En la mente del asesino
Comparte con tus amigos










Enviar

En el año 2012 Alex Cross regresó a la pantalla grande. Y lo hizo con el rostro del comediante Tyler Perry, en lugar de Morgan Freeman. La película llevó por título ‘En la mente del asesino’. Al frente de la dirección el inclasificable Rob Cohen. Cohen prometió mantenernos pegados al asiento durante los 101 minutos del film. La pregunta es: ¿Cumplió su promesa?…

«Este sujeto es alguien preparado, un ex-militar al que le gusta infligir dolor».-Alex Cross.

Picasso

Crítica de En la mente del asesino

En esta ocasión voy a ser muy directo: ‘En la mente del asesino’ es un thriller más pobre que una mina de oro abandonada. Así de simple. Hacía tiempo que no veía una película tan previsible y aburrida como esta. Y eso que he visto películas que, a pesar de sus múltiples defectos, pueden ser más o menos entretenidas. Sin embargo, en este caso, y sin ser un truño, poco se puede salvar…

El principal y gran problema del film reside en que sus actores y director no se muestran comprometidos. Tan sólo es Matthew Fox el que lo da todo en el film. Así las cosas, su papel de «Picasso» (el nombre se lo pone el propio Cross al no tener un nombre real) es lo mejor del film. Su personaje propicia algunos de los momentos más trepidantes y espectaculares de la cinta, que por poco sirve para su ligero levantamiento.

Pero a pesar del buen hacer de Matthew Fox, ‘En la mente del asesino’ es aburrida como ella sola. Las situaciones suceden con torpeza y escaso interés (viendo quien es el director, poco se podía esperar). El suspense es totalmente nulo. Además, ¡ojo al dato! sólo hay una secuencia en la que verdaderamente funciona en términos de intriga… Y esto es grave, porque que en un supuesto  thriller sólo haya una secuencia de suspense que funcione es malo, pero que muy malo.

Alex Cross

En consecuencia, poco o nada se puede salvar de la torpe dirección de Cohen. El artesano se muestra aburrido y carente de interés en su filmación. De hecho, en ocasiones parece que está rodando una secuela de ‘xXx’ (aquella endiablada cinta que protagonizó un carismático Vin Diesel). Esto es así porque sus cambios de enfoque son en plan videoclipero (recuerdan sospechosamente a Salvajes’ de Oliver Stone, sólo que en este caso están peor situados que en aquella. Finalmente, sus escenas de acción «a lo Hollywood» (por lo menos, alguna tiene interesante, especialmente la que acontece en un edificio) dan lugar a la siguiente pregunta: ¿Era necesario?

Tampoco es que los actores salven la cinta. Tyler Perry intenta salir bien librado con su personaje, aunque no llega al carisma y garra de Morgan Freeman en las cintas en las que interpretó el mismo rol. Edward Burns se muestra perdido (desde hace bastante tiempo). Rachel Nichols como «mujer florero» hace lo que puede y el resto de actores también… Insisto, el único que se pega un papelón es Matthew Fox, pero su presencia sirve de poco para salvar al film… ¡Ah! y tampoco podemos olvidar a Jean Reno. El actor nacido en Marruecos también se deja ver intentando salvar la papeleta del personaje que le toca en suerte.

En la mente del asesino

En conclusión.
Finalizo esta crítica de En la mente del asesino, un thriller pobre, carente de cualquier interés y entretenimiento. Un film donde sólo Matthew Fox brilla en su papel de villano psicópata ¡y de qué manera! Sin embargo, el resto no ayuda absolutamente nada. Si no la ves… no te pierdes gran cosa. Si la terminas viendo… te importará bien poco.