Capitán América: El primer vengador
Comparte con tus amigos










Enviar

En la fiebre superheroica desatada por Marvel Studios llega el momento para su superhéroe más mítico y carismático. El vengador lanzaescudos, el cabeza-alada, el héroe de las barras y estrellas. Es la hora de seguir al líder. Es la hora de… ‘Capitán América: El primer vengador’.

“Soy el Capitán América”.-Steve Rogers.

Capitán América. El Primer Vengador

Crítica de Capitán América: El primer vengador

Antes que nada conviene recordar que el Capitán América fue creado a principios de los años 40 por Joe Simon y Jack Kirby. Su primer número apareció por primera vez en marzo de 1941. Esta fecha fue tan sólo unos meses antes de que EE.UU. se implicara activamente en la Segunda Guerra Mundial. El cómic fue publicado por la editorial Timely Publications. En su portada se mostraba a un joven héroe luciendo una bandera americana en el pecho e impactando su puño contra la mandíbula de Adolf Hitler. Precisamente esta imagen se homenajea en la película a modo de representación teatral.

Como gran fan del personaje, puedo decir que este film resulta una muy notable adaptación del comic-book. Además, suma el extra de conseguir una puesta en escena realmente sensacional. Joe Johnston exprime al límite los 140 millones de presupuesto para regalarnos una ambientación, escenificación y detalles muy conseguidos. El film está tan bien rodado y ambientado que consigue transmitir la sensación de estar en un cómic del Capi de los años 40. Impecable puesta en escena. 

Peggy Carter

En relación a lo anterior, la película fue rodada en su mayoría en Reino Unido. Allí se accedió a los mundialmente conocidos estudios Shepperton en Surrey. Posteriormente, se amplió el rodaje en estudios con amplia cobertura en exteriores de Manchester, Liverpool, Gales y los estudios Pinewood. En la filmación, y como dato adicional, participaron en torno a 1000 personas en producción.

Además, como acabo de exponer, el film es una muy notable adaptación de la serie de cómics ‘Capitán América’ al mundo del celuloide. Es cierto que hay cambios importantes (no los desvelaré aquí para evitar “spoilers”) pero, en suma, el origen del personaje principal (El Capitán América) que es lo más importante, es respetado al 100% en la película. Es cierto que hay “algunos cambios” en las historias que los fans del personaje conocemos. Sin embargo, esto es comprensible ya que hablamos de una “adaptación”. Así pues, tratar de llevar al cine más de 40 años de aventuras en los cómics es casi imposible. Aquí sólo hay dos horas y una historia por contar, y eso es realizado casi a la perfección por Johnston.

La cinta también destaca por su gran tratamiento de personajes. El film se toma su tiempo en presentarnos a Steve Rogers y sus motivaciones. De tal forma que parte del metraje se emplea en que conozcamos bien a Rogers y que no todo sea llegar, inyectarse el suero, ponerse el traje y combatir nazis. También están francamente bien tratados los personajes de Peggy Carter, Abraham Erskine y Howard Stark, padre de Tony Stark. Incluso hacen su aparición los «Comandos Aulladores” de Dum-Dum Dugan, personalmente no esperaba encontrarlos en la película.

La única “pega” que le puedo poner en este aspecto es que me hubiera gustado que Cráneo Rojo hubiera tenido en el film un origen más similar al de los cómics. Naturalmente, esto habría hecho la película más larga, siniestra y oscura… y probablemente no apta para todos los públicos. Es la única pega importante que, como fan del personaje, le pongo a esta cinta en esta crítica de Capitán América: El primer vengador.

Hugo Weaving

Y siendo un film de superhéroes que además lleva por título ‘Capitán América’, la acción se torna importantísima. ¿Y bien?… pues en este aspecto el film es sobresaliente. Escenas de acción impecables y bien montadas y filmadas, y un escudo de las barras y estrellas que luce genial. Nada de cámaras mareantes ni de escenas alocadas en las que no se aprecia nada. Esta cinta nos demuestra que todavía hay esperanza para los amantes de las set-pieces bien rodadas. Joe Johnston y su equipo de especialistas salen muy airosos.  Ojalá que las escenas de acción de las películas de hoy en día estuvieran la mitad de bien rodadas que las de esta cinta.

Acaba por rematar esta notable película de acción superheroica la inconfundible música de Alan Silvestri. Sus notas son fácilmente reconocibles y de gran calidad. El caso de Silvestri es similar al de Tommy Lee Jones, difícilmente encontraremos una BSO suya que sea mala.

Capitán América: El Primer Vengador

“No aguanto a los matones, sean de donde sean”. Los luchadores de la libertad.

Chris Evans es Steve Rogers/Capitán América. Había muchas dudas acerca de si un actor con cierta vis cómica y que ya había interpretado a la Antorcha Humana en los films de Los 4 Fantásticos estaría a la altura para dar vida a todo un icono como es el Capitán América. Pues bien, las dudas se disipan bien pronto. Chris Evans da vida en pantalla a un notable Capitán América. Es lo que hay. Cierto es que todavía le faltaba el carisma que Steve Rogers ha ido alcanzando en los cómics Marvel, pero esto es algo que ha ido consiguiendo en las siguientes películas. Además me hizo olvidar por completo que antes había sido Johnny Storm. Ahora Chris Evans es Steve Rogers y tengo pocas vueltas que dar al asunto.

Atención al gran papel que se marca la para mi (por entonces) desconocida Hayley Atwell como Peggy Carter. Me cautivó gratísimamente dando vida a la mayor de las hermanas Carter. Una mujer dura en un mundo de hombres. Una mujer que si hace falta impone su respeto a puñetazo limpio. Todo un carácter y un papel que, sin duda, Hayley Atwell no olvidó con facilidad y que le posibilitó para protagonizar en la TV una serie sobre el personaje, Agente Carter’ (2015-2016).

También sorprendió, esta vez para bien, Dominic Cooper en el papel de Howard Stark. Está clavado como padre del creador de Iron Man. Tan es así que te lleva a pensar que en la realidad bien pudiera ser familia del propio Robert Downey Jr. Sin duda alguna, gran acierto su elección en el casting.

Tommy Lee Jones goza de muy buenos minutos en el papel de Coronel Phillips. Lee Jones es de esos actores de los que yo digo que es imposible encontrar una mala actuación. Aquí no podía ser menos y con él en pantalla todos se motivan para hacerlo mejor. Por su parte, Sebastian Stan nos regala un buen Bucky Barnes. Un Barnes muy alejado de la imagen que tenemos de él en sus orígenes en el cómic. En el film no es ningún compañerito del héroe. Aquí es un soldado hecho y derecho. Además, en ciertos momentos se aproxima con su domino del fusil a ese «Soldado de Invierno» de reciente aparición y del que luego se haría cargo en cuerpo y alma. Como curiosidad, grabó sus propias pruebas para el papel de Steve Rogers, no para Bucky. Sin embargo, en producción vieron que les encajaba más como Bucky.

Finalmente, y del lado de los buenos, tienen menos minutos en pantalla un sobresaliente Stanley Tucci como Abraham Erskine y el pelotón que forman Dum-Dum Dugan y sus «Comandos Aulladores». Este pelotón de combatientes están interpretados más que convincentemente por Neal McDonough, Derek Luke, Kenneth Choi, JJ Feild y Bruno Ricci. Por encima de sus compañeros aulladores  destaca un Neal McDonough sensacionalmente caracterizado como Dum-Dum Dugan.

Bucky Barnes

“Corta una cabeza y otras dos ocuparán su lugar. ¡Heil Hydra!”: Los enemigos del mundo libre.

En el bando de los malos, dos son las cabezas visibles que tienen que ser cortadas para matar a la bestia. Estas cabezas son las de Hugo Weaving y Toby Jones. El primero de ellos se mete en la piel del archienemigo del Capi, Johann Schmidt alias Cráneo Rojo. Hugo realiza un buen trabajo con el personaje al que pocos «peros» se le pueden poner (si acaso nos podemos quejar de su breve clímax, pero eso no es culpa del actor). Por su parte, Toby Jones da vida a un “visible” Armin Zola. Digo lo de “visible” porque aquí el «amiguete» Zola está lejos de ese ser esperpéntico y grotesco visto en los cómics. En el film encontramos un Zola humanizado y dominado totalmente por la personalidad y poder de Cráneo. Zola aporta los conocimientos y Cráneo los ejecuta y se aprovecha de ellos. Como vemos forman una “pareja feliz”.

Cráneo Rojo

En conclusión.
Muy notable adaptación del cómic ‘Capitán América’ a la gran pantalla y sobresaliente film de acción superheroica de facturación impecable. Además, ‘Capitán América: El primer vengador’ destaca también por las buenas actuaciones de absolutamente todo el reparto en un casting muy bien seleccionado.

Curiosidades.
-Se hicieron 4 escudos diferentes para el rodaje (el original o ‘héroe,’ el ligero, el de goma dura y el de goma suave). Cada uno tenía un uso diferente. Chris utilizó el original para los primeros planos. Alternó entre los otros tres en función de las necesidades de cada plano. El de goma suave siempre se utilizó para los combates.
-Para convertir a Evans en el muchacho Steve Rogers de 53 kilos de peso, el supervisor de efectos visuales, Christopher Townsend, empleó una colección de técnicas de efectos visuales. Entre ellas estaba la sustitución de cabeza. Esta se realizó con mayor credibilidad al ‘adelgazar’ tanto la cabeza como el rostro de Evans. Un doble corporal más delgado observaba la actuación de Chris en una escena y luego la imitaba lo más fielmente posible. A continuación, unían cuerpo y cabeza con el último toque mágico de Townsend.

No Apto

El Capitán América de los cómics: Origen y poderes.
Steve Rogers era un joven y débil patriota norteamericano deseoso de ayudar a su país y al resto del mundo del peligro de la amenaza nazi. Al ser declarado “no apto” por el ejército, decidió someterse a un experimento de máximo riesgo denominado “La Operación Renacimiento”. En ella tomó el suero de súpersoldado preparado por el Doctor Abraham Erskine, al tiempo que fue bombardeado por sus máquinas de vitarrayos para acelerar el efecto de la fórmula secreta que le convirtió en Capitán América. Rogers fue el único en someterse con éxito a esta operación. Nada más terminar la misma, Erskine fue asesinado por un espía nazi. De esta forma, el científico se llevó sus secretos a la tumba.

Rogers participó activamente en la derrota nazi en la II GM junto a su joven compañero Bucky Barnes. Casi al final de la guerra perdió a Bucky. Esto ocurrió en una operación-trampa orquestada por el Barón Zemo, un conocido y fanático nazi. El capitán quedó atrapado en un bloque de hielo durante muchos años. Finalmente, Namor lo liberó accidentalmente de su prisión de hielo. Cuando viajaban en un submarino, Los Vengadores se encontraron su cuerpo. Los héroes lo reanimaron, le dieron un nuevo hogar y el resto es historia. Historia que se trasladó al celuloide por todo lo alto con esta película.

El suero de súpersoldado que corre por sus venas otorga a Rogers: fuerza, velocidad, resistencia, agilidad, flexibilidad… súperhumanos. Está entrenado con nivel de Maestro en todas las Artes Marciales y de lucha conocidas por el hombre. Y es un reconocido estratega militar. El Capitán América siempre lleva su indestructible escudo de las barras y estrellas. El escudo está hecho de una aleación desconocida (en los últimos tiempos parece confirmarse que está compuesto de adamantium y vibranium). Tiene 76 cms de diámetro y pesa 5,5 Kgs. Años de entrenamiento le permiten manejarlo con la misma o superior pericia con la que Thor maneja el Mjolnir. Tanto el escudo como el Mjolnir son, junto a la armadura de Stark, las armas más poderosas del Universo Marvel.

Capitán América