El contable
Comparte con tus amigos










Enviar

Bajo una premisa similar a una cinta de Jason Bourne, Gavin O’Connor nos trae un peculiar thriller de acción. Ben Affleck se mete en la piel de un misterioso contable con una serie de habilidades “perfectas” para “su trabajo”. Adentrémonos en la mente de Christian Wolff más conocido como… ‘El contable’.

“¿Quién es este hombre?”.-Medina.
“¿Él? Es el contable”.-Ray.

el-contable-ben-affleck

Crítica de El contable

En ocasiones, y de todos los estrenos que suelen ver la luz en cartelera en un año cualquiera (por ejemplo, 2016), hay films que no acaparan todas las atenciones. ‘El contable’ fue uno de ellos. A esto se le sumó el hecho de que cierta crítica se la “pulió” a base de bien. Así las cosas, la película quedó convertida casi en un estreno sin interés. Craso error.

El film realizado por Gavin O’Connor es una dispar mezcolanza de géneros, pero sumamente efectiva. Este es uno de esos raros casos en los que la mezcla funciona. Y funciona gracias a otros elementos como: el compenetrado reparto, el sólido guión de Bill Dubuque que combina muy bien toda la historia pasada del protagonista (el cómo siendo autista y con un padre veterano se va convirtiendo en lo que es hoy), y sus elementos de thriller y comedia. Estos últimos, eficazmente pergeñados por Anna Kendrick, quien vuelve a demostrar que tiene un futuro bastante prometedor. Amén de las violentas set-pieces que sazonan los 128 minutos de la cinta.

el-contable-anna-kendrick

Claramente, lo que une toda esta mezcla de géneros es la eficaz y sólida dirección de Gavin O’Connor. El cineasta mantiene un “tempo” narrativo coherente. Hace uso de flashbacks constantes, pero que ponen en situación sobre la infancia del personaje de Ben Affleck. Además, encontramos una narración donde todo está bien medido con su misterio sin resolver. Un misterio que viene acompañado por la aparición del personaje de Jon Bernthal, quien va poniéndose varios pasos por delante del de Affleck, para evitar que la verdad salga a la luz.

Por otro lado, también destaca Gavin O´Connor en la filmación de las secas escenas de acción. No se hace una visión explosiva de las mismas, sino que se acude a un realismo crudo. En las set-pieces la violencia se dispara: sangre, silenciadores, agujeros de bala… El cineasta no busca la flipación, sino la realidad.

Si bien es cierto que el guión de Bill Dubuque tiene una solidez narrativa admirable, tampoco se puede negar que puede pecar de ciertos “porque si” en el relato. Especialmente cuando algunas piezas se empiezan a juntar con el resto del puzle. Aunque esto suponga un pequeño defecto, ‘El contable’ sigue manteniendo su pulso narrativo a lo largo del metraje.

el-contable-accion

Dentro del notable reparto del film Ben Affleck lleva la batuta como Christian Wolff. Su compenetración con el personaje es sublime. Affleck (del que años atrás se mofaban) demuestra su enorme carisma e implicación con un rol de este calibre. Un tipo autista y que es incapaz de relacionarse con la gente. Hasta que entra en escena el personaje de Anna Kendrick con una solidez que, como siempre en ella, resulta digna de admiración.

Además están todos los secundarios y veteranos tales como: John Lithgow, J.K. Simmons y Jeffrey Tambor. Sus papeles son cortos pero magistrales y se aportan como engranajes al relato de una manera cuasi-perfecta. Así hasta Jon Bernthal como Brax, un sicario contratado. Mucho ojo a la escena en la que su personaje es seguido por el de Affleck y el cómo ambos son conscientes el uno del otro. La dirección de O’Connor sobre la escena denota conocimiento sobre las decisiones de casting.

el-contable-brax

En conclusión.
Finalizo ya esta crítica de El contable, una muy notable muestra de thriller con una mezcolanza de géneros muy dispar. Una película que sale muy airosa en todos sus aspectos. Aunque peque de ciertos “porque sí” en su tramo final, el resultado es un entretenidísimo thriller muy bien filmado, con unas notables interpretaciones de su reparto y un guión muy sólido.

Tráiler de El contable