Amanecer Zulú
Comparte con tus amigos










Enviar

Cuando era pequeño y vi esta película quedé francamente impresionado por la espectacularidad y realismo de sus escenas de batalla. Por ello, cuando supe que SUEVIA FILMS la lanzaba al mercado en DVD, la recuperé para confirmar aquellas sensaciones. Es hora de presenciar un nuevo ‘Amanecer Zulú’.

“Una tierra maravillosa que podríamos compartir. Dios Mío ¿por qué no hay sitio para todos?”.

Amanecer Zulú

Valoración:
Entretenida película de lo que podríamos denominar “hazañas bélicas”. Aunque bueno, aquí “hazañas”, lo que se dice “hazañas”, hay más bien pocas pues los zulús barren por completo al supuestamente preparado ejército británico.

En la película podemos apreciar claramente tres partes muy bien diferenciadas, a saber:
Una primera parte de presentación de personajes y situación en la que se va desarrollando el film. Es aquí dónde conoceremos a personajes como el General Chelmsford, el coronel Dumford, el oficial William Vereker o de forma más breve a otros como Cetshwayo o algunos cabos y sargentos el ejército británico.
Una segunda parte de movilización de las tropas en la que el director muestra como dentro del supuestamente preparado ejército británico había verdaderos novatos con miedo a morir e incluso niños. Así mismo, también se nos ofrecen las primeras dudas estratégico-militares entre los mandos ingleses.
Una tercera parte que es la batalla del ejército británico contra una horda interminable de zulús. Esta tercer parte es sin lugar a dudas sensacional. Los amantes de los films de aventuras bélicas y épicas disfrutarán enormemente con la puesta en escena y recreación de esta tremenda batalla que con enorme perfección plasma en pantalla el director Douglas Hickox. Sólo hay una palabra para definirla: ¡Sensacional!

Amanacer Zulú

Es obligado al hablar de este film el hecho de resaltar las actuaciones de Peter O´Toole, Burt Lancaster y Simon Ward.

Peter O´Toole da vida de forma increíble al general Chelmsford, un general de esos cargados de soberbia que no admiten sugerencia alguna y para los que sus órdenes son de obligado acatamiento. Chelmsford es de esos generales que no ven venir el fracaso hasta que este les pasa por encima como un mercancías.

Burt Lancaster por su parte interpreta francamente bien y por momentos sobrado al coronel Dumford. Dumford representa al militar que conoce bien la zona y que se ha sabido ganar no sólo la confianza de sus hombres sino también de los contingentes locales que lo respetan y si se diera el caso moriría por él. Es la cara opuesta del altivo Chelmsford.

Destaca también Simon Ward que me sorprendió muy gratamente al dar vida al voluntario convertido en oficial William Vereker. Vereker es un noble educado y respetuoso que sabe luchar con gran valor y honor.

Otros secundarios que se dejan ver en este film son un increíble Bob Hoskins en el papel del duro Sargento Williams y Denholm Elliott interpretando al Coronel Pulleine.

Burt Lancaster

Completa este film una buena BSO del Maestro Elmer Bernstein. Una BSO que brilla especialmente en las secuencias finales del film cuando Chelmsford contempla la masacre acontecida en el campamento de Isandhlawana. Momento sublime.

Peter O´Toole

En conclusión:
Película especialmente recomendada para los que como yo somos amantes del cine bélico, épico y de aventuras. A destacar de ella la fabulosa recreación y puesta en escena de la batalla final entre británicos y zulús… de quitarse el sombrero.

Curiosidades:

  • Los zulús son un pueblo de raza negra que habita en el África austral. Forman parte de la familia bantún que habita en la parte septentrional del Natal (llamada por ellos Zululandia –ZuluLand en la película-). En su tiempo vivían de la agricultura y el pastoreo y carecían de escritura.
  • En Zululandia se cultivaba la caña de azúcar, el tabaco, el maíz, el algodonero.
  • Los ingleses iniciaron la conquista de la zona en 1830 y no fue una empresa fácil pues hasta 1890 no lograron someterla.
  • Peter MacDonald (‘Rambo III’, ‘Soldado de fortuna’) se ocupó en este film de la dirección y fotografía de la segunda unidad.

“Un soldado profesional debe mantenerse firme y sereno en momentos de tensión”.

Imperio Británico