En tierra hostil
Comparte con tus amigos










Enviar

Se habló de ella como la película del 2009. Inclusive ganó 6 Oscars, incluyendo “Mejor película” y “Mejor directora” para Kathryn Bigelow. Empezó sin hacer ruido y se convirtió en una película formidable que ningún seguidor del cine bélico puede perderse, aunque no se trate de una película bélica en cuestión, sino más bien de un drama de adicciones. De adicción a la adrenalina, a la guerra, a estar siempre a un paso de la muerte. Todo esto es lo que se siente al estar… ‘En tierra hostil’.

“Cada vez que salimos es como jugar a los dados. Vivir o morir”

En Tierra Hostil

Crítica de En tierra hostil

Cuando uno ve una película pueden pasar varias cosas: como que esperes algo realmente impresionante (debido a su campaña de marketing) y te lleves un verdadero chasco, o puede pasar que la veas sin interés alguno y acabes encantado porque no habías escuchado nada de la cinta en cuestión y no esperabas nada de ella, que es lo que me pasó a mí con este film. Una película muy sólida y con una estructura a prueba de bombas…

Y es que lo que se auguraba como una película más sobre la guerra acaba siendo algo realmente original. ¿Cuantas películas bélicas hay sobre la desarticulación de explosivos? Si, alguna hay pero una minoría, con lo que el primer punto ya está de cara a la película, una historia original. Una historia que, además, se basa en lo que un guionista vio realmente en Irak (ver el texto de más abajo de Kathryn Bigelow) y que se acerca bastante a lo que realmente puede suceder en zonas que sufren conflictos bélicos.

La historia está muy bien planteada, con unos personajes muy bien desarrollados, cada uno con su sufrimiento interno, ya sea por el miedo a morir, por el miedo al fracaso o incluso por el miedo a perder el interés de todo en esta vida. Y eso es lo que el sargento William James (Jeremy Renner) representa, un tipo nuevo que pondrá patas arriba todo. Su manera de ser y, sobre todo, de actuar sin miedo a nada… pondrá en cada salida a su equipo al borde de la muerte. Un tipo que no sólo arriesga su vida, sino que arrastraría con él a todo lo que le rodea. Ese será el mensaje que nos transmitirá la película, el vivir siempre en el límite, esa adicción a la adrenalina y acabar aborreciendo todo lo demás. Necesitar vivir al borde, al límite.

En Tierra Hostil

‘En tierra hostil’ cuenta con una fabulosa fotografía, con ese sol presente en toda la historia, recordándonos lo duro que debe ser servir en Irak. Unos planos generales muy bien conseguidos a los que sumar otros primeros planos que le vienen como anillo al dedo (como el genial vs que tendrán dos francotiradores en una de las mejores secuencias de la película). Es de agradecer que el film no destaque por su violencia, espectacularidad o disparos en plan slow motion, para nada… más bien destaca todo eso por su manera de ser narrado y representando, con esos soldados que pasan horas intentando acabar con el enemigo sin que este se dé cuenta. Todo esto mientras los compañeros, asustados, cansados y desorientados van soportando cada vez peor el estar en ese lugar.

Los actores, encabezados por el ya mencionado y hoy popular Jeremy Renner (ojo también a Anthony Mackie, su compañero “vengador”) nos llegan a hacer creer que estaban en pleno servicio en Irak ya que su papel es muy destacable. De nada habría servido el gran argumento del film si los actores no hubieran sido capaces de representar su rol de una manera creíble. Por suerte este no es el caso y redondean una gran película.

En Tierra Hostil

En conclusión.
Termino ya esta crítica de En tierra hostil, un estupendo drama bélico que todo seguidor del buen cine (ya no solo del cine bélico) debe visionar. La película sobresale por su dirección, la originalidad de su estupendo guión y las buenas actuaciones. Las explosiones, tiroteos y persecuciones nos aguardan en su interior, sirviendo a la trama y no la trama a ellos, algo muy a tener en cuenta para hacerse una idea de hacia dónde va la cinta. Todo eso y mucho más fue lo que hizo merecedora a su directora, Kathryn Bigelow, de todo lo conseguido. ¿Te la vas a perder?

COMENTARIO DE LA DIRECTORA:
“El miedo tiene mala reputación, pero es inmerecida. El miedo pone las cosas en su sitio y lo aclara todo. El miedo nos obliga a darle importancia a lo relevante y a olvidarnos de lo trivial. Cuando el guionista Mark Boal volvió de Irak, donde estuvo destinado para escribir un reportaje sobre una brigada de élite, me estuvo hablando de los militares que desarticulan bombas en pleno combate, una compañía de élite con una tasa de mortalidad muy alta. Me quedé boquiabierta cuando me comentó que eran extremadamente vulnerables y utilizaban poco más que unos alicates para desactivar bombas con radios de potencia de 300 metros. Supe que había dado con un buen proyecto cuando me contó que estos hombres son voluntarios, se prestan a poner su vida en peligro y a menudo les gusta tanto su trabajo que no se imaginan haciendo ninguna otra cosa. Kathryn Bigelow.

Tráiler de En tierra hostil