Chico y Rita
Comparte con tus amigos










Enviar

Cuando el cine español hace películas de las que enorgullecernos es cuando nos damos cuenta de que se va por el buen camino y de que calidad hay de sobra, que lo que falta son ganas o mayores presupuestos. Es por eso que producciones como ‘Chico & Rita’ no pasan desapercibidas. Nominada al Oscar como mejor film animado, ‘Chico & Rita’ no te deja indiferente.

chico-rita-piano

Crítica de Chico y Rita

‘Chico & Rita’ nace de la unión de tres directores con una manera de ver el cine que no hace más que complementarse entre si para narrar la historia que tenemos presente. Fernando Trueba, Javier Mariscal y Tono Errando son los encargados de dar vida a lo que consigue convertirse en una maravillosa historia musical made in Spain. Los diseños de Mariscal son el buque insignia (junto con la música) de esta producción y ello hace que ningún otro film de animación goce de la personalidad que adquiere esta obra. Además, la animación ha sido realizada de varias maneras: actores reales que prestaron sus movimientos y actuaciones a favor del film, unidos a la animación más tradicional. El resultado es algo precioso por momentos y realista por otros. Todo made in Mariscal en una de sus mejores obras, sino la mejor.

Chico & Rita

En los dibujos podemos entrever varios estilos, cada uno correspondiendo a una situación o una zona en concreto. Así, La Habana será soleada y con mucho colorido, mientras que las partes que discurren en Nueva York serán monocromáticas y muy oscuras, siempre desarrollándose la acción durante la noche.

Durante cuatro semanas se estuvo filmando en La Habana para recoger estilos, paisajes, gente y movimientos. Todo intentando asimilar la mayor cantidad posible de información de dicho mundo cubano y así poder convertir Chico & Rita en esencia cubana en su estado más puro. Todo bajo la batuta maestra de Fernando Trueba que supo en todo momento tocar con los pies en el suelo y transmitir lo que quería a sus compañeros, algo diferente a Mariscal que se dejaba llevar y que fuera lo que quisiera ser.

Teniendo en cuenta lo anterior, el guión se apoya en el mundo cubano y en especial en su música y en su forma de vivir el día a día. De hecho, diría que más que usar la música para el servicio del film, se usa el film al servicio de la música que está presente en la mayor parte del mismo. Música que se grabó originalmente para el film, Bebo Valdés es quien puso el ritmo mediante su composiciones. Unas partituras magistrales que a los amantes del Jazz, entre otros, encantarán y seducirán pues es el motor del film. Personalmente no me acaba de llenar dicho estilo pero hay que reconocer que está maravillosamente interpretado en esta película.

Chico & Rita

La historia es un típico bolero. Los boleros para los latinos son historias de amor terribles del tipo: no volveré a besar porque has besado los labios de otro. Y es esto lo que viene a ocurrir, con un Chico y una Rita que se van entrecruzando continuamente en los años posteriores a su primer encuentro, culpa de un caprichoso destino que no va a dejarlos disfrutar de su amor.

Hablando de la historia, hay que recalcar que los personajes de Chico y Rita son ficticios, igual que su historia y todo lo que sucede en el film. Lo que sí es real son algunas de las situaciones que ocurren en la película, stiuaciones tales como el asesinato de Chano Pozo. También veremos a otros músicos reales como Tito Puentes o Nat King Cole.

Toda esta pirotécnia visual y sonora fue una realidad gracias al presupuesto de 10 millones de euros con el que contó la película, un presupuesto muy grande para el cine español y más de animación. Y es que hablamos de una obra que llevó la friolera de 6 años de gestación, denotando el mimo y cariño con el que ha sido tratada. Puede gustar o no, puede llamarte más o menos su temática… pero no se puede discutir que ‘Chico & Rita’ es una delicia tanto visual como sonora.

Chico & Rita

Conclusiones.
Quiero creer en esta crítica de Chico y Rita que la misma ha marcó un antes y un después en nuestro cine de animación. Méritos no le faltan y originalidad menos. Es una animación muy diferente a la habitual generada por ordenador y puede no gustar a todo el mundo, que pueden tildarla de fea cuando realmente es maravillosa. También puede tener una historia (Cuba, el Jazz,…) que rehuye de las grandes modas para imponerse con personalidad propia. Y todo esto es, precisamente, lo que la película consigue. Ser un producto totalmente diferente y rebosante de originalidad y buen hacer. Personalmente la he disfrutado mucho pese a que no es mi estilo ni los temas que toca son de mi agrado. Aun así, no puedo más que recomendarla a todo el mundo porque es una película que para juzgarla debes verla y entenderla, momento en el cual, probablemente, caigas rendido ante su magia.

Tráiler de Chico y Rita