En pecado
Comparte con tus amigos










Enviar

¡Atención amantes de la comedia! Quienes estén buscando una película que los haga reír de verdad soltando muchas carcajadas este es su film. A más de uno les podrá recordar a ‘La vida de Brian’ (Terry Jones, 1979). Y, pese a que cuente con un par de fallos considerables, pasarán un buen rato viviendo y viendo ‘En pecado’.

Crítica de En pecado

Esta “particular” película pasó sin pena ni gloria. Y cuando digo esto me refiero literalmente. Seguro que muchísimos de quienes están leyendo esta reseña ni siquiera sabían que existía de no ser por esta crítica. Y es una gran pena… aunque también puedo entender los motivos.

Me llamó mucho la atención el tráiler del film porque se basa en la obra ‘El Decamerón’ de Giovanni Baccacio. Curiosamente, soy poseedor de dicho libro y me encontraba leyéndolo para entonces, por lo que inmediatamente pude identificar las referencias. Para quien no lo sepa, decir que ‘El Decamerón’ es una colección de 100 novelas cortas escritas entre los años 1351 y 1353. La acción se desarrolla en Italia, concretamente en Florencia. Allí siete chicas de la alta sociedad deben refugiarse de la peste bubónica en la campiña acompañadas de tres chicos. Durante las tardes, y para pasar el rato, se sientan en el jardín a contar una serie de historias para entretenerse. Muchas de ellas son comedias y de contenido erótico. Así pues, esta es la base para el film.

He de decir que, al nivel o por encima del material original, destacan sobremanera los actores. En particular tengo que llamar la atención con respecto a las actrices que hacen de monjas. Lidera la función mi compatriota Aubrey Plaza como la hermana Fernanda. A ella la acompañan Kate Micucci como la hermana Ginebra y Alison Brie como la hermana Alejandra. Todas y cada una de ellas son brillantes en sus papeles y pareciera que sus respectivos roles fueron hechos a la medida para ellas. Aunque la que más destaca es Plaza, quien también hace labores de productora. En el reparto masculino seguro que les suenan los nombres de Dave Franco (Massetto), John C. Reilly (Padre Tomasso) y Nick Offerman (Lord Bruno).

Seguro que a la hora de ver la película no serán pocos los que les llegue a la mente la cinta ya citada en la introducción, ‘La vida de Brian’ (Terry Jones, 1979). Y no van desencaminados, refiriéndome (claro está) al tono y al tema de la parodia/comedia de lo religioso.

Curiosamente tengo decir que esta película gana muchísimo más al verla doblada al español. Desde luego que las películas (con la debatible excepción de las obras de animación) han de verse en versión original, ya que si no se pierde la esencia y el cincuenta por ciento (o más) de la interpretación (e incluso les pediré que hagan lo propio aquí también). Ahora bien, el idioma español es muchísimo más rico en vocabulario y expresión. Y uno de los puntos fuertes de ‘En pecado’ son la gran cantidad de tacos y palabras malsonantes que escucharemos.

Al inicio de este artículo mencioné que esta película es bastante “particular” y que, pese a su gran material, tampoco me extrañó que muchos la desconozcan. Apenas recaudó poco más de 1 millón de dólares y a España llegó únicamente en formato DVD. Estoy seguro que un gran motivo se debe al gran problema que tiene en cuanto a ritmo y tono.

El contenido es desternillante. Realmente que lo es. Escuchar la cantidad de tacos que salen por la boca de las monjas, sus actitudes y las situaciones en las que se ven envueltas hará que no sean pocos los que lleguen a explotar en carcajadas. Ahora bien, muchas veces y para llegar a esos momentos, hay que pasar por largos ratos donde no sucede nada interesante (o gracioso) y se cae en grandes baches que terminan por aburrir, y hacer perder la atención del espectador, quien desea con ansias que se retome la comedia.

En cuanto al tono, decir que se supone estamos ante un film estrictamente cómico. Aun así, hay momentos donde se producen situaciones que van desde lo sexual hasta lo dramático sin razón. Francamente no sé en que estarían pensando porque son escenas que chocan, ya que se sienten, claramente, fuera de lugar y cualquiera con vista se da cuenta… Una verdadera lástima estos fallos en términos de ritmo y tono porque de lo contrario estaríamos hablando de una joya de la comedia.

Conclusión.
Finalizo esta crítica de En pecado, una disfrutable comedia basada en una obra buenísima. Cuenta con un reparto de lujo para el material y cuando brilla lo hace a tal nivel que las carcajadas están garantizadas. Les recomiendo que le echen un vistazo porque creo que les merecerá la pena.

Tráiler de En pecado