El péndulo de la muerte
Comparte con tus amigos










Enviar

Roger Corman adapta libremente en este film el relato de Edgar Allan Poe ‘El pozo y el péndulo’. Destaca además este film por contar con un Vincent Price en estado de gracia que se convierte en el gran protagonista de la función de… ‘El péndulo de la muerte’.

Estás a punto de entrar en el infierno Bartolomé”.-Nicholás Medina.

El péndulo de la muerte

Crítica de El péndulo de la muerte

La verdad es que estas adaptaciones cinematográficas (casi teatrales por su puesta en escena) que en su momento hizo Roger Corman sobre las historias de Edgar Allan Poe están francamente bien. Siempre me han entretenido y gustado mucho. Y ‘El péndulo de la muerte’ no es una excepción.

En esta cinta encontramos varios de los temas y ambientaciones típicos de estos films de Corman/Poe como eran: los ambientes malsanos, las telarañas, las ratas, el polvo, los espíritus, el miedo, el terror, la culpa, el tormento, el aislamiento… Todo esto se da también en el film hoy comentado, basta sino ver ese ominoso castillo del caballero Medina repleto de polvo, pasadizos, telarañas, ratas… o ese sentimiento de culpa del propio Nicholas Medina que lo lleva a atormentarse echándose la culpa de la muerte de su esposa, Elizabeth, hasta desembocar en ese increíble final.

El relato de El pozo y el péndulo’ fue publicado por primera vez en 1842. Respecto a este relato en concreto cabe decir que Roger Corman coge elementos presentes en la historia original de Edgar Allan Poe pero va más allá. Lógicamente tratar de llenar 80 minutos de película respetando únicamente las 20 páginas (en mi edición de EDAF son 20 páginas) del relato original de Poe pienso que, si bien no imposible, sí que sería tremendamente complicado. Por ello, Corman y el guionista Richard Matheson (el famoso autor de sci-fi) sacan de las páginas de Poe: la Inquisición, la mazmorra con el pozo y el péndulo, o la propia ambientación de la misma… y todo esto se traslada a la película creando una serie de personajes que desarrollen la historia. Amén de concluir con uno de los protagonistas atado a la siniestra tortura que Poe relata en su narración (en la misma sólo había un personaje condenado por hereje por la Inquisición de Toledo y sentenciado a la tortura de el pozo y el péndulo).

Estamos pues ante una adaptación totalmente libre de la narración original en la que Corman y Matheson aprovechan además para insertar también otras fobias de Poe como: la culpa, el tormento, el miedo a un enterramiento prematuro… En fin, si te gusta el famoso y atormentado autor y su relato original, entonces, no veo motivo por el que este film no te vaya a gustar.

El péndulo de la muerte

Por otro lado, Roger Corman también hace un buen uso de la técnica del flashback, para tratar de acercarnos todavía más al personaje de Nicholas Medina, contándonos su infancia y matrimonio con Elizabeth (interpretada por Barbara Steele). Son pasajes breves de mirada al pasado pero de una importancia colosal en la trama de la película.

En el reparto del film hay que destacar, por encima de todos, al torturado señor del castillo Nicholas Medina, interpretado genialmente por Vincent Price. Un Vincent Price que lleva a su personaje desde la tristeza más aguda por la pérdida de su esposa hasta la locura más total en el acto final de la película. Y es que si esta cinta sigue funcionando hoy en día, mucha culpa de ello la tiene el carismático intérprete norteamericano que barre todo el protagonismo que el resto de actores pudieran tener.

Vicent Price

En conclusión.
Finalizo esta crítica de El péndulo de la muerte, una adaptación cinematográfica totalmente libre pero acertada del relato de Edgar Allan Poe ‘El pozo y el péndulo’. Una película que destaca por su ambientación malsana, por la carismática presencia de un genio como Vincent Price y por su terrible final.

Pulgada a pulgada, línea a línea, con un descenso que era únicamente apreciable a intervalos que parecían siglos, el péndulo bajaba implacablemente”.

El péndulo de la muerte