Insidious
Comparte con tus amigos










Enviar

James Wan unió sus fuerzas con los productores de ‘Paranormal Activity’ para crear un buen film de terror (hoy en día ya una franquicia) que ningún amante del género debe perderse. Este film marcó un nuevo camino de horror alejado de la sangre, el gore o las 3Ds… Es hora de pasar verdadero miedo. Es la hora de… ‘Insidious’.

“Tengo miedo, tengo mucho miedo de esta casa”.-Renai Lambert.

Insidious

Crítica de Insidious

Con ‘Insidious’ estamos ante una terrorífica, inquietante y escalofriante película de terror que ningún aficionado al género debe perderse. James Wan nos regala una interesante cinta que marcó el inicio de una nueva saga. Una nueva saga que además sirvió de toma de referencia para los films que vinieron luego de los Warren (amén de los cientos de imitaciones), y también para dar ejemplo de cómo rodar un film de terror con un presupuesto totalmente ridículo (apenas 1,5 millones de dólares).

La película es capaz de sumergir al espectador en una atmósfera ominosa huyendo totalmente de los grandes efectos y alardes visuales, así como del gore o las tan de moda 3Ds. No encontraremos nada de esto en ‘Insidious’. Aquí el terror y el escalofrío que siente el espectador vienen provocados por susurros, voces que se escuchan, puertas que se abren y chirrían, imágenes desasosegadoras, una excelente BSO… En definitiva, elementos por así decirlo “poco llamativos visualmente”… pero que son manejados extraordinariamente bien por el director nacido en Malasia para provocarnos una experiencia aterradora y escalofriante.

Insidious

En la película, centrada en el fenómeno de lo que podríamos denominar como “casas malditas o encantadas”, podemos apreciar un cierto aire, influencia o guiño del mítico film Poltergeist (Tobe Hooper, 1982). De esta forma destaca la presencia de los parapsicólogos y su sensitiva correspondiente (personaje que luego se haría recurrente y con el protagonismo en la serie), “el contacto”, el número de hijos de los Lambert o el hecho de que “el fenómeno” se manifieste a través de uno de ellos. Apurando el tema, también podemos notar ciertas influencias de la excelente saga de videojuegos que componen los ‘Project Zero’, pero lo que es cierto y verdad, es que James Wan sabe dotar a su film de personalidad y aire muy propios e individualizadores.

Quizás el único reproche que puede hacerse al film son las explicaciones “un tanto peregrinas” a los fenómenos que suceden, eso y alguna escena cuanto menos “chocante” (esa máscara de la parapsicóloga). No obstante, todo es finalmente aceptado sin mayores problemas por el hecho de saber atraer al espectador a la insana atmósfera que envuelve a los protagonistas del film, y a la fabulosa experiencia de terror que se nos proporciona con su visionado.

Por otro lado, atención a la excelente BSO compuesta por Joseph Bishara para este film. Aquí Bishara ya avisaría de lo que serían sus “trademarks” con composiciones tétricas, inquietantes y escalofriantes. Una BSO que contribuye totalmente a hacer la experiencia del visionado más terrorífica y sugestiva. El propio Bishara reconoció influencias de las músicas de films como El resplandor(Stanley Kubrick, 1980) y ‘El exorcista’ (William Friedkin, 1973).

Insidious

Quiero irme de esta casa… Una casa alucinante.

El hecho de que los protagonistas de esta cinta fueran, en su momento, casi por completo unos desconocidos para el gran público fue otro tanto a favor de James Wan y de su film. Sólo una recuperada Barbara Hersey (que tiene un papel secundario como madre de Josh Lambert) le sonaba de algo entonces al gran público. Esto provoca que el espectador no sepa, a ciencia cierta, qué puede terminar pasándoles a los protagonistas del film. Protagonistas que son muy bien interpretados por Patrick Wilson y Rose Byrne en el papel del matrimonio Lambert. A su lado, el pequeño Ty Simpkins como el hijo que sufre el “accidente” casero. A raíz de su participación en este film, la popularidad de Patrick Wilson y Rose Byrne se disparó. Tan es así que el propio James Wan volvió a reclutar a Wilson como Ed Warren para su nueva franquicia basada en los expedientes del famoso matrimonio “caza-demonios”.

Renai y Josh Lambert

Del resto de actores cabe dedicar una especial mención a la pareja de parapsicólogos interpretada por Leigh Whannell y Angus Sampson, que llevan a sus personajes a unos límites de frikismo que resultan francamente divertidos. Es de agradecer esta dosis de humor que ambos actores aportan a sus personajes para hacer más llevadera la tensión que el film provoca casi desde su inicio. Finalmente, una última e importante mención para Lin Shaye que tiene unos muy buenos minutos metiéndose en la piel de Elise, la sensitiva del grupo, es decir, “la Paloma Navarrete” de ‘Insidious’. Como ya adelanté unos párrafos más arriba, a partir de la “tercera” película fue ella la que tomó el protagonismo de la saga.

Parapsicólogos

En conclusión.
Finalizo esta crítica de Insidious, un film de terror auténtico que, sin hacer uso de grandes efectos ni de “sangre”, consigue dejar en pañales a las más recientes producciones cinematográficas del género. No es una obra maestra, pero si que es una experiencia que no debéis de dejar pasar por alto y más si, como a mí, os gusta el buen cine de género.

Curiosidades.
-En la pizarra del aula en la que da clases Josh Lambert puede apreciarse con total claridad en un momento dado una caricatura de la marioneta empleada por el genio criminal de ‘Saw’.
-Según el director James Wan y el guionista Leigh Whannell ‘Insidious’ está basado en parte en experiencias personales de sus familiares y amigos. Además, también les sirvieron como inspiración films de terror antiguos como ‘El carnaval de almas’ o ‘Suspense’, e incluso viejas fotografías en blanco y negro.

Tráiler de Insidious