Héroes en el infierno
Comparte con tus amigos










Enviar

Esta película está basada en la increíble historia real de los Granite Mountain Hotshots. Joseph Kosinski se ocupa de la dirección de esta potente y emocionante historia dramática sobre el primer operativo municipal contraincendios del pueblo de Prescott. El director se muestra respaldado por unas increíbles imágenes y un reparto carismático. Conozcamos dónde se fraguó la leyenda de este bravo equipo en… ‘Héroes en el infierno’.

“¿Quieres este culo californiano?… Pues ven a por el”.-Eric Marsh.

Crítica de Héroes en el infierno

Resulta sorprendente que, para su tercer film como realizador tras Tron Legacy (2010) y Oblivion (2013), Joseph Kosinski haya tirado de sucesos verídicos. Especialmente contando una historia tan poderosa como trágica. Una historia de la que, en esta ocasión, no desvelaré detalles para respetar y salvaguardar su eficacia. Kosinski, con guión de Ken Nolan y Eric Warren Singer, retrata las pericias de los Granite Mountain Hotshots. Los «Granite» fueron un grupo de hombres que se convirtieron en el primer equipo de bomberos municipal de Prescott. Además, lograron hacerse un hueco en la élite prestando sus servicios no sólo en su zona, sino en todo el condado.

Kosinski enfoca el film como si se tratase de una película bélica. De esta forma, empieza desde la instrucción de los bomberos hasta sus sucesivos combates contra el fuego, retratado como un terrorífico enemigo difícil de prevenir en sus ataques. El director nacido en Iowa dota a la cinta de una potencia visual muy encomiable (no en vano es “alumno” de David Fincher y aprobado con gran éxito en dos largometrajes). Al mismo tiempo, también destaca su muy loable dirección de actores. Para la ocasión, rodeado de intérpretes tan versátiles y carismáticos como Josh Brolin (Eric Marsh) y Miles Teller (Brendan McDonough). Además recupera a destacadas glorias como una gran Jennifer Connelly (Amanda Marsh) o Andie MacDowell. Ambas actrices llevaban años desaparecidas de la primera plana de Hollywood.

Por otro lado, Joseph Kosinski consigue equilibrar la parte dramática de la historia (aun no estando exenta de ciertos problemillas) con el espectáculo. Aquí destacan las secuencias en las que vemos la labor de los bomberos luchando contra diversos incendios a lo largo de la cinta. En este aspecto, la cinta denota fuerza visual y verosimilitud. Estos aspectos se consiguen gracias a la fotografía de Claudio Miranda, además de la planificación de la cámara que sirve para mostrar el enorme paisaje verde siendo devorado por las llamas.

También hay que sumar la labor musical de Joseph Trapanese, que fue orquestador de Daft Punk en ‘Tron Legacy’ y compositor adicional de ‘Oblivion’ junto con M83. En esta cinta Trapanese se aleja de composiciones épicas o repletas de ruidos electrónicos y enfatiza enormemente con su partitura la parte dramática del relato.

No obstante, y a pesar de los logros de la película, esta también presenta ciertos defectos. El primero de todos es el enorme hueco entre incendio e incendio. Esto le quita cierto énfasis al ritmo del film. Además, y aun contando con los elementos necesarios para mantener el interés, no evita cierto bajón de ritmo, algo que suele pasar en las películas de duraciones largas. El otro defecto importante se resume en una cierta falta de interés en los otros miembros del Granite Mountain. Es cierto que sobresalen mucho Josh Brolin, Miles Teller, Taylor Kistch e incluso James Badge Dale o la labor del veterano Jeff Bridges… pero el resto de los miembros del grupo son reducidos a un par de frases o directamente a meros enfoques de su cara y poco más.

En conclusión.
Termino ya con esta crítica de Héroes en el infierno. Esta es una película muy sólida gracias a la dirección visual y narrativa de Kosinski. Además, destaca por su énfasis en el concepto de los bomberos como “soldados que van a la guerra” y a la visión realista de su labor y las consecuencias dramáticas. Finalmente, cuenta con un reparto de actores solventes con un loable trabajo.

Tráiler de Héroes en el infierno