet. Omar Sy también tiene una destacada actuación y me demostró estar mucho mejor de lo que me esperaba cuando vi el tráiler.

Todo lo mencionado ofrece como conjunto una bonita película. Una divertida cinta que se pasa en un suspiro. Un film que te introduce en la vida de los protagonistas y te hace cómplice de sus más íntimos pensamientos y preocupaciones. Además, sumar el hecho de ver cómo la amistad puede con todo y está por encima del dinero. Lo más alucinante de todo es que, como he expuesto más arriba, todo está basado en una historia real. Suena tanto a película que si no llego a ver a los personajes reales no me lo creo.

Intocable

Conclusiones.
Acabo esta crítica de Intocable. Siempre que hablamos de un producto que mueve a grandes masas soy bastante reacio a verlo. No sé muy bien el motivo. Quizás me da un poco de pereza o quizás es por ir a contracorriente. El caso es que este film siempre me dio muy buenas vibraciones y opté por darle la oportunidad. El resultado es enormemente satisfactorio. Una banda sonora para el recuerdo y una historia fantástica. Este es un film que no puedo más que recomendarte encarecidamente.

Tráiler de Intocable