Ártico
Comparte con tus amigos










Enviar

Es uno de los lugares más preciosos para la vista. Pero también es uno de los más desoladores de todo el planeta. Un lugar con temperaturas bajo cero y otros peligros que hacen casi imposible la supervivencia del ser humano. Ahora un piloto acaba de quedar atrapado en este territorio hostil. En Cineycine hemos sido testigos de la pericia de supervivencia de este hombre en ‘Ártico’.

Crítica de Ártico

Sorpresa positiva con el debut cinematográfico de Joe Penna, un realizador ligado exclusivamente a series de televisión y cortometrajes. Penna ha dado el salto cines con una propuesta que, a simple vista, puede parecer “otra película de supervivencia”. Sin embargo, encierra en su interior a un excelente protagonista y también una notable dirección. Amén de ciertas sorpresas y una tensa narración que demuestra que con poco se puede hacer mucho.

Lo más destacable de ‘Ártico’ es que el film no da un fondo para el personaje principal de Mads Mikkelsen. A diferencia de múltiples obras de supervivencia donde el espectador empieza con un precedente dramático o personal de los personajes antes del suceso, ‘Ártico’ directamente empieza con el protagonista metido hasta el fondo en su desesperada situación.

El recurso anterior permite a Penna y su a co-guionista, Ryan Morrison, presentar directamente el desolador panorama. Una tremebunda situación a la que Overgård se enfrenta junto a la manera de superar los peligros que moran en el desolador territorio nevado. En este sentido, Penna narra todo visualmente a través de hermosísimas panorámicas. Así pues, el film sigue la estela de “mostrar y no explicar”. Al igual que sucedía enCuando todo está perdido (J.C. Chandor, 2013) en el metraje casi no hay diálogos (menos de 10 líneas puede haber en total).

En la película recae todo el peso sobre Mads Mikkelsen. El actor danés vuelve a demostrar porque es uno de los mejores de esta generación. Su carisma y, sobre todo, su capacidad de transmitir sin necesidad de explicar al espectador le hacen conseguir una interpretación excelente y convincente de la situación por la que pasa su personaje.

A todo lo positivo ya comentado se suma la espectacular fotografía de Tómas Örm Tómasson. El fotógrafo se encarga de las espectaculares panorámicas para mostrar la belleza del lugar y el vasto territorio donde se encuentra atrapado Overgård. Por su parte, en la banda sonora destaca la ambiental música de Joseph Trapanese. Sus composiciones consiguen acercar todavía más al espectador a la ambientación y al aislamiento del protagonista.

Por su puesto hay que resaltar la notable dirección de Joe Penna, insisto en que es su primer film. Penna logra proyectar una eficaz sensación de aislamiento y abandono que oprime al público. Esto lo hace más cercano al protagonista. Se podría pensar que el film podría dar lugar a la simpleza, sin embargo, el realizador logra que la película se mantenga enormemente interesante. Para lograr este interés están las diversas situaciones que se le van presentando a Overgård y la ya citada gran labor de Mikkelsen dándolo todo. Finalmente, se agradece también que el film no dure más de 90 minutos generando con ello una sensación de contrarreloj.

En conclusión.
Termino esta crítica de Ártico, una muy buena película de supervivencia y un muy notable debut de Joe Penna. Una cinta filmada con tensión, fotografía excelente y una banda sonora que acentúa más si cabe la sensación de desolación. Finalmente, se tiene la suerte de contar con un gran protagonista como Mads Mikkelsen. Todo esto hace que, desde aquí, les recomiende este film.

Tráiler de Ártico