Godzilla, el Rey de los Monstruos
Comparte con tus amigos










Enviar

Seguramente si nos preguntan por películas protagonizadas por criaturas enormes, la mayoría pensaremos en King Kong, el gorila gigante de la Isla Calavera que vio la luz en 1933. Pero vamos a centrarnos en otro monstruo que por derecho propio se ha ganado un lugar predominante en la hisoria del cine. Un ser mutante nacido de la radiación en tierras orientales y curtido en mil batallas. Acompañadnos a conocer al terrible y fabuloso… ¡Godzilla!

“Cuando la humanidad entra en conflicto con la naturaleza, nacen monstruos”.

godzilla-portada

Godzilla: Los orígenes.
Para comprender el nacimiento de la figura de Godzilla dentro de la cinematografía nipona es necesario dedicar unas palabras al Tokusatsu, un término japonés que hace referencia a cualquier película o serie televisiva donde los efectos visuales sean un elemento predominante. El origen de este particular género se remonta siglos atrás, al teatro japonés y concretamente a los tradicionales Kabuki y Bunraku, que ya mostraban un uso precoz de las marionetas en sus espectáculos. Pero el Tokusatsu moderno comenzó a tomar forma en la década de los años cincuenta con el nacimiento del mayor Kaiju que ha dado el cine japonés, Godzilla. Pero… ¿qué es un Kaiju?

Quizás lo más sencillo sería decir que la palabra Kaiju significa “monstruo”, pero si tratamos de ser un poco más precisos debemos echar mano del folklore japonés. Allí descubriremos que el Kaiju es uno de los cuatro tipos de Yokai o criaturas sobrenaturales, concretamente la que engloba a todos aquellos animales o insectos con poderes misteriosos. Y es precisamente de ahí de donde surge el Kaiju como subgénero cinematográfico, centrado en películas donde monstruos misteriosos despliegan su terrible poder.

godzilla-kaiju

Godzilla nació en 1954 fruto de una doble inspiración. Por un lado la película ‘King Kong’, estrenada en 1933 y producida por la RKO Pictures, que narraba el descubrimiento de un simio gigantesco en una inhóspita isla del Pacífico. Por el otro, los bombardeos atómicos de las ciudades de Hiroshima y Nagasaki apenas una década antes, que habían dejado un poso de temor post-atómico en la sociedad japonesa. A eso hay que sumar el conocido como “Evento Lucky Dragon”, un suceso real acaecido a principios de 1954 donde un barco pesquero japonés quedó contaminado por la radiación procedente de las pruebas nucleares estadounidenses en el atolón de Bikini.
Esta concatenación de elementos fue crucial para que el productor Tomoyuki Tanaka creara la que se convertiría en la criatura más popular del cine Kaiju. Y como no podría ser de otra forma aún hubo una cuarta y poderosa influencia en lo que al diseño del monstruo se refiere. Nos referimos al único y legendario Ray Harryhausen, que en 1953 había participado en la película ‘El monstruo de los tiempos remotos’ sacándose de la chistera uno de sus geniales modelos.

Probablemente ese fue el motivo de que se concibiera a Godzilla como un  anfibio, una especie de dinosauro nacido en mares lejanos que llega a tierra dispuesto a destruirlo todo, un castigo divino infligido a una humanidad que ha abusado de la tecnología y no ha respetado la naturaleza. El director artístico Akira Watanabe decidió optar por una mezcla entre reptiles modernos, dinosaurios y una pizca de fantasía. El resultado fue una criatura monstruosa que, a pesar de contar con modelos a pequeña escala y animatrónica, siempre sería manipulado por una persona en su interior, como si de un disfraz se tratara. Como curiosidad hay que decir que incluso el rugido de Godzilla es genuino y único, creado por el compositor Akira Ifukube mezclando diferentes tipos de sonidos.

godzilla-modelo

Un monstruo poderoso:
El tamaño de Godzilla es otro elemento interesante porque siempre ha sido variable. Inicialmente se decidió que la criatura debía medir unos 50 metros, que era lo necesario para que pudiera aparecer por encima de los edificios más altos de Tokio. Pero obviamente los tiempos han ido cambiando y los edificios han ido creciendo en altura, ese es el motivo de que en posteriores películas el monstruo alcanzara incluso los 100 metros de altura, tal es el caso deGodzilla vs King Ghidorah. Una “evolución” bastante plausible teniendo en cuenta que la mutación es el origen de su aspecto y sus poderes.

Otro punto que es importante destacar es que como bestia destructora de ciudades, y para aprovechar al máximo las posibilidades, los creativos dotaron a Godzilla de brazos y piernas antropomorfas para que el actor que llevaba el traje tuviera la mayor movilidad posible. Un pesado trabajo que en la primera película corrió a cargo del actor nipón Haruo Nakajima, cinturón negro de judo que se encargó de coreografiar las secuencias de lucha.
Aunque Godzilla no sólo destruye con el poder de sus golpes… Como “hijo del átomo” posee gran vitalidad y se regenera con rapidez, lo que le convierte en inmune a la mayoría de armas convencionales. Pero además es capaz de proyectar su aliento atómico, una serie de llamas poderosas y abrasadoras que calcinan todo a su paso. Visto así podríamos concluir que es un ser malvado, pero en realidad su imagen se corresponde más con lo que sería “un dios de la destrucción”, un ser amoral y con motivaciones que van más allá de la comprensión humana.

godzilla-aliento

Evolución, herencia cultural y conclusión:
Es curioso porque como hemos dicho anteriormente, la aparición de Godzilla simbolizaba un castigo para la humanidad y era el reflejo del miedo de la sociedad japonesa a las armas atómicas. Pero a medida que la saga fue avanzando, Godzilla pasó a unir ocasionalmente sus fuerzas con los humanos frente a enemigos comunes. Es algo que comenzó a observarse en las películas pero que alcanzó su mayor dimensión en el intento de acercar al personaje a un público más joven. Sucedió cuando, tras el estreno de Godzilla (1998), adaptación USA dirigida por Roland Emmerich, se creó una serie de animación que intentaba servir de secuela y que nos mostraba a uno de los hijos de Godzilla combatiendo monstruos y otras amenazas para la humanidad.

godzilla-roland-emmerich

Desde su aparición en 1954 en Japón bajo el terror del monstruo de Ishirô Honda, este fabuloso titán nacido en Japón ha realizado ya 29 largometrajes entre los que se encuentran los reseñados por mi compañero Jose Luis C. en las últimas semanas:El retorno de Godzilla‘, ‘Godzilla contra Biollante‘, ‘Godzilla contra King Ghidorah‘, ‘Godzilla contra MothraoGodzilla 2000‘.

Además, Godzilla ha servido de inspiración para muchos otros personajes cinematográficos y ha protagonizado diversos cameos, por ejemplo en ‘Mars Attacks’ oArmageddon‘. Aparte de la gran pantalla ha tenido el privilegio de aparecer en prestigiosas editoriales de comics como Marvel o Dark Horse, y ha influido en numerosos videojuegos a lo largo de la historia de la industria, el mayor de ellos un clásico llamado ‘Rampage’. Podríamos extendernos mucho si repasáramos la influencia de este icono cultural, pero baste con decir que tras su primer rugido no ha parado de hacer ruido. Y no cabe duda de que tenemos Godzilla para rato.