Cómo acabar con tu jefe
Comparte con tus amigos










Enviar

El jefe… el jefe es ese sujeto que tiene sometido a su poder y que controla tu existencia en el ámbito laboral. El jefe puede hacerte pasar horas amables en el trabajo o hacerte descender al mismísimo infierno. En este segundo caso, es cuando surgen interrogantes como el de esta crítica de Cómo acabar con tu jefe.

“Estos tres hijos de puta van a morir de una forma u otra. Nosotros sólo vamos a acelerar el proceso natural”.

Cómo acabar con tu jefe trio de jefes

Crítica de Cómo acabar con tu jefe

‘Cómo acabar con tu jefe’ es una comedia en tono satírico que resulta alocada y sin descanso. Un film sobre cómo un jefe (y podríamos englobar compañeros) puede hacerte la vida imposible… hasta el grado de desear que desaparezca de tu vida de una manera u otra. Los jefes de esta comedia llevan a los protagonistas hasta sus límites y los humillan de tal manera que estos desean perderlos de vista de una manera definitiva. Primero piensan en largarse, pero cada uno tiene unas circunstancias concretas que les impedirán tomar carretera y manta. Circunstancias tales como: la edad, el hecho de reciclarse, el tener malos antecedentes o el supuesto de que tu propio jefe te amenace con que nadie del sector te contrataría porque él se encargaría de ello. Tan real como la vida misma.

Y es que en la película, los jefes de los personajes principales son tan protagonistas como estos. Cada uno con su estilo, a cual más malvado, siendo una divertida recreación de lo que miles de trabajadores verán en sus superiores. Y para tan importantes papeles se contrataron a tres grandes actores/actrices del panorama actual que se desenvolvieron con maestría en la maldad y perversidad, “cualidades” que destilan a la hora de hacerles imposibles las horas y horas de las jornadas laborales a nuestros protagonistas. Estos jefes fueron: Jennifer Aniston, Colin Farrell y Kevin Spacey en unos papeles muy a destacar. Casi por encima del trío protagonista.

Protagonistas, por cierto, interpretados por Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis, con un acierto similar al de los amiguetes de la trilogíaResacón en Las Vegas’. Los tres funcionan como un verdadero trío de colegas en el cual cada uno interpreta un rol (el tonto, el que va de guapo, el realista…) y eso hace que se complementen perfectamente, para suerte y gracia del espectador. Luego tendremos algunos cameos en forma de pequeños papeles que nos harán mucha gracia ver, ya veréis.

como-acabar-con-tu-jefe2

Todo lo anterior convirtió a la película en “un pequeño éxito inesperado”. Inesperado porque todo el mundo que la vio, al preguntarle te dirá que está mucho mejor de lo que esperaba, y pequeño porque no causó demasiado revuelo mediático (aunque si tuvo una muy buena recaudación), pero caló lo suficiente para que se rodara una segunda parte: Cómo acabar sin tu jefe 2′.

Personalmente me gustó bastante este film, me sorprendió y para mi fue muy divertida, más de lo que su extraña portada me daba a entender. Hay que advertir que su estilo de humor es bastante ácido y adulto, sobre todo por los tacos que se dicen en la misma de manera continua. Y la historia es lo suficientemente absorbente para no dejarte ir en todo lo que dura el metraje. Una historia cuya trama de asesinatos bebe en buena parte del film ‘Extraños en un tren’ (Alfred Hitchcock, 1951).

como-acabar-con-tu-jefe1

Conclusión.
Comedias hay muchas y muy divertidas. Este género tiene más competencia y más feroz si cabe que otros que andan más necesitados de películas que los hagan engordar. Pese a esto, este film es bastante destacable dentro de la marabunta de comedias y se apunta al club de “la trilogía Resacón” añadiendo elementos más adultos, más comentarios ácidos y menos conservadores… y alejándose más de la típica comedia de toda la vida. Y lo consigue de un modo que deja al espectador satisfecho con el visionado que acaba de llevar a cabo. Recomiendo que le echen un ojo, casi seguro que pasarán un divertido rato.

Tráiler de Cómo acabar con tu jefe