El mensajero
Comparte con tus amigos










Enviar

Dwayne Johnson ha salvado al mundo de los terroristas. Ha sido un delincuente-culturista. Ha conducido al lado de Vin Diesel. Y ahora, para esta película, se convierte en un padre coraje. Un padre desesperado por salvar a su hijo de la cárcel en… ‘El mensajero’.

“¿Y si yo hiciera ese arresto?”.-John Matthews.

John Matthews

Crítica de El mensajero

Cuando uno ve a The Rock en el cartel de una película lo primero que espera encontrarse son golpes a casporro, frases sentenciadoras y la enorme presencia de este actor. Un intérprete que, en sus inicios, renegó porque le comparasen con Schwarzenegger y Stallone. Johnson reclamaba su propia parcela, aun admirando y respetando a los grandes. Por fin, en los últimos tiempos, ha logrado colarse entre los actores de la nueva hornada del cine de acción. De hecho, es el action-man más importante de la actualidad.

Lo cierto es que Dwayne Johnson, aunque se ha mantenido dentro del cine más comercial, también ha sido capaz de alejarse de esos papeles planos e intentar ganarse un reconocimiento más allá de las tollinas y explosiones a tuti-plen. Algunos ejemplos han sido Sed de venganza’ (George Tillman Jr., 2010) y Dolor y Dinero’ (Michael Bay, 2013). En esta última el actor regaló una de sus interpretaciones más divertidas hasta la fecha, acompañado por Mark Wahlberg.

Entrando ahora con ‘El mensajero’, he de reconocer que me llevé una grata sorpresa. Principalmente porque el tráiler y el póster son bastante engañosos. Esta no es una película de acción al uso, sino que se encuadra (perfectamente) en el género del thriller/dramático. Aquí brillan más las interpretaciones que las escenas de acción. De hecho, estas se reducen a un par de tiroteos bien colocados y rodados. También tenemos una persecución de coches de la que servidor no destripará absolutamente nada.

Agente Cooper

Además, el director y guionista del film, Ric Roman Waugh, realiza un encomiable trabajo dotando de humanidad al personaje de Johnson. En un principio resulta un tanto extraño ver a este actor tan musculado recibir una zurra de los gangsters e incluso mostrarse temeroso en ciertos instantes. Ahora bien, esto denota el interés que Dwayne tuvo por interpretar al personaje. Seguramente, en manos de otro actor no hubiera sido tan chocante este contraste. Por si fuera poco, el fornido artista logra dotarlo de carisma y determinación, sumando también esa tenacidad muy suya, y logrando empatizar con el espectador desde el primer instante del film.

En el resto de actores nos encontramos con Susan Sarandon, Barry Pepper y Jon Bernthal, entre otros. Hay que reconocer que todos ellos logran unas más que convincentes interpretaciones. También destaca el villano de la película, interpretado por Benjamin Bratt. El actor encarna a un tipo que tan pronto está sereno como coge su M60 para liarse a tiros con otros miembros de carteles rivales.

Snitch

La dirección de Ric Waugh es bastante correcta, y logra dotar a su film de un aire de dureza rara vez visto en una cinta de estas características. En cierto modo recuerda a la película de Steven Soderbergh: Traffic’ (2000). Eso sí, aquí no se muestran lo malas que son las drogas con la dureza de aquella. En esta cinta se muestran los métodos y procedimientos de las fuerzas de la ley para atrapar a los criminales y narcos. Así pues, ‘El mensajero’ tiene una cierta sensibilidad realista, porque como decía más arriba, no es un film de acción, sino un thriller dramático rodado con buen pulso, contando con unas interpretaciones bastante convincentes y con un Dwayne Johnson que se mantiene en buena forma actoral.

Snitch

En conclusión.
Terminando con esta crítica de El mensajero, estamos ante un buen thriller dramático. Un film en el que «The Rock» demuestra que no sólo es un actor capaz de dar tollinas como panes, sino también puede interpretar a un padre coraje, a un duro policía, a un culturista o a un soldado de fuerzas especiales… y todo esto por su innegable carisma.

Tráiler de El mensajero