Insensibles
Comparte con tus amigos










Enviar

En los años 30 en un perdido pueblo de los Pirineos Catalanes se detectó a un grupo de niños que no sabían lo que era el dolor. A estos niños se les llamó… ‘Insensibles’, y esta es su historia.

¿Qué es el dolor?”.-Benigno.

David Martel

Valoración:
Tremenda sorpresa positiva la que me llevé con este film del debutante Juan Carlos Medina. Y ¡ojo! porque estamos hablando de un debut en la dirección de largometrajes, con lo cuál, el mérito de haber rodado esta clase de cinta es muy elevado. Y es que, Medina entrega al público una película fantásticamente bien filmada, con una gran atmósfera y con varias temáticas que sacudirán el interés del espectador/a.

Puedo decir también que ‘Insensibles’ ofrece dos películas al precio de una. Me explico: la filmación está realizada en pasado y presente. En el pasado se nos narrarán una serie de hechos ocurridos desde 1931 hasta bien entrados los años 60. En el presente se nos cuentan las pesquisas del neurocirujano David Martel por esclarecer su pasado. Ambos tiempos narrativos están bien hilvanados y se hermanan en un increíble y tremendo final. Muy buen trabajo de Juan Carlos Medina en este aspecto.

Insensibles

La película también está muy bien rodada (atención al momento inicial del accidente de coche que está extraordinariamente bien filmado. Me dejó impresionadísimo…), y ambientada genialmente con una atmósfera oscura y ominosa en la parte que tiene lugar en el manicomio en el que internan al pequeño Benigno y al resto de pequeños. Esa atmósfera y según qué maquillaje… me vino a recordar en cierta medida a esos ambientes siniestros de miedo y terror que tanto le gustan al realizador Guillermo del Toro.

Insensibles

Además, el film, y pese a querer o sin querer enmarcarse dentro del género fantástico y de terror, también presenta varios temas interesantes sobre los que debatir después de verlo. Entre otras temáticas aquí podremos encontrar en mayor o menor medida temas como: la ciencia, el misterio, la destrucción de la inocencia y del espíritu humano, la guerra civil española y sus efectos, la maldad, la crueldad y… la esperanza y la lucha por la vida. Si. En un film tan “terrible” como este (entiéndase lo de terrible por la historia que se cuenta) también hay lugar para la esperanza y para lucha por la vida propia y ajena. En este sentido, Juan Carlos Medina y Luís Berdejo (‘La otra hija’) han logrado triunfar a la hora de escribir este acertado guión. Un guión que no creo que deje a nadie indiferente ya que como podéis ver toca temas francamente interesantes y dignos de debate.

Me encanta ver como van saliendo cada vez nuevos y jóvenes realizadores españoles que toman decisiones arriesgadas a la hora de rodar sus primeras películas, y que no apuestan por la “clásica comedia” en el cine español. Un aplauso desde aquí para todos ellos.

Es por tú bien”.-Enfermera.

Benigno

Conviene también informar al público que se acerque a ver la cinta de Juan Carlos Medina, que la misma (al igual que sucedía con ‘Hijo de Caín’) es bilingüe, esto es, está rodada parte en español y la mayor parte en catalán (también hay algo de alemán), pero como expuse al comentar la ópera prima de Jesús Monllaó Plana, esto no es o no debería ser inconveniente alguno para disfrutar de este tremendo film que es ‘Insensibles’. Cosa distinta es que comercialmente esta sea una decisión acertada o no…

Insensibles

“¿Sabes lo que es el terror, David?”… Algunos hombres…

En el reparto de este film destacan sobre todo los intérpretes masculinos. Son una serie de hombres que por circunstancias de la vida y de la guerra, tomaron unas decisiones que construyeron su futuro para bien o para mal. Así nos encontramos con: Àlex Brendemühl, Juan Diego, Derek de Lint, Ramon Fontserè, Tómas Lemarquis y Félix Gómez.

Àlex Brendemühl y Juan Diego son David y Adán Martel. David es un eminente neurocirujano que trabaja más horas de las que debería. El destino le forzará a restablecer la relación perdida con su padre Adán Martel, un hombre de temperamento con el que nunca se llevó bien.
Lo de Álex Brendemühl me ha resultado curioso, y me ha resultado curioso porque su actuación me convenció mucho más cuando hablaba en catalán que cuando lo hacía en español. Por su parte, de Juan Diego poco hay que decir a estas alturas. Se podrán compartir sus ideales o no… pero lo cierto y verdad, es que es uno de nuestros grandes intérpretes, y aquí sabe una vez más aprovechar sus escasos pero importantes minutos en pantalla.

Àlex Brendemühl y Juan Diego

Derek de Lint y Ramón Fontserè interpretan a los Doctores Holzmann y Carcedo. El primero es un buen médico alemán que viene a estudiar a los niños insensibles del pueblo, y el Doctor Carcedo es el médico jefe del manicomio en el que encierran a los pequeños y que destaca por su carácter hosco.
Ambos actores lucen bien en estos individuos de personalidades tan diferentes y cumplen con su cometido de caer bien y mal respectivamente… en consecuencia, objetivo cumplido con creces.

Ramón Fontserè

Otros intérpretes masculinos destacados son: Tómas Lemarquis y Félix Gómez. El primero da vida a Benigno en su juventud, y el segundo se mete en la piel de un despiadado y sanguinario jefe del bando nacional del que la guerra ha sacado lo peor.
Ambos actores están muy correctos, especialmente Tómas Lemarquis en un rol más cercano a la mímica y a la expresión corporal que a otra cosa.

En el reparto femenino de esta película cabría hacer mención a Bea Segura (la buena enfermera Magdalena), Àngels Poch (la madre de David y esposa de Adán), Adriadna Cabrol, Silvia Bel y la bella Irene Montalà en un breve papel como la esposa de David.

También una mención especial para los niños y jovencitos: Ilias Stothart, Bruna Montoto, Mot Harris Dunlop Stothart y Liah O’Prey. Los/as cuatro están muy pero que muy bien en sus respectivos roles de Benigno (niño/adolescente) y su amiguita Inés (niña/adolescente).

Insensibles

En conclusión:
Creo que como se suele decir, las cosas hay que valorarlas en su justa medida… y Juan Carlos Medina como debutante firma con ‘Insensibles’ un muy notable debut en el que destaca especialmente la puesta en escena.
Naturalmente que se acepta que la película podría haber estado mejor, pero estamos hablando de un debut, y eso hay que tenerlo en cuenta… y como tal, y también como película,‘Insensibles’ es una muy buena opción.

Curiosidades:

  • Para escribir el guión de ‘Insensibles’, Juan Carlos Medina, se basó en la rara enfermedad congénita conocida como Síndrome de Nishida. Básica y sencillamente, esta es una enfermedad que impide al paciente sentir dolor alguno.
  • Medina reconoce influencias en este film de directores como William Friedkin y David Cronenberg. Además del estilo narrativo de ‘El Padrino 2’ de Francis Ford Coppola, y de imágenes de films tales como: ‘The Yards’ (James Gray), ‘Seven’ (David Fincher), ‘El maquinista’ (Brad Anderson), ‘El silencio de los corderos’ (Jonathan Demme) y, sobre todo, ‘Idi I smotri’ (Elem Klimov).

“Estos niños no saben lo que es el dolor”.-Enfermera.

Insensibles