Anacleto: Agente secreto
Comparte con tus amigos










Enviar

“Anacleto, agente secreto” fue una serie de historietas creadas en los años sesenta por el dibujante español Manuel Vázquez Gallego para la legendaria “editorial Bruguera”. Ahora ha llegado el momento de abandonar las viñetas y de ver en la pantalla a… ‘Anacleto: Agente secreto’.

anacleto-presentacion

Crítica de Anacleto: Agente secreto

Si hay algo que no se le puede negar a la ya desaparecida editorial Bruguera es su legado, además de su estatus como buque insignia del cómic español. Sus semanarios y revistas mensuales eran los principales escenarios para tebeos como “Mortadelo”, “Zipi y Zape”, “Carpanta”, “Pulgarcito”, “Rompetechos” y muchísimos otros más, entre los que destaca, claro está, “Anacleto”. “Anacleto” fue creado por Manuel Vázquez en 1965 como parodia a las novelas y películas de espías, donde los clichés y tópicos eran utilizados en exceso y el aire costumbrista impregnaba las viñetas de unas historietas que se reían mucho de la sociedad española de la época.

anacleto-imanol-arias

Javier Ruiz Caldera, uno de los realizadores de comedia que más está despuntando en la actualidad, es quien llevó a cabo este traspaso del cómic a la gran pantalla, con un guión escrito por él mismo junto a Pablo Alén y Breixo Corral, con quienes ya trabajó en su anterior película, la comedia antirromántica ‘Tres bodas de más’.

Con un cierto aire al cine de Javier Fesser, responsable de las dos películas de “Mortadelo y Filemón”, esta ‘Anacleto: Agente secreto’ conjuga a la perfección la autoparodia con el homenaje. Además de reírse de sí misma, se ríe de los tópicos del cine de espías, convirtiendo al Anacleto protagonista en un James Bond patrio en horas bajas, más cercano al Maxwell Stewart, el Superagente 86 (de quien el propio Manuel Vázquez aseguró haberse inspirado para algunas de sus historietas).

anacleto-familia

Hay quienes dicen que el cine que se estrena en verano únicamente está pensado para hacer caja con espectadores unineuronales, quienes buscan el placer de una sala en la que el aire acondicionado les haga olvidar el sofocante clima exterior. Aquí es donde este film se sale de esta norma establecida para los estrenos veraniegos ofreciendo algo diferente.

En la película contamos con un Quim Gutiérrez más Quim Gutiérrez que nunca (y que aun así, sigue estando enorme), una Alexandra Jiménez dispuesta a volver a enamorar al público con su innata gracia, y un Berto Romero que se consolida como genuino actor de comedia (en su segundo largometraje). Tan solo quedaba esperar qué nos iban a aportar Imanol Arias y Carlos Areces ejerciendo de Anacleto y Vázquez, héroe y villano de la función, cuyos histrionismos y guiños al género de espías son los que convierten su eterno antagonismo en uno de los pilares de la trama, conjugada a través de desternillantes gags, acción perfectamente rodada y un plantel de secundarios de lujo liderado por Rossy de Palma que hacen que el film sea una digna película en homenaje a uno de nuestros clásicos del tebeo.

anacleto-carlos-areces

En conclusión.
La conclusión es muy clara en esta crítica de Anacleto: Agente secreto, una película que sirve como disfrute perfecto para los amantes de la nueva comedia española, de los cómics de Bruguera y de Quim Gutiérrez.

Tráiler de Anacleto: Agente secreto