Cargo
Comparte con tus amigos










Enviar

‘Cargo’ es una película suiza de temática espacial (¿?) de muy bajo presupuesto y de un director que debutaba tras las cámaras. Ahora vamos a darle una oportunidad intentando desglosar su interior para ver qué es capaz de ofrecernos. Así pues, cuidado al subir al carguero espacial y, sobre todo, no rebusquéis en el compartimento donde va la carga, es zona restringida…

Cargo

Crítica de Cargo.
Este film es un claro homenaje a películas del género como Alien (Ridley Scott, 1979) u ‘Horizonte final’ (Paul W.S. Anderson, 1997) mezclados con el desarrollo de ‘Solaris’ (Steven Soderbergh, 2002). Directa desde Suiza, con unos directores prácticamente debutantes y con un presupuesto ridículo, ‘Cargo’ se encarga de narrarnos una historia a la antigua usanza, esto es: de naves espaciales, pasillos claustrofóbicos, frío espacial y una oscuridad eterna iluminada únicamente por la luz artificial interna de la nave.

No nos dejemos engañar, no se trata de una película pionera, arrasadora. Para nada. ‘Cargo’ es una fábula espacial, con un avance muy lento, tipo ‘Solaris’ y un desarrollo hecho para que se saboree lentamente, que entre por la retina y sin prisa. No hay necesidad de correr, asustar o de avanzar a mansalva. Lo que se pretende es deleitar pausadamente al espectador con unos entornos dignos de cualquier producción que costara 100 veces más, siempre que nos ciñamos a las declaraciones de uno de sus directores que dijo que el film había costado 1 millón de euros. Igual que los FX, se notan, en ocasiones, que son del montón, para ser en otros momentos fabulosos para un film de este presupuesto. Como comentaba, el desarrollo lento puede desesperar a más de uno que necesite mayor movimiento o un ritmo no tan pausible. Aun así, considero que no viene a ser el problema principal del film. Éste quizás recaiga en la falta de garra en general.

Cargo

Y es que tras una fenomenal primera media hora, luego el film decae un poco, cayendo en una sencillez que no lo viene demasiado bien. Necesita mayor empuje en esos momentos, para sacar así adelante el planteamiento global. Los actores no parecen ayudar, son un tanto distantes a todo lo que acontece, quizás destacaría a la desconocida Anna Katharina Schwabroh que interpretó a Laura Portmann, una mujer que tiene a su hermana y sobrinos viviendo en Rhea y hace años que no las ve. De esta forma, la solución para llegar con su familia pasa por alistarse como médico en un carguero espacial que transporta material de construcción. En concreto viajará a 4 años luz en sueño criogenizado. Pero algo raro ocurre en la mercancía y si quieren llegar vivos deberán averiguar qué sucede.

En relación a lo anterior es cierto que la cinta no aporta nada nuevo al panorama espacial, que nada de lo que veas será nuevo o revolucionario y que simplemente se limita a rendir culto y homenaje a las grandes producciones de las que bebe directamente sin complicarse la vida… pero, todas formas, prefiero quedarme con todo lo bueno que ‘Cargo’ nos puede ofrecer, que son muchas cosas… y más teniendo en cuenta su procedencia, su presupuesto y, sobre todo, su apuesta. Una apuesta que aunque sea sobre “seguro” es de encomiar. Destacaría su ambientación, realmente muy buena. También su temática y narración, que como he comentado a más de uno se le hará pesada pese a que es justa en su medida.

Cargo

Conclusiones.
Finalizo esta crítica de Cargo, una película que no engaña a nadie y que siempre pone las cartas sobre la mesa utilizando unos recursos ya vistos. Particularmente la considero un soplo de aire fresco en el género aunque si tuviera que guiarme únicamente por el sentido común te diría, estimado lector, que se deja ver y poco más. Pero si me guío por otros factores anteriormente comentados, y por el disfrute que me proporcionó en sus cerca de dos horas, te digo que, probablemente, disfrutarás con ella tanto como yo.