Cronos
Comparte con tus amigos










Enviar

Fiel a su adoración por el género fantástico, Guillermo del Toro empezó su carrera con esta película de bajo presupuesto en su país de origen, México. Del Toro se rodeó de un puñado de actores competentes y en su imaginería visual se destapó el genio. Conozcamos el terrorífico artefacto de… ‘Cronos’.

“Los insectos son los preferidos de Dios. Cuando Jesús caminó sobre las aguas, los mosquitos van sobre las aguas, o la resurrección, las hormigas o las arañas, pueden ser despertadas después de mucho tiempo”.-De la Guardia.

cronos-artefacto

Crítica de Cronos

Mucho antes de que Guillermo del Toro llegara a ser popular dentro del círculo del terror y la sci-fi, empezó su carrera como director con este pequeño film fantástico que le hizo despuntar dentro de la industria cinematográfica, tanto en los Estados Unidos como en el resto del mundo. Este muy curioso giro del mito vampírico llevó al realizador mexicano a sobresalir muy alto y a ganar varios premios, entre ellos el “Mejor guión” en el Festival de Sitges 1993.

Con ‘Cronos’ del Toro dio rienda suelta a su delicioso amor por el cine fantástico, y lo hizo a través de una historia de ambiciones, muerte y terror. Una historia realmente suculenta gracias a un reparto de actores comprometidos y una imaginación muy fuerte (ya sabemos de dónde “sacó” Shyamalan para su ‘Sexto sentido’ lo del color rojo que iba más allá de un simple color).

cronos-de-la-guardia

Aunque ‘Cronos’ no es lo que se dice una obra redonda, puesto que a del Toro aún se le notaban las “costuras” y parte del ritmo narrativo no es tan satisfactorio como debería, dando lugar a ciertos bajones en su metraje de 90 minutos, o ciertos saltos de la historia principal a otra. Aún así, el famoso realizador consigue engancharnos gracias a su iconografía y su sentido de la atmósfera. De esta forma, son sensacionales las secuencias relacionadas con el lugar donde se encuentra Dieter de la Guardia, amén también al sensacional clímax al más puro estilo monster-movie de antaño que transcurre en una azotea (guiños de del Toro que se demuestra como puro fan del género).

La labor del reparto es muy notable: Federico Luppi está genial en su rol de Jesús Gris. También un habitual del director, Ron Pearlman, que rodó el film completamente en inglés y en algunas secuencias en español por exigencias del guion. Finalmente, destacar también en esta crítica de Cronos a un Claudio Brook totalmente hipnotizante como Dieter y la pequeña Tamara Shanath en un papel completamente mudo, pero lleno de matices.

cronos-arcangel

En conclusión.
Con este film Guillermo del Toro demostró sus enormes cualidades visuales y de homenajes al cine fantástico, sobre todo con su giro del género vampírico. Puede que en, muchos momentos, se le note que estaba empezando (tan sólo tenía dos cortos a sus espaldas) y se eche en falta ese refinamiento que, años más tarde, si conseguiría en películas posteriores. Aún así, película recomendada y más si eres seguidor del director nacido en Guadalajara.