¿Estamos solos?
Comparte con tus amigos










Enviar

Charlton Heston era el último hombre vivo. Will Smith fue leyenda. Ahora le toca a Peter Dinklage (ganador del globo de oro por su papel de Tyrion en ‘Juego de tronos’) ser el último superviviente. Reed Morano maneja la cámara y Elle Fanning le da la réplica en pantalla. En el fin del mundo el caos te encontrará. ‘¿Estamos solos?’.

“Todos debemos hacer lo correcto” (Del)

Crítica de ¿Estamos solos?

Peter Dinklage es uno de los actores de ‘Juego de tronos’ (2011-2019) que mejor está aprovechando el tirón de la serie. Especialmente para elegir proyectos interesantes como protagonista o co-protagonista. De esta forma, sigue haciendo carrera una vez acabe el fenómeno creado por George R.R. Martin para HBO. En 2017 participó en un papel de reparto en la premiada Tres anuncios en las afueras (Martin McDonagh). Y este 2018, de momento, presenta ‘¿Estamos solos?’.

En ‘¿Estamos solos?’ Dinklage lleva a cabo un tour de force interpretativo. Tan es así que sustenta sobre sus espaldas toda la película. Una cinta que se revela como un drama de marcado carácter intimista e independiente. Aquí, y durante noventa minutos justos, apenas vemos a dos actores en pantalla. En estas circunstancias, además de la soledad que los rodea, son los actores los que deben hacer que la película funcione. Así pues, es gracias a Dinklage (Del) que todo rueda correctamente en el film.

La dirección no muestra grandes alardes, siendo una especie de visión en ocasiones muy oscura, y en otras idealizada, de la vida de sus protagonistas. Como buena directora fogueada en el mundo del videoclip, Reed Morano dedica varios momentos a implantar un estilo slow-motion videoclipero. Lo hace para romper el ritmo cansino una vez Grace va cambiando la vida de Del. En líneas generales, Morano se pliega por completo a la fórmula del drama independiente. Eso sí, con un añadido futurista y desértico que funciona más para que los actores tengan una guía de cómo afrontar sus personajes que cinematográficamente.

En el metraje presten atención a los primeros veinte minutos. En ellos se detalla con precisión el día a día de este factótum/bibliotecario. Un hombre dispuesto a hacer lo correcto por mucho que la ciudad, que ahora habita en solitario, antes le diera la espalda. Es pasados esos veinte minutos cuando irrumpe en escena Elle Fanning (Grace). Ella intentará contagiar algo de su aire de joven alocada al apocado Del, haciéndole creer que están solos en el mundo y que la ciudad es su gran parque de atracciones.

Con ‘¿Estamos solos?’ pasa lo que normalmente no suele ocurrir con los tráileres de las películas de hoy día. Su tráiler no nos engaña. Lo que vemos en el avance es lo que luego sigue en una línea continuista en el film. Con un marcado tono independiente, y dejando explicaciones sobre cómo se llegó al fin de la mayor parte de la civilización, y como otros no resultaron afectados.

Este film es básicamente un drama sobre la soledad y encontrar tu sitio en el mundo. Bien podría pasar por la versión de imagen real de Wall-E (Andrew Stanton, 2008). No hay nada en el film que no hayamos visto antes en otras películas con argumentos prácticamente calcados. Si no fuera por Dinklage, quizá estaríamos solamente ante un film independiente con ínfulas de cult-movie futurista de Serie B. ¡Ojo a cierto giro de guión que da entrada a los otros dos actores del reparto, justo después de una secuencia clave en la vida de Del!

No se puede decir que ‘¿Estamos solos?’ sea una mala película. Sería no ser justos, pero sí que tiene un ligero problema de ritmo. Cada vez que uno cree que el personaje de Grace dotará de más vida al film pasa todo lo contrario. Su llegada hace que el personaje se replantee su vida. Además, en cierto momento, uno puede llegar a ponerse nervioso por las formas en que su personaje comienza a desmontar la vida (otras dirán farsa) que Del se ha montado en el pueblo.

Más que menos, la mayoría se podrán sentir identificados con el sentimiento de soledad que arrastra alguien que, por uno u otro motivo, tiene una peculiaridad que le hace distinto a los demás. En eso Peter Dinklage era el actor perfecto para el papel que le toca representar.

Sobre Elle Fanning, su personaje no hace mucho por ganarse simpatías ni empatías. Lo cierto es casi acaba permaneciendo en el metraje como su rol, a regañadientes por parte de Del, y por obligación de cara al espectador. Eso sí, conviene destacar el momento del desayuno en familia. Ahí es forzada a dar más por el momento que le toca representar. En dicha secuencia cumple, aunque luego vuelve a sus “ropajes iniciales”. Del “otro dúo” de actores conviene no decir mucho para no entrar en destripes. Digamos que sus apariciones serán socavadamente hostiles.

En resumidas cuentas.
Concluyo esta crítica de ¿Estamos solos?. Un film pequeño protagonizado por un actor gigantesco. Una película con momentos de cierta eficacia opresiva que no consigue llegar a representar visualmente toda la soledad que pretende. Salvo cuando es Peter Dinklage quien aparece en pantalla en un papel con cero estridencias, que vive y siente de forma soberbia. Lástima que a nivel de guión apueste por dejar en el aire ideas interesantes (referentes a los ideales de la “otra pareja invitada”) y se centre demasiado en el personaje femenino, que termina por resultar irritante no por sus metas, si no por sus formas.

Tráiler de ¿Estamos solos?